Un socio de Roures desvió fondos de TV3 para amueblar el despacho del jefe de gabinete de Artur Mas

Un socio de Roures desvió fondos de TV3 para amueblar el despacho del jefe de gabinete de Artur Mas
David Madí (ex jefe de gabinete de Artur Mas), el millonario Jaume Roures y el productor Oriol Carbó, propietario de Triacom Audiovisual.

Oriol Carbó, propietario de la productora Triacom Audiovisual participada por el grupo Mediapro del millonario Jaume Roures, desvió fondos de TV3 para amueblar y pagar todos los gastos del despacho de David Madí, que ha sido jefe de gabinete del ex presidente Artur Mas.

David Madí abandonó la política en 2010, tras ser director de las campañas electorales de Convergència y director de Comunicación de la Generalitat. Sin embargo, ha seguido siendo uno de los principales cerebros del procés, como ha puesto en evidencia la Operación Vólkhov, en la que está imputado por tráfico de influencias.

A lo largo de 2011, Oriol Carbó pagó 28 facturas que suman 8.826,77 euros para pagar los muebles, e incluso las facturas de teléfono y las cápsulas de café Nespresso del despacho que David Madí había abierto en el número 102 del Paseo de Gracia de Barcelona para hacer negocios a través de su consultora ICAT Desenvolupament, gracias a sus vínculos políticos.

Aunque Oriol Carbó pagó estas facturas desde una de sus sociedades personales, Orieu 110591 SL, un informe de la Agencia Tributaria señala que para ello utilizó los recursos económicos que obtenía de TV3 su productora Triacom Audiovisual SL, en la que el grupo Mediapro del millonario Jaume Roures tenía una participación del 10%.

Un frigorífico, una nevera y un microondas

Cuando la Agencia Tributaria preguntó al socio de Roures por qué había pagado numerosos gastos personales de un destacado dirigente de Convergència, Oriol Carbó le limitó a indicar que «ayudó a montar el despacho a un amigo». Los inspectores de Hacienda insistieron en esta cuestión, pero el productor no pudo dar muchas más explicaciones: «El señor Madí no debía tener una estructura necesaria y le ayudé», comentó.

Aunque aseguró que conocía a David Madí desde hace «15 o 20 años», no pudo aclarar si estos pagos se debían a que el ex jefe de gabinete de Artur Mas había intervenido en alguno de los negocios de su productora, Triacom Audiovisual. «Es posible que interviniera en algún análisis o similar, pero con posterioridad a las fechas de estas facturas», se limitó a contestar, según consta en el informe de la Agencia Tributaria al que ha tenido acceso OKDIARIO.

Unas explicaciones insuficientes, aunque la lista de facturas del despacho de David Madí pagadas por Oriol Carbó es suficientemente significativa. El informe de la Agencia Tributaria señala que «la práctica totalidad de las facturas contabilizadas y pagadas en 2011 por la sociedad Orieu 110591 SL [de Oriol Carbó] corresponden a compras efectuadas para reformar y equipar el despacho» de David Madí en el Paseo de Gracia. En casi todas las facturas se hizo constar esta dirección como el lugar en el que debían entregarse los artículos comprados.

En el mes de febrero de 2011, la sociedad de Oriol Carbó pagó para el despacho de Madí una factura de 420 euros correspondiente a una cafetera Citiz Nespresso con sus correspondientes cápsulas, así como un dispensador de azúcar (26,50 euros) y una «bandeja de madera Togo» con más cápsulas de café Nespresso (72 euros).

Un socio de Roures desvió fondos de TV3 para amueblar el despacho del jefe de gabinete de Artur Mas
El informe de Hacienda enumera las facturas que pagó Oriol Carbó para amueblar el despacho de David Madí.

Aquel mismo mes de febrero, el socio de Jaume Roures en el grupo Mediapro regaló al ex jefe de gabinete de Artur Mas un frigorítico Teka frigo TS138 y un microondas Palson 30534 Sapphire (234,90 euros), seis unidades de vasos Top Class Dof (37,70 euros) y artículos de papelería por importe de 439,82 euros.

Un mes después, en marzo, Oriol Carbó le pagó a David Madí dos facturas de 462,70 y 62,70 euros, correspondientes al consumo de las dos líneas de teléfono de su despacho, así como un pedido de 2.970,06 euros de material de papelería.

En abril, Carbó le pagó al ex jefe de gabinete de Artur Mas varios colgadores y un paragüero de diseño de la firma Minim arquitectura interior (895,62 euros), una lámpara de sobremesa Sidney AC 5000 y una  trituradora de papeles Rexel RDX2070 (1.266 euros), la colocación de varios cuadros en las paredes de su despacho, más cápsulas de café Nespresso (34,10 euros), otra factura de telefónica de 265,29 euros y un pedido de papelería de 1.266,71 euros, que incluye dos archivadores, una calculadora de sobremesa HS-121TGA y dos papeleras metálicas de cromo.

Y así durante seis meses, hasta alcanzar la cifra de 8.826,77 euros en junio de 2011, para que no le faltara ningún detalle al despacho de David Madí. En cualquier caso, Oriol Carbó no negó estos hechos ante la Agencia Tributaria y reconoció que nunca pidió a Madí que le devolviera este dinero. Se limitó a indicar a los inspectores de Hacienda que lo había hecho para «ayudar a su amigo a montar el despacho».

Un socio de Roures desvió fondos de TV3 para amueblar el despacho del jefe de gabinete de Artur Mas
El informe de la Agencia Tributaria recoge las explicaciones que Oriol Carbó ofreció sobre estos pagos.

David Madí había cobrado aquel año 181.030 euros de otra de sus sociedades, Nubul Consulting. Durante su etapa como secretario de Comunicación de Convergencia (hasta 2010) cobraba del partido un sueldo de 115.000 euros anuales. Por tanto no tenía grandes dificultades económicas para amueblar su despacho.

Como ha informado OKDIARIO, Oriol Carbó también utilizó dos de sus sociedades, Orieu 110591 SL e Inversions OCS 210163 SL, para pagar 91.000 euros a la mujer de David Madí, Sandra Buenvarón Gimeno, y otros 105.000 euros a la mujer del ex secretario general de Convergència, Oriol Pujol Ferrusola, luego condenado a dos años y medio de cárcel por cobrar comisiones ilegales en el caso ITV.

La mujer de Oriol Pujol justificó estos cobros ante Hacienda con cuatro informes de menos de 20 folios, escritos apresuradamente y llenos de faltas de ortografías y datos imprecisos. En cambio, la mujer de David Madí no pudo justificar con ningún documento los 91.000 euros que cobró de Oriol Carbó por supuestas labores de «asesoramiento jurídico, fiscal y contable».

David Madí está imputado por tráfico de influencias en la Operación Vólkhov. Los pinchazos telefónicos ordenados por el juez indican que ha sido uno de los principales cerebros del procés y que estaba en contacto con el ex terrorista de Terra Lliure Xavier Vendrell (hoy en las filas de ERC) para para hacer negocio con los test rápidos del coronavirus que contrata la Generalitat, de la que ha sido alto cargo durante años.

Por otro lado, la Agencia Tributaria ha constatado que Oriol Carbó desvió desde su productora Triacom Audiovisual (participada en aquel momento por el grupo Mediapro de Jaume Roures, propietario del diario podemita Público) 750.000 euros de TV3 para pagar mediante facturas falsas gastos de la campaña electoral de Artur Mas en los comicios autonómicos catalanes de 2010.

Lo último en Investigación

Últimas noticias