La juez cambia la sala del juicio en el que declarará Corinna a otra más pequeña que limitará la presencia de prensa

Corinna
Corinna posa durante un acto de la Clinton Global Initiative (Foto: AFP).

La titular del Juzgado de Instrucción número 48 de Madrid ha decidido cambiar a una sala más reducida el juicio previsto para el próximo 7 de febrero, en el que declarará por vídeoconferencia la ex novia del rey emérito Juan Carlos I, Corinna Sayn-Wittgenstein. El cambio de sala inevitablemente limitará la presencia de periodistas en la vista oral.

En una providencia dictada el pasado jueves, día 7, la juez Pilar Casado Rubio afirma que se han constatado "dificultades técnica para la práctica de vídeoconferencias" en la macrosala situada en la planta baja de la sede de la calle Julián Camarillo de Madrid, por lo que ha ordenado celebrar el juicio en una sala ordinaria de la segunda planta, de menores dimensiones.

Fuentes judiciales consultadas por OKDIARIO han mostrado su sorpresa por esta decisión, ya que el sistema de vídeoconferencia del auditorio de la planta baja dedicado a macrocausas se ha utilizado con toda normalidad hace hace pocos días. Y explican que, si efectivamente existe cualquier problema técnico que actualmente impide utilizarlo, hay tiempo de sobra para resolverlo hasta el 7 de febrero.

Como ha informado este diario, la juez ha aceptado que Corinna Sayn-Wittgenstein declare como testigo, por vídeoconferencia, en el juicio que dirimirá la denuncia que el ex director del CNI, Félix Sanz Roldán, interpuso contra el comisario jubilado José Manuel Villarejo por presuntas calumnias.

Los fiscales ya han interrogado a Corinna

El general Sanz Roldán presentó esta denuncia a raíz de las declaraciones que Villarejo realizó al programa Salvados de La Sexta, en el que afirmó que el ex director del CNI "amenazó de muerte" a Corinna para que rompiera todos sus vínculos con Juan Carlos I.

En su providencia firmada el pasado jueves, la juez pide que la representación legal de Villarejo (quien se encuentra en prisión desde noviembre de 2017, como principal implicado en la operación Tándem) facilite un domicilio conocido de Corinna en Mónaco, para poder enviarle la citación.

La juez ha dictado esta resolución después de que las autoridades del Reino Unido le comunicaran, en respuesta a la Orden Europea de Investigación que había cursado, que Corinna no tiene su residencia oficial fijada en Londres (donde posee una lujosa mansión) sino en el Principado de Mónaco.

Sin embargo, hace apenas un mes los fiscales estuvieron tomando declaración a Corinna en Londres, y por tanto conocen perfectamente su actual paradero. Lo cierto es que la propia Corinna ha confirmado, en un acta notarial firmada en Londres y remitida a la juez, las supuestas presiones y amenazas que recibió del ex director del CNI.

Corinna confirma las amenazas

"Las afirmaciones del Sr. Villarejo son verdaderas", afirma en el documento en el que muestra su disposición a declarar en el juicio como testigo, siempre que pueda hacerlo por vídeoconferencia, ya que dice temer por su seguridad si viene a España: “No viajaré a España para testificar en persona, en parte porque creo que mi seguridad personal no puede garantizarse dada la conducta pasada y presente del General Sanz Roldán”.

Corinna también confirmó las supuestas amenazas del ex director del CNI en una conversación celebrada en 2015 en Londres con el policía y con el empresario Juan Villalonga, cuya grabación publicó en exclusiva OKDIARIO en julio de 2018: “El director del CNI amenazó mi vida y la de mis hijos… y el Rey Juan Carlos lo sabía” afirma Corinna en dicha grabación.

En el juicio previsto para el próximo 7 de febrero, el comisario Villarejo también está acusado de un delito de falsa denuncia. Villarejo había presentado una denuncia contra el director del CNI y el ex adjunto de El País, Javier Ayuso, por revelación de secretos, después de que el periódico del Grupo Prisa publicara una fotografía en la que el comisario jubilado aparece junto a otro mando policial, José Luis Olivera, ex director del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado.

Una foto en los archivos del CNI

Villarejo sostiene que la foto sólo pudo salir de los archivos del CNI, pues corresponde a una operación antiterrorista en la que había intervenido como agente encubierto para infiltrarse en una red de fuentes relacionadas con el yihadismo.

Sin embargo, el Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, del que es titular el juez Ismael Moreno, no admitió a trámite la denuncia, por considerarla infundada. Ahora, la Fiscalía de Madrid acusa a Villarejo de un delito de falsa denuncia, de acuerdo con el artículo 456 del Código Penal. En la causa están personados como acusación particular el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y la Abogacía del Estado.

Lo último en Investigación

Últimas noticias