Villarejo pide investigar a Martín Blas porque cree que fue quien grabó la cita con el CNI sobre el ‘pequeño Nicolás’

Martín Blas
El comisario Marcelino Martín Blas (Foto: OKDIARIO).

El comisario José Villarejo apunta al comisario Marcelino Martín Blas como la persona que grabó el encuentro secreto mantenido por el propio Martín Blas, dos agentes del CNI y dos policía en octubre de 2014, donde se habló del presunto "lavado de pruebas falsas" para incriminar a Francisco Nicolás.

OKDIARIO ha tenido acceso al escrito presentado ayer por Villarejo ante el titular del Juzgado de Instrucción nº 2 de Madrid, Arturo Zamarriego. El comisario pide al juez que archive las acusaciones que pesan contra él en este caso y le solicita una serie de investigaciones para aclarar si el propio Martín Blas fue quién grabó la reunión con el CNI desde su propio teléfono móvil, y posteriormente, la envío por correo electrónico a una tercera persona.

Según Villarejo, la investigación se halla en un "callejón sin salida jurídica, propiciado por la parcial Comisión Judicial (encabezada por Martín Blas y encargada de investigar el caso), que por razones que desconocemos, aún no ha sido disuelta".

El comisario asegura que no se puede demostrar que los dos agentes del CNI hicieran la grabación del encuentro, porque no se aporta la información requerida al ser secreta. Después, hace referencia al último informe de la Unidad Central de Criminalística de la Policía del 15 de noviembre que tras analizar el móvil de Martín Blas desbarata su "novelesca" teoría de la grabación.

Martín Blas aseguró que su reunión con el CNI se grabó sin su consentimiento desde su móvil porque una tercera persona lo activó de forma remota, aprovechando unas aplicaciones que le había instalado previamente el Cuerpo Nacional de Policía.

El informe de Criminalística asegura sin embargo que las aplicaciones COMsec y MobileDesk MDM "no tienen capacidad de controlar de forma remota las comunicaciones" y que estas aplicaciones en la fecha de la grabación "carecían de las licencias validadas", por lo que no pudieron en ningún caso utilizarse.

Por todo ello, Villarejo asegura que "la tesis acusatoria de la parcial Comisión Judicial se fundamenta sobre una acreditada y evidente imposibilidad técnica" y por lo tanto, "el relato fáctico artificiosamente construido se derrumba como un castillo de naipes".

A continuación, el escrito vuelve a hacer referencia al citado informe de la Unidad Criminalística para destacar que en el teléfono oficial de Policía de Marcelino Martín Blas, éste utilizó 4 cuentas de correo electrónicas, no oficiales, con identidades falsas: "telecomunicaciones.fax@gmail.com, correo.de.lionel@gmail.com, alfaro.gomez.gil@gmail.com y rocioperezlorente@yahoo.es".

Villarejo afirma que la grabación se podría haber enviado "a terceros a través de algunos de esos correos electrónicos" y esta tercera persona habría empleado otro dispositivo para grabar a su vez el audio enviado por Martín Blas.

Escrito del comisario José Villarejo.
Escrito del comisario José Villarejo.

Por todas estas cuestiones, Villarejo insta al juez a dictar el auto de "sobreseimiento y archivo de las actuaciones" contra él, "reencauzar la investigación conforme a hipótesis fácticas que sean posibles, tras disolver la parcial Comisión Judicial" y ordenar a la Unidad Central de Criminalística que extraiga del móvil de Martín Blas "todos los correos electrónicos remitidos o recibidos" entre octubre y diciembre de 2014.

Lo último en Investigación