El dictador Maduro atiza a Sánchez: «Estás bastante desinformado, Leopoldo López es un terrorista»

Con todo el cuidado que tuvo Pedro Sánchez de no importunar a Nicolás Maduro, y el narcodictador no le pasa una. Recordemos que Sánchez recibió al preso político que logró escapar Leopoldo López en Ferraz y no en Moncloa para no molestar al tirano venezolano. Pues bien, Maduro ya se ha ido a su lugar favorito, que es delante de una cámara, para atizar al presidente español, al que le ha dicho directamente: «Estás bastante desinformado».

Ha insistido Maduro en que Leopoldo López es un «terrorista», acusando a Sánchez de «cometer siempre errores» con Venezuela y de «despreciar» su realidad.

«Yo no recibiría nunca a Tejero por respeto a España, a la España democrática», ha dicho Maduro, asegurando que el guardia civil es «un niño de pecho al lado de Leopoldo López».

El presidente del país caribeño también ha aludido al embajador de España en Venezuela, Jesús Silva, al que ha tachado de «colonialista típico», «racista» e «imperialista», y ha sostenido que «viajó a España, negoció el viaje de Leopoldó López a España con el Gobierno español, regresó a Venezuela y se lo llevó en base a esta negociación». «Habrá que establecer las responsabilidades judiciales de los cómplices de esa operación», ha avisado Maduro.

En este contexto, el presidente venezolano también ha señalado que López, «está huyendo de una sentencia firme» pronunciada tras la celebración de un juicio «para el que se entregó». Así, lo ha tildado de «prófugo de la Justicia» y «cabecilla de un intento de golpe de estado a través de la violencia masiva». A su juicio, López ha viajado a España «derrotado por las fuerzas democráticas de Venezuela».

«Psicópata»

Asimismo, ha puntualizado que López tiene un «expediente violento» y es un «psicópata», un «hombre impulsivo», está «lleno de violencia» y de «ambiciones de dinero y poder personal».

«Nosotros subestimamos la capacidad de violencia que tenían», ha lamentado el mandatario, que ha recordado que en las protestas («guarimbas») que se sucedieron en 2014 dejaron «más de 40 muertos, más de mil heridos, quedaron discapacitados». «Ese es Leopoldo López», ha remachado.

El mandatario venezolano se ha remontado hasta el año 2002 para acusar a López de «involucrarse» en «actos violentos», antes de señalar que el opositor llegó a participar en unas negociaciones con el Gobierno de Venezuela para «dejar el camino de la violencia y venir al camino electoral», lo que ocurrió en 2006.

Posteriormente, ha aludido a que el Gobierno de Venezuela le concedió prisión domiciliaria, tras otra mesa de diálogo, pero «se fugó el 30 de abril e intentó un golpe de estado fallido en Venezuela», ha dicho.

«Espero que algún día haya justicia y la Justicia venezolana logre llevar a la cárcel a este terrorista», ha concluido, asegurando que en el futuro se conocerán «muchas otras cosas».

Lo último en Internacional

Últimas noticias