Los emails de una periodista a Corinna revelan que el director del CNI no dijo la verdad en el Congreso

CNI
El director del CNI, Félix Sanz Roldán. (Foto: EFE)
Comentar

La periodista Ana Romero se refiere al director del CNI como el 'Troll' en sus emails a Corinna

Romero conocía a la perfección lo que iba a declarar el director del CNI en la Comisión de Gastos Reservados

Los correos electrónicos remitidos por la periodista Ana Romero a Corinna zu Sayn-Wittgenstein, ponen de manifiesto que el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el general Félix Sanz Roldán, no dijo toda la verdad cuando compareció en julio pasado ante los diputados de la comisión de Gastos Reservados.

El jefe de los servicios secretos acudió al Parlamento por iniciativa propia tras la publicación en OKDIARIO de las cintas de Corinna. En la grabación, la princesa alemana lo acusaba de haberla amenazado cuando la visitó en Londres y a Don Juan Carlos de haber utilizado testaferros para ocultar su patrimonio y realizar operaciones. El general lo negó todo.

Sin embargo, los emails demuestran que Sanz Roldán, a quien la periodista se refiere en todo momento como el “Troll“, sabía mucho más y calló cuando le preguntaron los diputados de la comisión, también conocida como de Secretos.

En esa grabación del encuentro de Corinna con Villarejo y Villalonga, en junio de 2015, en su domicilio familiar, ubicado en una de las zonas residenciales más lujosas de Londres, la princesa ya calificaba a la periodista como “agente doble” del director del CNI.

En esas fechas, Corinna ya había decidido romper sus relaciones con Romero tras comprobar que la periodista realizaba un doble juego para el CNI y para Javier Ayuso, el jefe de Comunicación de la Casa del Rey, que también mantenía una estrecha relación con los servicios secretos españoles, como la propia princesa reconocía en la cinta.

En los cerca de 100 emails en poder de OKDIARIO se constata que el director de los servicios secretos usó de intermediaria a la periodista para contactar con la ya entonces ex compañera sentimental de Don Juan Carlos. Los correos entre la reportera, que se presentaba como “corresponsal internacional”, y Corinna abarcan el periodo comprendido entre febrero de 2013 y noviembre de 2015. OKDIARIO, que los ha conseguido en exclusiva, los reproduce por su interés público y político. Muchos de ellos sirven para entender los acontecimientos que provocaron la abdicación de Don Juan Carlos.

El papel del CNI en el caso Corinna

Los correos que reproduce este periódico confirman el papel que desempeñó el director del CNI durante la crisis que culminó con la abdicación del monarca. Todo ello contado en primera persona por una de sus periodistas de cabecera. Un extracto de algunos de los emails a Corinna de la reportera resulta arrollador: “Él dirá que nunca te conoció como director del CNI“, “Hay que precisar que tú pediste hablar con el ‘Troll’ como favor a Sener”, “Sigo esperando la llamada del ‘Troll’“, “Él dejará claro según dice que España nunca ha solicitado tu ayuda” o “Sigo sin haber tenido la oportunidad de haberte explicado mi reunión con el general [Félix Sanz Roldán]“.

CNI

Romero durante el centenar de emails se muestra obsesionada con el director del CNI, a quien continuamente llama en clave, y a veces despectivamente, el ‘Troll’: “Esta es la venganza del ‘Troll’”, “Lo que veo en esta historia es que el ‘Troll’ dice que tu ganaste 5 millones de empresas españolas“, “Parece que has ‘destroleado’ al ‘Troll’. Corinna for president?”, “Tacky Troll [pegajoso Troll] ha cambiado dramáticamente en las últimas dos semanas. Él ha parado de atacarte completamente”, “Lo último del ‘Troll’ -ojo-. Él no te puede controlar. Da por hecho que siempre estás viajando”, “Ellos han dictado esta gran pieza dictada por el de siempre”, “He tenido al ‘Troll’ gritándome por teléfono y colgándome” o “Él no me dirá por qué están yendo contra ti otra vez”.

Los emails de una periodista a Corinna revelan que el director del CNI no dijo la verdad en el Congreso

En los correos en poder de OKDIARIO, Romero reconoce con cierto desparpajo sus excelentes relaciones con el director del CNI con quien llega a mantener desayunos de hasta tres horas, como ella misma admite. Aún así, en uno de sus correos relata a Corinna su sospecha de que la pudieran seguir: “Estoy muy segura de que ellos guardarán bien la copia de mis emails y mis escritos“.

Fuentes de los servicios secretos, en cambio, señalaron a OKDIARIO que los correos redactados por Romero responden a cualquier comportamiento menos al de una periodista: “Cumple más el papel de intermediaria o de agente de prensa de Corinna en España”.

La propia Romero lo reconoce en uno de sus primeros correos de marzo de 2013: “Yo siempre he actuado con mis mejores intenciones contigo. He editado contigo. Te he enseñado de antemano el material a publicar y nunca hago eso, El MFA (Ministerio de Asuntos Exteriores) me pidió que cambiara una pieza de Margallo y yo me negué”.

“Sigo esperando la llamada del Troll”

Hay momentos, de las relaciones entre Corinna y Romero, en los que la periodista se muestra inquieta por el comportamiento del director del CNI hacia ella. Así se los hace saber a la princesa: “Sigo esperando la llamada del ‘Troll’. Por favor, hazme saber cuándo y dónde le viste. Así será mucho más fácil”.

Quedaba claro que el General no le había facilitado todos los datos sobre su encuentro un año antes con Corinna en Londres, un sábado de junio de 2012. La reunión se celebró en el hotel Connaught, en el mismísimo corazón de la zona residencial londinense de Mayfair. Aquella entrevista, que duró casi cuatro horas, según confesó Sanz Roldán a Romero, se desarrolló supuestamente como miel sobre hojuelas, un postre típico del pueblo manchego de Uclés, donde nació el general.

Sin embargo, esa interpretación idílica del encuentro no coincide con la que Corinna trasladó a José Villarejo y al ex presidente de Telefónica, Juan Villalonga, en la cinta que desveló OKDIARIO: “Sí. Me ha amenazado la vida y la de mis hijos. Eso lo sabía el Rey antes. Eso lo sabía el Rey antes. Lo mandan”, afirmaba la princesa en un tono de indignación cuando la grababan sin ella saberlo.

El 5 de marzo, Romero informa a Corinna de la comparecencia de Sanz Roldán en el parlamento “para hablar sobre tus trabajos confidenciales“. Y la periodista le traslada la versión del director del CNI: “La cita del general en el Parlamento ha sido anunciada. Básicamente él dejará claro según dice que España nunca ha solicitado tu ayuda“.

Por eso la reportera incide en el tema de los cobros: “….. Por favor se muy directa conmigo: El Fondo Hispanosaudí (2006 y 2007) y la fallida operación de Lukoil (2008-2009) siguen ahí. ¿Dime qué quiere que hagamos con esto? Es efectivamente cierto que España oficialmente no te ha pagado ni siquiera dinero por ello. También es verdad que fue bueno para el país intentarlo y ayudar a sus empresas… Tu hablaste de tu trabajo a El Mundo y ahora todos los ojos están puestos en ti y en el Gobierno para ver/ entender qué sucedió. Estás trabajando en ello? Yo he pasado dos mensajes. Podría ser el caso. Por favor házmelo saber”.

Romero nunca recibió respuesta a esas preguntas porque Corinna ya sospechaba de su doble juego con el ‘Troll’, algo que se refleja en un correo posterior de la periodista.

“Me estaba preocupando porque no me respondías. Leíste lo que te dije sobre mi reunión esta mañana?… Podemos hablar?” y “Sigo sin haber tenido la oportunidad de haberte explicado mi reunión con el general. Las cosas se calmarán una vez él hable en el parlamento el 19 de marzo”.

Aquella no era la primera vez en la que el director del CNI se veía obligado a comparecer ante la comisión de Secretos. Años antes, el 19 de marzo de 2013, había asegurado a los diputados que Corinna nunca había recibido encargos por parte de los servicios secretos. Y que desconocía si había realizado “trabajos delicados y confidenciales” por encargo el Gobierno, como ella había asegurado en una entrevista concedida a la propia Ana Romero.

Últimas noticias