El alcalde de Galapagar y su edil de Hacienda crearon una consultora que cobró de otros municipios del PP

Galapagar
El alcalde de Hoyo de Manzanares, José Ramón Regueiras (izquierda), y el alcalde de Galapagar, Daniel Pérez (derecha), en un acto del PP en Torrelodones.

El alcalde de Galapagar, Daniel Pérez Muñoz, y su entonces concejal de Hacienda, Fernando Arias, crearon en enero de 2012 una consultora con la que cobraron por "asesorar" a empresas privadas, pero también a otros ayuntamientos del PP, una actividad que resulta completamente incompatible con el cargo público que todavía ocupa el regidor popular.

De acuerdo con la documentación a la que ha podido acceder OKDIARIO, la consultora del alcalde de Galapagar percibió aquel mismo año al menos un cobro de 3.630 euros por asesorar al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Hoyo de Manzanares, presidido por el alcalde José Ramón Regueiras García (PP).

José Ramón Regueiras trabaja como profesor en el colegio concertado Veracruz de Galapagar (cuyas obras de ampliación inauguró en julio de 2014 el concejal de Hacienda Fernando Arias) y mantiene una estrecha amistad con el alcalde de este municipio, Daniel Pérez.

Fernando Arias
El entonces edil de Hacienda de Galapagar, Fernando Arias, en la inauguración de la ampliación del colegio Veracruz, en el que trabaja como profesor el alcalde de Hoyo de Manzanares, José Ramón Regueiras, en julio de 2014.

Daniel Pérez y su entonces primer teniente de alcalde, Fernando Arias, constituyeron el 12 de enero de 2012 la sociedad Gestión y Desarrollo Local (GDL) Consultores SL, con un capital social inicial de 3.010 euros. La consultora tenía su sede en el domicilio particular de Fernando Arias, en la calle hermanos Álvarez Quintero de Galapagar, y su objeto social era el "asesoramiento y administración de empresas a través de los correspondientes titulados", según consta en el Registro Mercantil.

Desde el primer momento, los dos socios (que eran al mismo tiempo los dos máximos responsables del Ayuntamiento de Galapagar), Daniel Pérez y Fernando Arias, fueron designados administradores mancomunados de la consultora.

Daniel Pérez
El alcalde Daniel Pérez y su edil de Hacienda Fernando Arias constan como administradores mancomunados de la firma Gestión y Desarrollo Local (GDL) Consultores SL, constituida el 12 de enero de 2012.

El alcalde Daniel Pérez ocupó el cargo en esta sociedad durante algo más de cuatro meses: el 17 de mayo de 2012 cesó como administrador mancomunado y su concejal de Hacienda, Fernando Arias, se convirtió entonces en administrador único de la consultora, un puesto en el que se ha mantenido hasta la disolución de la empresa, en febrero de 2015. Durante todo este tiempo, Arias compatibilizó su negocio privado con el cargo de concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Galapagar, que abandonó en las elecciones de mayo de 2015.

Daniel Pérez
El Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME) publicó el cese de Daniel Pérez como administrador mancomunado de su consultora en mayo de 2012. Su socio, Fernando Arias, se convirtió entonces en administrador único de la empresa.

En su primer año de vida, la consultora del alcalde y el edil de Hacienda de Galapagar declaró unos ingresos de 19.000 euros y cerró el ejercicio 2012 con unos beneficios de 13.233 euros antes de impuestos. El periódico digital El Mundo Financiero, con sede en Galapagar, publicó en mayo de 2015 que la consultora del alcalde Daniel Pérez cobró en el ejercicio 2012 un total de 3.630 euros por asesorar al Ayuntamiento de Hoyo de Manzanares. Así lo confirman también los documentos a los que ha tenido acceso OKDIARIO.

Este pago también aparece mencionado en el informe que el partido Unidos por Hoyo ha entregado a la Fiscalía Anticorrupción, como resultado de la comisión de investigación celebrada en el Ayuntamiento de Hoyo de Manzanares sobre las relaciones de dicho Consistorio con empresas de la red Púnica.

Unidos por Hoyo
Encabezamiento del informe que Unidos por Hoyo ha entregado a la Fiscalía Anticorrupción.

En aquel mismo ejercicio 2012, la consultora del alcalde de Galapagar percibió además otros dos cobros, supuestamente por asesorar a empresas privadas: facturó 9.560 euros a la sociedad Instalaciones y Montajes Eléctricos Urbanos SL e idéntica cantidad a la empresa Auditoría Gestión y Servicios Múltiples SL.

En el ejercicio siguiente, 2013, la consultora del alcalde y el teniente de alcalde de Galapagar declaró unos ingresos de 15.000 euros, con unos beneficios antes de impuestos de 4.697. Tras concluir su trayectoria política en junio de 2015, Fernando Arias figura actualmente como consultor de la firma A & P Consulting, según consta en su perfil de Linkedin.

Daniel Pérez
La consultora del alcalde de Galapagar y su concejal de hacienda declaró unos ingresos de 19.000 euros en 2012 y 15.000 euros en el ejercicio 2013.

No es éste el único negocio que han compartido el alcalde de Galapagar, Daniel Pérez, y su ex concejal de Hacienda Fernando Arias. Como ha informado OKDIARIO, Daniel Pérez compró en septiembre de 2014 por 66.550 euros una parcela calificada para la construcción de un chalé, presionó en las dependencias del propio Ayuntamiento a la promotora encargada de desarrollar el proyecto para eliminar las zonas comunes previstas (lo que le permitió ganar 252 metros cuadrados de suelo útil edificable) y cuatro años después vendió los terrenos por el doble.

De este modo, obtuvo unas plusvalías que rondan los 60.000 euros, sin llegar a poner ni un ladrillo. Dos meses antes de comprar la parcela, el alcalde Daniel Pérez suscribió una opción de compra sobre los terrenos. Pero no es su firma la que aparece estampada en el documento de reserva, sino la de su socio y concejal de Hacienda, Fernando Arias, quien acudió a la notaría con un "mandato verbal" para actuar en representación del alcalde.

Un ‘pelotazo’ de 60.000 euros

En el documento de reserva, Fernando Arias hizo constar su domicilio particular en la calle Hermanos Álvarez Quintero de Galapagar. Se trata de la misma dirección en la que tiene su sede la consultora que compartía con el alcalde Daniel Pérez.

El concejal Fernando Arias también participó en las reuniones celebradas en el Ayuntamiento en las que una asesora de la máxima confianza del alcalde presionó a la promotora que desarrollaba el proyecto, para eliminar las zonas comunes. El concejal de Hacienda también llegó a plantear a la promotora el nombre de la constructora que debía ejecutar las obras de urbanización de la parcela con la que el alcalde dio un pelotazo urbanístico de 60.000 euros.

Lo último en Investigación