Investigación

EXCLUSIVA OKDIARIO: SE CUMPLE UNA SEMANA DEL ACCIDENTE

Este es el rostro del conductor que dio positivo por cocaína tras volcar su autobús con 44 niños

Imagen del Esteban García Garrido en sus redes sociales.
0 Comentar

El conductor de autobús que sufrió un accidente con 44 niños a bordo el pasado miércoles en Fuenlabrada se llama Esteban García Garrido, es madrileño y tiene 34 años. OKDIARIO desvela en exclusiva el rostro de este chófer que dio positivo en cocaína justo hace una semana.

Se trata de un padre de familia con tres hijos, dos niñas y un niño. Su preocupación tras el accidente, en lugar de comprobar que no había heridos o fallecidos, era que iba a ir al paro. Afortunadamente, el siniestro acabó sin víctimas mortales pero sí con 21 menores heridos leves de un total de 44. Él mismo también resultó con magulladuras leves y una herida superficial. No obstante, salió por su propio pie del vehículo volcado y, tras pasar por el hospital, está recuperado.

OKDIARIO se ha puesto en contacto con Esteban García Garrido, quien ha declinado hacer cualquier tipo de declaraciones. “No pienso dar ninguna entrevista, dejadme en paz, adiós”, han sido sus únicas palabras. Quedó en libertad por decisión de la juez Instrucción nº 1 de Fuenlabrada. La magistrada impuso al chófer la medida cautelar de la retirada de su carnet de conducir y de su licencia de conductor, al tratarse de un profesional.

Sí ha hablado la madre de este presunto autor de un delito contra la seguridad vial. En conversación telefónica en Antena 3, confesó que su hijo tomó cocaína el viernes “en una fiesta”, pero no después. El narcotest dio positivo en esta droga  pero para su madre, fue un falso positivo. “Fue a una fiesta, nada más tomó cocaína como cualquier otra persona un viernes noche”, aseveró. En cambio, el conductor aseguró a la Guardia Civil que la última vez que consumió fue en Navidad.

Este es el rostro del conductor que dio positivo por cocaína tras volcar su autobús con 44 niños
Estado final del autobús accidentado en Fuenlabrada. (Foto: EFE)

“Cualquier padre daría positivo”

Su hermano, con el que Esteban García Garrido regenta un bar de tapas en Fuenlabrada, ha añadido en declaraciones a TeleMadrid que cualquiera de los padres que llevaban a sus hijos al colegio ese día también hubiera dado positivo. Además, reclama que los medios también se preocupen por el estado de su conductor, que llevaba dos días en cama enfermo. “No fustiguen a mi hermano, que no lo está pasando bien. Sólo se le refleja a él como irresponsable”, lamenta.

La Guardia Civil aseguró que, tras ser interrogado después del accidente, el chófer presentaba “síntomas evidentes de estar bajo los efectos de la cocaína”. La prueba debe ser ratificada por los análisis practicados por el laboratorio, unos resultados que suelen tardar varios días o semanas en conocerse.

La Benemérita investiga el exceso de velocidad como causa probable del accidenteConcretamente, los agentes están realizando la prueba de cálculo que, junto con los datos de tacógrafos del autocar, determinará la velocidad real a la que el vehículo circulaba en el momento del siniestro y si dicha velocidad se adecuaba a las condiciones de la calzada (50 km/h).

De momento, los testimonios y mensajes de ese día y de otros anteriores de varios escolares que viajaban en la ruta coincidían en que la velocidad “era muy alta”. La investigación tendrá que determinar también si los niños iban con el cinturón de seguridad colocado.

Descartado fallo mecánico o desperfecto

Las pesquisas han descartado de momento un fallo mecánico o desperfectos en alguna pieza del autobús, ya que había pasado convenientemente la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Se había detectado un defecto en un amortiguador, pero fue posterior al vuelco. El bus tenía 11 años de antigüedad, cuando la vida máxima permitida para autobuses escolares es de 16 años.

Por otra parte, Esteban García Garrido rechazó la opción de hacerse una segunda analítica de sangre para contrastar el test salivar inicial de sustancias prohibidas, que dio positivo en cocaína.

La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha abierto un expediente para verificar si la empresa que presta el servicio de esta ruta escolar ha cumplido con todas las condiciones recogidas en el contrato. Entretanto, la compañía sigue realizando el recorrido con otros conductores. El Ayuntamiento de Fuenlabrada ha confirmado que sufragará los gastos de dentista y óptica a los que se vean obligados los 44 menores que viajaban en el autobús siniestrado en la M-506.

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha dado orden, tras el accidente, de que se mantengan los controles por consumo de drogas y alcohol a los conductores de autobús. El consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, detalló que en 2016, la Comunidad realizó 881 inspecciones a vehículos dedicados al transporte escolar.

Tras este caso, la organización Automovilistas Europeos Asociados (AEA) y Ciudadanos han registrado una iniciativa en la Asamblea Regional de Madrid en la que han solicitado que todos los autobuses de transporte escolar incorporen un dispositivo ‘antidroga’ que impida el arranque del motor, en caso de que el conductor haya consumido alcohol o narcóticos.

La compañía Flocarbus, propietaria del autobús escolar, informó de que el conductor se había incorporado para realizar esta ruta en el mes de enero y que antes había realizado servicios “esporádicos” para la compañía, “sin que en ningún momento se hubiera recibido queja alguna ni se hubiera detectado ningún indicio de un posible consumo de sustancias prohibidas ni alcohol”.

Últimas noticias