Bellez

El limpiador facial casero (y sin riesgos) para todo tipo de pieles

limpiador facial casero
Descubre el mejor limpiador facial casero

Utilizar un limpiador específico para el rostro es importante para cuidar con esmero la piel, ya que es en esta zona donde es más delicada y está expuesta a los agentes externos constantemente. Pero cuidado con lo que adquieres, ya que muchos contienen químicos que tienden a irritar o resecar la piel. A continuación encontrarás una receta muy fácil de hacer en casa que te permite hacer un jabón o limpiador facial casero apto para todo tipo de pieles.

El limpiador facial para todo tipo de pieles

Entre los ingredientes principales de este limpiador facial casero, se encuentran el aceite esencial de incienso , ideal para nutrir la piel, el de lavanda, que en cambio ayuda a suavizarla y calmarla, en caso de rojeces. Y luego no puede faltar el aceite de almendras, que aporta todas las vitaminas esenciales que tu rostro necesita, además de un suplemento de vitamina E, fundamental para prevenir los signos de la edad.

Veamos sin embargo, todos los detalles de lo que necesitamos y como no, los pasos a seguir para elaborarlo.

Ingredientes

  • 200 ml de manzanilla orgánica fría (o agua filtrada o destilada)
  • 100 ml de jabón de castilla líquido
  • 1/2 cucharadita de aceite de almendras orgánico
  • 3-4 gotas de aceite de vitamina E
  • 8 gotas de aceite esencial de incienso
  • 8 gotas de aceite esencial de lavanda

Preparación

  • Toma un recipiente lo suficientemente grande (un dosificador o una botella de gel de ducha que se te haya terminado también puede funcionar) y primero agrega el jabón de castilla líquido, que es un limpiador suave y también adecuado para pieles más jóvenes, aceite de almendras orgánico y aceite de vitamina E. .
  • Luego tienes que agregar los aceites esenciales según sea necesario. Estos dos productos no son obligatorios y por supuesto puedes evitarlos si te molesta el olor. En caso de que los agregues con unas gotas será más que suficiente.
  • En este punto puedes agregar la manzanilla o agua para llenar la botella. Agita muy bien la mezcla y ¡listo! ya puedes usar el limpiador tantas veces como lo necesites.

Si deseas obtener excelentes resultados, lo único que tienes que hacer es masajear con las palmas de las manos durante aproximadamente un minuto y luego enjuagar con agua tibia o a temperatura ambiente. O en el caso de que lo tengas un cepillo facial puede venirte muy bien para que la limpieza con este jabón casero que vayas a hacer sea mucho más efectiva. Tu piel no solo estará más limpia sino que al acabar la notarás más suave e hidratada.

Lo último en Lifestyle

Últimas noticias