«Hacemos la operación con el presidente del Banco Central de Venezuela y Diosdado quiere participar»

  • Manuel Cerdán y M.A. Ruiz Coll

El consejero delegado de Cárnicas Joselito, Juan Luis Gómez, reveló en mayo de 2015 a un empresario de la hostelería que iba a actuar como «testaferro» del ex presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (ANV) Diosdado Cabello y del ex presidente del Banco Central de Venezuela (BCV) Nelson Merentes, para cobrar varios cientos de millones de euros a través de un bono soberano de aquel país.

Juan Luis Gómez lo reveló en una conversación –cuya grabación ofrece en exclusiva OKDIARIO– tan sólo unos días después de viajar a Venezuela, donde permaneció durante dos meses, desde el 4 de marzo al 30 de abril de 2015, para negociar los detalles del acuerdo con los dos altos cargos del régimen chavista.

El consejero delegado y copropietario de Cárnicas Joselito explicó lo siguiente a su interlocutor: “La operación sale en 10 o 12 días, esta semana que entra no, la siguiente. Y luego se va a tardar mes y medio, o dos meses, para que el dinero lo podamos disponer (…) La operación está toda terminada, está todo. Ana ya la tiene firmada».

Respecto al papel jugado en el pelotazo por los altos cargos del régimen chavista, señaló: «El que manda en Venezuela es un tal Cabello, Diosdado Cabello. Nosotros la operación la estamos haciendo con el presidente del Banco de Venezuela, que se llama Nelson Merentes. Y nos falta un documento del Diosdado Cabello, que es el presidente de la Asamblea, y es el que más poder tiene en Venezuela, es el que manda”.

Como el bono de deuda soberana debía ser aprobado por la Asamblea Nacional de Venezuela, su entonces presidente, Diosdado Cabello, exigió participar en los beneficios millonarios con la emisión de un segundo bono, según explicó Juan Luis Gómez.

Ellos tendrán hecha su partición, sus reparticiones y sus movidas –dijo gráficamente en la conversación grabada en mayo de 2015– y hasta que ellos se han puesto de acuerdo, cuando Nelson Merentes ha pedido el documento de la Asamblea, este (Diosdado Cabello) ha dicho: ‘Yo también quiero parte en este lío, yo firmo y me alegro mucho de que todos os pongáis ricos, pero yo también quiero’”.

Durante la conversación, Juan Luis Gómez aseguró que la abogada española que le acompañaba se había reunido personalmente con Cabello y con Merentes durante su reciente viaje a Venezuela. La letrada había sido también la encargada de firmar en Hong Kong el primer bono venezolano el 22 de septiembre de 2014, en representación del grupo de inversores españoles encabezado por Juan Luis Gómez.

Se hizo así, porque los beneficios del bono debían cobrarse a través de una sociedad de la abogada, Paltel Business SL, constituida el 13 de noviembre de 2006 en Palencia. Según explicó Juan Luis Gómez a sus socios, para borrar rastros esta sociedad sería absorbida por una compañía radicada en un paraíso fiscal, a través de la que todos cobrarían sus beneficios en el bono venezolano.

En la reunión registrada en mayo de 2015, Juan Luis Gómez explicó los esfuerzos que había realizado el entonces presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, para poder participar en los beneficios de la operación.

“Nelson ha buscado el dinero allí, de unos y otros, y ha vendido el coche y ha hecho 20.000 historias para poner los 350.000 dólares y poder firmar”, indicó, “la operación está toda terminada, está todo. Ana ya la tiene firmada. Nada más le falta entregar el documento de la Asamblea y firmar. Es una puta barbaridad. La segunda [operación] menos, pero la primera es una auténtica barbaridad”.

Lo último en Investigación

Últimas noticias