Rosauro Varo se perfila como próximo presidente de Prisa con apoyo de Telefónica y Amber Capital

Rosauro Varo se perfila como próximo presidente de Prisa con apoyo de Telefónica y Amber Capital
Iván Redondo (jefe de gabinete de Pedro Sánchez), el empresario Rosauro Varo y el máximo accionista de Prisa, Joseph Oughourlian.

Rosauro Varo (Sevilla, 1979) se perfila como el candidato elegido por Telefónica y el fondo de inversión Amber Capital para presidir el Grupo Prisa, propietario de El País y la Cadena SER. El abogado sevillano, que con tan sólo 17 años se convirtió en empresario de la noche, cuenta también con el apoyo de La Moncloa, que desde hace meses puso en marcha un plan para recuperar el control en Prisa. La operación ha estado liderada por el hombre fuerte de Pedro Sánchez en Presidencia, Iván Redondo, según fuentes próximas al gurú monclovita.

Varo, del que sus enemigos destacan su vertiente “socialité” y no la empresarial al estar casado con Amaia Salamanca, es consejero de Prisa desde el 22 de diciembre pasado por lo que cumple el requisito más importante para poder acceder a la presidencia: formar parte del Consejo de Administración del grupo mediático. Varo fue elegido vocal y consejero independiente a petición de Joseph Oughourlian, el máximo accionista de Prisa –Amber Capital– que posee el 29,8% de las acciones. Oughourlian, que ocupa la vicepresidencia, controlaría la mayoría de la decena de consejeros del holding con el visto bueno de La Moncloa.

El capital de Oughourlian se aproxima al tope del 30% permitido por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sin tener la obligación de presentar una Oferta Pública de Adquisición (OPA) para tomar el control de una compañía. El fondo Amber Capital controla en la actualidad una cartera de más de doscientos millones de acciones de Prisa, lo que significa una inversión de casi 300 millones de euros. El problema del holding mediático es que su valor en bolsa no supera los mil millones de euros, una cifra menor que su deuda neta que en 2020 ascendía a 1.097 millones.

El inversor franco-armenio, además, ha visto ampliado su poder con la compra por parte de Vivendi, socio del grupo francés Lagardère, del paquete de acciones (7,6% del capital) en manos del banco HSBC. La operación se fraguó el pasado jueves también con el plácet de Presidencia del Gobierno.

Así mismo, según fuentes de Prisa, Varo también cuenta con el apoyo de José María Álvarez-Pallete, el presidente de Telefónica. La compañía, de la que el propio Varo es accionista, dispone de una participación del 9,5 en la editora de El País.

La sombra alargada de Redondo

La operación de La Moncloa para controlar el grupo fundado por Polanco se inició entre abril y mayo de 2020 con un acuerdo secreto con el inversor franco-armenio Oughourlian para destronar de la presidencia de Prisa a Javier Monzón, considerado un hombre del Banco Santander.

El propietario de Amber Capital aprobó la iniciativa de Iván Redondo porque era la única manera de recuperar el dinero invertido en el grupo español. El Gobierno, interesado en el control de El País y la SER para completar su puzzle mediático, no puso pegas para que, con la venta de Santillana, Amber Capital pudiera recuperar los más de 200 millones de su inversión. A partir de ahí, el ex holding de Polanco se limitaría a la gestión del periódico “independiente de la mañana” y la emisora de radio. El contador de su deuda se colocaría a cero para iniciar una nueva etapa.

Javier Monzón
Javier Monzón, ex presidente de Prisa (Foto: EFE).

La operación ha estado pilotada por Iván Redondo y Oughourlian. El fundador de Amber Capital en Nueva York en 2005, tras haber pasado por la Societé Generale en París, ingresó en el consejo de Prisa a finales de 2015 y pasó a ser vicepresidente del Consejo de Administración en abril de 2019. Su protagonismo fue clave para derrocar a Monzón de la presidencia.

En las negociaciones a tres bandas –Gobierno, Amber Capital y Telefónica– José María Álvarez-Pallete puso como condición que el nuevo presidente de Prisa no fuera un político o procediera del mundo de la política, según ha podido verificar OKDIARIO de fuentes de Telefónica. Fue entonces cuando se fijaron en Rosauro Varo, que encajaba perfectamente con el perfil de ejecutivo buscado por Oughourlian. Es un empresario joven –41 años– pero con experiencia, que se hizo millonario en el mundo de las telecomunicaciones, que mantiene buenas relaciones con los socialistas, que forma parte del círculo de Telefónica y que facilitaría el consenso ya que no sería mal visto por la mayoría del Consejo de Administración.

De la noche a las telecos

Varo ya a los 17 años se manifestó como un empresario precoz cuando montó en Sevilla “Telebotellón”, un servicio que distribuía bebidas a domicilio. El negocio fue montado con una inversión de 1.500 euros que le prestaron sus padres. Años después llegó a controlar más de 20 locales de diversión en varias ciudades. El joven empresario dejó Sevilla para radicarse en Madrid donde, por medio de la sociedad Bosynet, llegó a disponer de 20 tiendas Vodafone y a emplear a más de 500 trabajadores. El joven pasó del negocio de la noche a las telecos que estaban en plena expansión. El objeto de Bosynet era el servicio a las telecomunicaciones, telefonía, electrónica y robótica.

Pero quizá su inversión más rentable fue la compra del 45% de Pepephone en 2011, una vez ya instalado en Madrid y con la ayuda de Javier Hidalgo.  Con 32 años realizaba una inversión que le propiciaría el gran pelotazo de su vida. En 2015, Más Móvil compró el cien por cien de las acciones por 158 millones de euros.

Así mismo, Varo es socio de la plataforma Cabify y de otras sociedades del área de hostelería, inmobiliaria, turismo, y diversión.

Desde 2010 vive con la actriz Amaia Salamanca, con la que tuvo tres hijos: Olivia, Nacho y Mateo. Anteriormente, las revistas de papel couché lo relacionaron sentimentalmente con Eugenia Martínez de Irujo y Vicky Martín Berrocal.

Rosauro Varo se perfila como próximo presidente de Prisa con apoyo de Telefónica y Amber Capital
Rosauro Varo y Amaia Salamanca.

La madre de Varo, Juana Amalia Rodríguez Hernández, es una dirigente del PSOE andaluz. Abogada de formación, es funcionaria de la Junta de Andalucía. Con anterioridad fue diputada socialista en el Congreso por Sevilla. Tras divorciarse del padre de Rosauro, Rodríguez Hernández contrajo matrimonio con Emilio de Llera, fiscal de la Audiencia Provincial de Sevilla y ex consejero de Justicia e Interior de la Junta andaluza.

Varo se mueve en un círculo empresarial en el que destacan jóvenes emprendedores como Alonso Aznar –hijo del ex presidente del Gobierno–, Fernando Nicolás y Javier Hidalgo (Globalia/Air Europa). Entre sus amigos, destacan una serie de personajes “socialités” como los hermanos Luis y Rafael Medina Abascal, Fonsi Nieto, Álvaro Muñoz Escassi y Colate Vallejo-Nágera.

Según publicó Voz Pópuli, las sociedades de Varo y de su pareja Amaia Salamanca facturan anualmente más de 130 millones de euros.

Lo último en Investigación

Últimas noticias