Los Mossos identifican a los manifestantes con una aplicación pagada por la empresa que montó el 1-O

Tsunami
Los Mossos cargan contra manifestantes separatistas en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat (Foto: Europa Press).

Los Mossos d’Esquadra identifican a los manifestantes violentos en los altercados mediante una aplicación informática comprada por T-Systems, la empresa alemana que realizó el recuento electrónico de votos en el referéndum ilegal del 1-O y colaboró con la Generalitat en la creación de la Agencia Tributaria Catalana (ATC).

Se trata de un programa de reconocimiento facial desarrollado por la compañía Bee the Data SL, a partir del software libre Open CV. La aplicación permite comparar y buscar equivalencias entre los rostros que aparecen en un vídeo –por ejemplo, tomado en una manifestación o en el acceso al aeropuerto– y las bases de datos de delincuentes reincidentes o de terroristas buscados internacionalmente.

Las fuentes consultadas por OKDIARIO indican que los Mossos d’Esquadra se interesaron inicialmente por una aplicación muy similar desarrollada por la firma japonesa NEC, que utilizan otras fuerzas de seguridad como la Policía de Londres. Este mismo sistema será utilizado en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Sin embargo, los responsables de la  Policía de la Generalitat se inclinaron finalmente por el producto de Bee the Data SL, después de asistir a una demostración realizada en 2017 por el entonces responsable de la compañía de seguridad Astra Sistemas, Vicente Codes.

El programa costó 500.000 euros

En aquel momento, Astra Sistemas estaba participada por el empresario Ot Vila Vila, que es al mismo tiempo accionista de Bee the Data SL. Vila tiene inversiones en el sector de la telefonía móvil, a través del grupo Air Time Telecom, fundado en 1999. En cuanto a Astra Sistemas, durante los cinco últimos años ha recibido contratos de la Generalitat por importe de 5,3 millones de euros.

Los Mossos d’Esquadra decidieron hacerse con la aplicación de reconocimiento facial de Bee the Data SL, pero no la adquirieron directamente, ni por concurso público. Las fuentes consultadas por OKDIARIO señalan que T-Systems adquirió el programa de esta compañía por 500.000 euros, y lo puso a disposición de la Policía autonómica a través de uno de los contratos marco que tiene suscritos con la Generalitat.

Tan sólo entre 2012 y 2016, bajo la presidencia de Artur Mas, T-Systems  recibió de la Generalitat contratos que suman cerca de 310 millones de euros. La investigación desarrollada por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona ha permitido constatar que esta compañía desarrolló la aplicación informática utilizada para computar el voto de los residentes en el extranjero en el referéndum ilegal del 1-O.

T-Systems (propiedad del grupo alemán Deutsche Telekom) también colaboró en la creación de las "estructuras de Estado", con un contrato millonario para desarrollar varios módulos de la Agencia Tributaria Catalana (ATC), a sabiendas de que se trataba de un proyecto "para el proceso de constitución nacional".

Miquel Buch se niega a dar explicaciones

La presencia de T-Systems en Cataluña tiene su origen en la privatización del Centro Informático de la Generalitat (Cigesa) en 1998, durante la etapa de Jordi Pujol. El entonces conseller de Presidencia, Xavier Trias (quien ocultaba una cuenta en Suiza), vendió Cigesa por 18 millones de euros al grupo alemán Debis, que tenía como asesor al ex vicepresidente del Barça Carles Vilarrubí, hoy imputado en la trama de corrupción del 3%.

La Generalitat privatizó Cigesa por 18 millones de euros y luego le adjudicó contratos por valor de cerca de 500 millones de euros, tal como ha informado OKDIARIO. La empresa fue adquirida en 2001 por el grupo alemán Deutsche Telekom y pasó a denominarse T-Systems.

En su informe sobre "Transparencia y corrupción en Cataluña" presentado ante el Parlament en 2015, el ex fiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo advirtió que esta compañía recibió contratos millonarios a dedo "eludiendo la tramitación del concurso y vulnerando claramente los principios de publicidad y concurrencia. Se perjudicó al al erario público de la Generalitat favoreciendo a T-Systems, que obtuvo así beneficios injustificados".

No es casualidad, por tanto, que el Govern de Puigdemont optara por esta empresa para realizar el escrutinio del 1-O, crear sus "estructuras de Estado" y, como desvela hoy OKDIARIO, proporcionar a los Mossos la aplicación de reconocimiento facial que permite identificar a manifestantes violentos o a sospechosos de terrorismo.

Mossos
El Departamento de Interior, que dirige Miquel Buch, se niega a aclarar cuánto ha costado la aplicación de Bee the Data SL.

El Departamento de Interior de la Generalitat, que dirige Miquel Buch, ha eludido aclarar cómo se compró el programa de reconocimiento facial de los Mossos d’Esquadra.

En respuesta a una solicitud de información presentada a través de la Ley 19/2014 de Transparencia sobre el coste de este programa, Interior se ha limitado a indicar que "responder a cualquier petición de información vinculada a admitir o desmentir métodos o medios de investigación que puedan ser utilizados por la Policía en relación con la investigación de infracciones penales, puede comprometer la efectividad de la lucha contra la criminalidad y, especialmente, en relación con el crimen organizado y el terrorismo".

El Departamento que dirige Miquel Busch utiliza este argumento para negarse a aclarar cuánto ha costado la aplicación de Bee the Data SL puesta a disposición de los Mossos a través de un contrato marco de T-Systems.

Lo último en Investigación

Últimas noticias