LAS CINTAS DE LA 2ª GRABACIÓN DE VILLAREJO A CORINNA

Corinna: “Yo le he visto contar el dinero con mis propios ojos, se pone como un niño”

En los cinco años en los que Corinna Sayn Wittgenstein convivió con Juan Carlos I la princesa alemana dispuso de suficiente tiempo para conocer de primera mano la adicción por el dinero del entonces Rey de España.

En una de las grabaciones de Villarejo, Corinna se lo comenta al comisario de policía: “Yo le he visto contar el dinero con mis propios ojos. Se pone como un niño. A lo mejor es porque no ha tenido dinero de joven”.

La entonces compañera sentimental del Rey Emérito se refiere, sin duda alguna, a los años del exilio de la familia Borbón en Roma, donde nació Juan Carlos, en los que fue ayudada económicamente por la Casa de los Orleans Borbón. La Monarquía española en el exilio era conocida como “los pobres” de las Casas Reales europeas.

El propio Álvaro de Orleans, el primo del Rey Emérito, ha reconocido públicamente en varias ocasiones que su padre ayudó a Don Juan, el hijo de Alfonso XIII y progenitor de Juan Carlos I. Ahora, el Príncipe de Orleans forma parte de las pesquisas del fiscal Yves Bertossa de Ginebra que investiga a testaferros del Rey Emérito.

Corinna le confiesa a Villarejo que siempre le sorprendió la audacia del entorno de Juan Carlos para la ocultación del dinero. Según ella, actuaban de manera muy peligrosa y colocaban a quien entonces era su pareja en situaciones de riesgo.

La princesa alemana pone como ejemplo una de esas operaciones peligrosas de unos terrenos en Marruecos, que sigue sin solución. Las mismas revelaciones ya fueron grabadas por Villarejo en su primer encuentro en Londres, en abril de 2015. Dice que lo mejor habría sido utilizar Angola y Sudáfrica para darle una solución al problema.

Consejos desoídos

Corinna, durante el tiempo que dura la cena en el restaurante italiano de Londres, sigue confiando a Villarejo sus confesiones sin conocer que éste la está grabando con una mini-grabadora que oculta en uno de los bolsillos de su chaqueta. La princesa alemana le va desmenuzando todo el procedimiento de blanqueo de dinero de Juan Carlos I, del que ella no sólo era ajena, sino que además se había quejado personalmente ante su entonces pareja sentimental.

Según Corinna, sus advertencias fueron desoídas por la trama de colaboradores que arropaba al Rey Emérito, la misma que la sometió a presiones por el patrimonio oculto de Su Majestad (SM), tras la ruptura sentimental.

“El dinero le llega de manera más brutal en maletas. Esto quienes lo saben son Vicente Mochales y Manolo Paredes, su secretario. Lo sabe también Alonso, el ayudante… Son cuatro o cinco…”, le confiesa a Villarejo.

Corinna llega aún más lejos cuando afirma con rotundidad: “… Cada vez que viaja a medio Oriente vuelve con maletas con dinero…”.

Lo último en Investigación

Últimas noticias