La alto cargo de Carmena que tenía una sociedad en Panamá avaló la venta de 1.800 pisos a un fondo buitre

Pirla
Marta Fernández-Pirla (izquierda), junto a la concejal Rita Maestre.
Comentar

Marta Fernández-Pirla, la alto cargo del equipo de gobierno de Manuela Carmena que tuvo que dimitir después de que OKDIARIO desvelara que ocultaba una sociedad en Panamá, fue quien avaló con sus informes técnicos la venta de 1.800 pisos del Ayuntamiento de Madrid a un fondo buitre.

Por aquella operación inmobiliaria, la ex alcaldesa Ana Botella y otros siete miembros de su equipo de gobierno han sido condenados ahora por el Tribunal de Cuentas a pagar 25,7 millones de euros para reparar el perjuicio económico causado al Consistorio.

La sentencia aún no es firme y los ocho condenados han anunciado su intención de recurrirla. La ponente de la sentencia, María Antonia Lozano Álvarez, fue elegida ponente del Tribunal de Cuentas a propuesta de Izquierda Unida (IU) y trabajó en los años 70 con la propia Manuela Carmena en el despacho de los abogados de Atocha.

La ex directora general de Economía y Sector Público del Ayuntamiento de Madrid Marta Fernández-Pirla fue quien avaló con sus informes la venta de 1.800 pisos de la Sociedad Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) a dos sociedades del grupo Magic Real Estate S.L, vinculado a uno de los más conocidos fondos buitres norteamericanos, Blackstone.

Era la ‘número 2’ de Sánchez Mato

En aquel momento, Fernandez-Pirla ocupaba un cargo de confianza en el equipo de gobierno de Ana Botella. Tras las elecciones municipales de 2015, la Alcaldía fue asumida por Manuela Carmena. Su concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato, decidió mantener a Fernández Pirla en el gobierno municipal y la convirtió en su número 2, como directora general de Economía y Sector Público.

Hasta el 28 de abril de 2016, cuando OKDIARIO desveló que Marta Fernández-Pirla había presidido durante cinco años una empresa offshore en el paraíso fiscal de Panamá. Se trata de la firma Jurican Pacific & Investment Finance Real Estate SA, constituida el 24 septiembre 2007 con un capital social de 10.000 dólares.

Como agente residente en el país fue designado el despacho de abogados Soberon y Asociados, con sede en el edificio Torre Global Bank de Panamá. La alto cargo de Manuela Carmena ocupó la presidencia de la sociedad desde su constitución hasta 2012, cuando dejó el cargo en manos de su hermano, José María Fernandez-Pirla Martínez.

Después de que OKDIARIO diera a conocer estos hechos, el concejal podemita Carlos Sánchez Mato se vio obligado a forzar la dimisión de su número 2 en la Concejalía de Economía. Marta Fernández-Pirla es funcionaria de carrera del Tribunal de Cuentas, un organismo que su padre presidió durante seis años, desde 1982 a 1988.

Carmena recurrió el Tribunal de Cuentas

Se trata del mismo Tribunal de Cuentas que ha condenado ahora a Ana Botella y siete de sus ediles por vender, con el visto bueno de la propia Fernández-Pirla, 1.800 pisos de protección social a un fondo buitre norteamericano.

La sentencia considera que la operación ha causado al Ayuntamiento un quebranto de 25,7 millones de euros, porque estas viviendas se vendieron por debajo de su valor contable y de su valor real de mercado, mediante un procedimiento administrativo con varias irregularidades.

La resolución ha sido dictada a raíz de una demanda que interpuso el actual equipo de gobierno de Manuela Carmena, que estimaba el quebranto para las arcas municipales en una cifra muy superior: 127 millones de euros.

Últimas noticias