La familia del ex presidente de Abengoa rompe su silencio en exclusiva en OKDIARIO

La familia de Felipe Benjumea: “No midieron que si se cargaban a Felipe, se cargaban a Abengoa”

Abengoa
Felipe Benjumea, ex presidente ejecutivo de Abengoa. (Foto: EFE)
Comentar

La familia del ex Presidente de Abengoa, Felipe Benjumea, ha decidido poner fin a su silencio en exclusiva en OKDIARIO.

Hace pocos días, la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, cerraba la investigación sobre la indemnización de 11,4 millones de euros de Felipe Benjumea, acusándole de un presunto delito de administración desleal, junto a el ex consejero delegado, Manuel Sánchez Ortega, y los ex consejeros Mercedes Gracia, Alicia Velarde y Antonio Fornieles, que sucedió en la presidencia al propio Benjumea.

Según su relato, los propios familiares del ex Presidente han hecho un “Juego de Tronos” para forzar su caída y quitarle la presidencia: “Nunca pensaron que si quitaban a Felipe se caía la empresa, y ese plan maquiavélico se les fue de las manos”.

“El plan maquiavélico para echarle de Abengoa se les fue de las manos”

En septiembre de 2015, Felipe Benjumea era despedido tras dirigir la compañía sevillana durante casi 25 años. En este contexto, el entorno de Benjumea ratifica lo declarado por los ex consejeros de Abengoa en la Audiencia Nacional y por el también ex presidente de la compañía, Antonio Fornieles: “Lo cesaron los bancos como condición para asegurar la ampliación de capital que luego no dieron”.  

En este punto, señalan a Rodrigo Echenique, presidente del Santander en España. En su declaración, el propio Echenique “negó” haber exigido el despido de Felipe Benjumea y aseguró que sólo fue “una recomendación”. 

El Santander capitaneó el conjunto de bancos acreedores de la compañía, ya que era que tenía mayor exposición a su deuda con un plan de reestructuración financiera. El objetivo era reestructurar unos 10.000 millones de euros de deuda a través de un plan que lograra la adhesión del 75% de los acreedores.

La familia asegura que los Benjumea estaban divididos en dos bandos, los que apoyaban la presidencia de Felipe Benjumea y los que pretendían “derrocarlo”. En uno de estos bandos, se encontraba “su hermano Javier Benjumea, su cuñado Rafalo Benjumea Cabeza de Vaca y sus tres sobrinos, Rafael Benjumea Benjumea, José Benjumea Benjumea y Javier García Carranza Benjumea”. 

Torre de una planta solar de Abengoa en Sanlucar La Mayor, Sevilla (Foto: REUTERS).
Torre de una planta solar de Abengoa en Sanlucar La Mayor, Sevilla (Foto: REUTERS).

Durante años, “diseñaron un plan” y en noviembre de 2014 se producía la primera caída precipitada por los informes de la agencia de calificación Fitch. “No obstante, la compañía se recuperó en los meses siguientes”.

La siguiente fecha importante que marcan los allegados de Felipe Benjumea es el 31 de julio de 2015, cuando tiene lugar la presentación de resultados: “El plan está totalmente finalizado para ponerlo en marcha y empiezan una campaña de desprestigio contra Felipe y Abengoa, volviendo a crear desconfianza”.

El 3 de agosto de 2015, Felipe Benjumea había solicitado a los bancos una ampliación de capital de 650 millones de euros. Un mes después, en el consejo del 14 de septiembre, se le cesa. “El HSBC se opuso a que echaran a Benjumea de la Presidencia y meses después, abandona el proyecto definitivamente”.

Después de una campaña de desprestigio, no consiguen el apoyo de más del 32% de Junta de IC (Sociedad accionista de Abengoa integrada por la familia Benjumea) en octubre de 2015. Les llevan como socio capitalista a Gonvarri. Querían echar a Felipe para controlar la empresa”.

Por su parte, el sobrino Javier García Carranza Benjumea, procedente del sector inmobiliario, “es contratado por el Santander poniéndole al frente de la reestructuración de Abengoa”.

Abengoa
Acto de inicio de cotización de Abengoa en Wall Street. (Foto: EFE)

“Los bancos gestionan la empresa”

La familia de Felipe Benjumea asegura que tras su salida de la compañía “los bancos se negaron a darles la ampliación que habían prometido, empezaron a cortar las líneas de liquidez y la sociedad se empieza a deteriorar porque no hay persona con capacidad para manejarla”.

“Felipe iba de una punta a otra del mundo, sin hacer otra cosa que trabajar para Abengoa. No midieron que si se cargaban a Benjumea se cargaban a Abengoa”.

“No midieron que si se cargaban a Felipe Benjumea se cargaban a Abengoa”

Por último, se refieren al pre-concurso de acreedores de Abengoa: “Miles de empleados se han quedado sin sus puestos de trabajo, proveedores y accionistas que han perdido todo. Han llevado a su propia familia a la ruina”.

Últimas noticias