Belleza

Cómo hacer jabón casero

Jabón
Prepara tu propio jabón casero

¿Quieres crear tu propio jabón casero? Te contamos dos fórmulas, la clásica y otra más sencilla y rápida para que puedas elegir.

Tal como se preparaba hace siglos, el jabón casero artesanal, hoy puedes elaborarlo en casa. El proceso en principio parece laborioso pero es fácil y el resultado vale la pena. En otro artículo hablamos de cómo hacer un baño maría hoy te contamos dos recetas de jabón casero para que escojas la que más te guste.

Versión con glicerina y limón

Esta es la forma más sencilla no usamos sosa cáustica y el resultado es bastante bueno. Es fácil porque utilizamos como base un jabón de glicerina que fundimos. Es un jabón ideal para pieles apagadas y con tendencia a las manchas ya que la vitamina C del limón tiene efectos antioxidantes y aclara las manchas.

Ingredientes

  • La ralladura de 2 limones
  • 500 gramos jabón de glicerina (lo encuentras en supermercados)
  • Aroma a limón (te sirve los de pastelería que venden en supermercados)
  • Un recipiente de vidrio
  • Un recipiente para usar como molde

Cómo hacer jabón casero con glicerina y limón

  1. Coloca el jabón de glicerina en un recipiente apto para el microondas. Programa 1 minuto a  máxima potencia, revisa si está blando y si le falta añade intervalos de 30 segundos hasta que la textura sea blanda.
  2. Dejamos que repose, rallar los limones, y mezclar con la glicerina derretida. Remover con una cuchara de madera y añadir el aroma de limón.
  3. Verter esta mezcla en un molde y dejar que se enfríe durante unas dos horas.
  4. Desmoldar el jabón envolver en film de plástico y al congelador durante una hora.
  5. Transcurrido este tiempo dejar reposar un rato y ya podemos cortar en trozos.

Versión tradicional con sosa cáustica: jabón de Castilla

Esta receta y otras similares que se preparaban en otros países tienen siglos de historia desde que se sintetizara la sosa gracias a Nicholas Leblanc en el siglo XVIII. La receta del jabón casero elaborado con sosa cáustica  y grasa (como el aceite) ha pasado de generación en generación.

Este jabón se usaba tanto para lavar la ropa como para la higiene personal. No era un ‘jabón de tocador’ con fragancia y mucha espuma pero cumplía su función. La sosa cáustica es muy tóxica, por eso para manejarla necesitamos, guantes para proteger las manos y gafas para proteger los ojos.

Ingredientes

  • 500 g de perlas de sosa cáustica sólida (en droguerías o supermercados)
  • 3 litros de aceite de oliva
  • 3 litros de agua

Utensilios

  • Una cubeta o cubo de plástico
  • Guantes
  • Gafas
  • Un pañuelo

Cómo hacer jabón tradicional con sosa cáustica: jabón de Castilla

  1. En primer lugar ponte las gafas, un pañuelo que tape la boca y lo guantes. Tu look no será como para salir en el ‘Hola!’ pero son precauciones importantes que no debemos olvidar.
  2. Añade el agua a la cubeta y luego poco a poco la sosa cáustica. Recuerda primero el agua, luego añades poco a poco al agua la sosa (no al contrario) para evitar que salgan vapores tóxicos. Ten en cuenta que la sosa disuelta en agua libera calor, y se convierte en lejía, por lo tanto tendremos que dejar que se enfríe.
  3. Cuando notemos que ya no quema añadimos poco a poco el aceite y removemos con una cuchara siempre en la misma dirección.  Comprobarás que la mezcla se va haciendo cada vez más densa. Este proceso es lento, hay que remover al menos 1 hora hasta tener la textura deseada. Puedes adelantar con la batidora, así que cuando te canses de remover lo dejas, descansas y vuelves de nuevo.
  4. Cuando la cuchara o la batidora te salga totalmente limpia ya tenemos el jabón casero en su punto.
  5. Verter el jabón en una caja o molde de plástico y esperar que se enfríe  y endurezca durante 48 horas. Puedes déjalo en un lugar aireado como la terraza o la galería.
  6. Transcurrido el tiempo de reposo solo nos queda desmoldar y cortar en trozos
  7. Envuelve en papel de cocina o de periódico y deja secar o ‘curar’ el jabón durante un mes en un armario donde libres de corrientes y de luz. Este proceso es necesario para que la sosa cáustica se neutralice.
  8. Transcurrido un mes ya podrás usar el jabón. Introduce cada taco en agua, enjuaga y listo. Lo puede usar tanto para la limpieza de la casa como para la higiene personal (la sosa cáustica se ha neutralizado no es nocivo para la piel).

¿Te han sido útiles los pasos para hacer jabón casero?

Temas

Últimas noticias