Según el alcalde de Suances

El jefe de gabinete de Revilla amplió su casa sin licencia municipal

Guillermo Blanco Gómez, jefe de gabinete del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, amplió su domicilio sin solicitar la correspondiente licencia de obras al Ayuntamiento de Suances. Este hecho fue denunciado por un vecino, según asegura el alcalde socialista del municipio, Andrés Ruiz Moya.

El nombre de Guillermo Blanco suena ahora como muy probable consejero del Ejecutivo regional de Cantabria. Las fuentes consultadas por OKDIARIO indican que Revilla tiene intención de retirarse de la Presidencia antes de agotar la nueva legislatura, y ha querido asegurar así un puesto de consejero al que ha sido el hombre de su máxima confianza durante las dos últimas décadas.

Si se cumple este pronóstico, antes de concluir los cuatro años de mandato Revilla cedería su cargo a la actual consejera de Presidencia y Justicia, Paula Fernández, o bien al alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada, hijo de otro histórico del PRC, Javier López Marcano, quien tuvo que abandonar la vida política al verse imputado en varias causas por corrupción.

En una conversación con OKDIARIO, el alcalde de Suances Andrés Ruiz Moya ha asegurado que el jefe de gabinete de Revilla, Guillermo Blanco, fue denunciado por su propio vecino al construir sin licencia una caseta de aperos dentro de su parcela, incumpliendo además la normativa municipal de los cierres de altura.

El Ayuntamiento abrió un expediente

“Se le denunció por unos cierres y una tejavana, una caseta de aperos de labranza, no por la casa en sí", explica el regidor socialista, "hay una normativa en cuanto a los cierres de altura, y después un almacén de aperos de labranza que requiere una licencia municipal, y él en su momento no la tenía. Yo no la puse [la denuncia]. Fue un vecino. Que yo sepa eso está archivado… Apoyé al vecino, pero lo denunciaron y lo retiraron. Y al retirar [la denuncia], no siguió su curso”.

La casa de Guillermo Blanco está situada en Ongayo, una pedanía situada en el municipio cántabro de Suances. Según la nota del Registro de la Propiedad, a la que ha tenido acceso OKDIARIO, la vivienda consta de tres plantas con garaje. Pero en ningún caso figura la caseta de aperos con la que en la actualidad cuenta, y que según el alcalde fue construida sin licencia. Según el catastro, la vivienda tiene una superficie construida de 251 metros cuadrados, en una parcela 1.968 metros cuadrados.

Nota simple de la vivienda de Guillermo Blanco Gómez
Nota simple de la vivienda de Guillermo Blanco Gómez

El alcalde socialista de Suances insiste en que él no fue quien denunció a Guillermo Blanco, sino que lo hizo un vecino de la población. Sin embargo, pasado un tiempo la denuncia se retiró y la ampliación sin licencia acabó archivada, por lo que la presunta irregularidad urbanística de la mano derecha de Revilla quedó impune.

“Se le puso la denuncia por el cierre de unos pinos y por una caseta de aperos de labranza, creo que era el motivo. Pero el paisano en cuestión retiró la denuncia, no insistió y se procedió al archivo. Porque estas cosas cogen fuerza cuando se denuncia pero cuando no continúan, al final queda archivado”, señala el regidor socialista.

Un Máster pagado con dinero público

Ya en 2013, el alcalde Andrés Ruiz Moya firmó un escrito en el que aseguraba que el departamento de disciplina urbanística del Ayuntamiento había abierto un expediente por estos hechos. El alcalde aseguró que se trataba de una infracción urbanística muy grave, ya que las obras ilegales habían sido ejecutadas en una zona de suelo rústico de especial protección. En la actualidad, los terrenos ya tienen la condición de suelo urbano. A pregunta de OKDIARIO, Guillermo Blanco ha negado rotundamente los hechos.

No es la primera polémica que Blanco protagoniza. Este periódico ha publicado que fue acusado de enchufar al alumbrado público de Suances la casa de sus padres, aprovechándose de su condición de concejal del municipio.

OKDIARIO también reveló en pleno escándalo sobre el máster de la popular Cristina Cifuentes, que el jefe de gabinete de Revilla cursó un máster de 7.145 euros que fue pagado con dinero público. Posteriormente camufló el título de postgrado en las partidas presupuestarias del Gobierno de Cantabria para no llamar la atención.

Lo último en Investigación