ENTREVISTA EXCLUSIVA: El comisario Villarejo, por primera vez, habla de las cloacas de la Policía y del CNI

Comisario Villarejo: "Tras esta entrevista tengo la certeza de que mi vida ya no vale un euro"

Comisario Villarejo
El Comisario Villarejo, durante su entrevista en exclusiva con OKDIARIO.

El policía José Villarejo rompe su silencio y, por primera vez, concede una entrevista a un medio periodístico español. El comisario se ha decidido a levantar las tapas de las cloacas policiales y a descender a las alcantarillas del poder en una entrevista, en exclusiva, a OKDIARIO. Por primera vez, el policía se sienta, cara a cara, ante dos periodistas, Eduardo Inda y Manuel Cerdán, sin cuestionario, sin el conocimiento de los temas y con la obligación de contestar a todas las preguntas.

Villarejo (Córdoba, 1951), con más de cuarenta años en la policía, en esa larga entrevista que OKDIARIO publicará en los próximos días, responde sin tapujos y sin censuras a las cuestiones más comprometedoras sobre los casos mediáticos de mayor voltaje de los últimos años en los que ha sido protagonista: Corinna, Pequeño Nicolás, dúplex de Ignacio González, apuñalamiento de la doctora Pinto, la guerra entre la Policía y el CNI, su enfrentamiento personal con el general Sanz Roldán, la supuesta operación Cataluña y lo que algunos han acuñado como "policía política", las investigaciones al clan Pujol, a otros políticos catalanes y a Podemos y el falso informe Veritas contra Garzón, entre otros.

Villarejo, que por su condición de agente encubierto, ha pretendido durante años pasar desapercibido, como un hombre sin rostro, como sucedía con el jefe de los espías de la República Democrática Alemana, Markus Wolf, sólo ha impuesto la condición de que la entrevista se grabe al contraluz de los focos del estudio de OKDIARIO para preservar su imagen, que algunos han pretendido desvelar.

¿Por qué concede ahora el comisario por primera vez una entrevista a un medio español a tumba abierta? ¿Por qué se arriesga a ser zarandeado por otros medios de comunicación? Según su propia confesión, porque el CNI ha tocado fondo. Ha incumplido una norma sagrada en los servicios secretos: respetar el rostro de los agentes infiltrados. Para Villarejo, la filtración del CNI al diario El País de una imagen suya descendiendo de un avión en el aeropuerto de Melilla, cuando se preparaba para una misión antiyihadista en territorio marroquí, ha supuesto la última gota que colmaba el vaso.

Villarejo tiene cierto temor, a raíz de esta entrevista, de que tomen represalias personales contra él. Así lo destaca en sus respuestas: “Cuando he tomado la decisión de hablar, cuando llevo varios años callado, tengo la total certeza de que a partir de este momento mi vida ya no vale un euro. Espero cualquier cosa pero no me importa. Lo asumo y estoy preparado mentalmente para cualquier circunstancia que me pueda pasar”.

Villarejo sigue imputado en estos momentos en dos investigaciones judiciales: el caso Nicolay, que afecta al Pequeño Nicolás, y el apuñalamiento de la doctora Pinto. Además, está citado como testigo en otros procedimientos en España y Andorra. Al mismo tiempo, el comisario ha emprendido un sinfín de demandas y querellas contra el director del CNI y contra varios periodistas que han desvelado grabaciones privadas en las que él participa, que fueron registradas subrepticiamente.

Así mismo, el ya ex agente encubierto, presentó contra el director del CNI, Félix Sanz Roldán, y contra el periodista Javier Ayuso, una denuncia por poner en riesgo su vida y la de sus confidentes, al consentir que una fotografía de los archivos reservados de los servicios secretos apareciera en las páginas de El País. El comisario explica con detalles toda esta operación en la entrevista concedida a OKDIARIO.

Villarejo también está dispuesto a comparecer en la comisión de investigación del Congreso sobre el Ministerio del Interior: “Si tanto me mencionan los diputados por qué no me dejan que le explique todo en persona”, comenta.

Últimas noticias