Limpieza

Cómo limpiar la bandeja del horno fácilmente

Limpiarla tras cada uso evitará que se acumule la suciedad

limpiar la bandeja del horno
Limpiarla tras cada uso evitará que se acumule la suciedad

El horno es uno de los electrodomésticos que más suciedad acumula, pero lo cierto es que su limpieza no es tan complicada como la gente piensa, por lo que hacerlo con frecuencia evitará que se vea siempre sucio. Si quieres saber cómo limpiar la bandeja del horno, sigue leyendo y descubre algunos remedios caseros con los que podrás hacerlo fácilmente y con eficacia.

Sea cual sea el tipo de horno que tienes en casa, sin duda es perfecto para seguir una alimentación saludable ya que su tipo de cocinado así lo es. Hoy en día, cualquier receta se puede hacer al horno sin la necesidad de utilizar tantos aceites y grasas como, por ejemplo, cuando se fríen los alimentos.

Remedios caseros para limpiar la bandeja del horno

Bicarbonato y vinagre

Ambos productos son prácticamente mágicos cuando se utilizan en tareas de limpieza. Para limpiar la bandeja del horno con ellos, pon en un bol diez cucharadas de bicarbonato, tres de vinagre y cuatro de agua caliente. Mezcla hasta obtener una pasta de consistencia cremosa y distribuye en la bandeja e, incluso, en las paredes del horno. Deja actuar varias horas y para retirarlo pulveriza agua y pasa una esponja para quitar la solución.

Agua hirviendo

Retira el exceso de grasa de la bandeja con papel de cocina y prepara un recipiente con abundante agua hirviendo, o bien llena el fregadero con ella. Mete la bandeja en el agua y déjala a remojo durante un par de horas para después de ese tiempo pasar una esponja para eliminar los restos de suciedad. Si le añades un par de cucharadas de bicarbonato al agua, la limpieza será más efectiva.

Limón

Además de dar un sabor muy especial a muchas recetas, el limón es también ideal para la limpieza y eliminar malos olores, por lo que es perfecto para el horno. Vierte un poco de agua en la bandeja del horno, que la cubra hasta la mitad. Añade el zumo de un limón y su cáscara, enciende el horno y deja que actúe durante 20-30 minutos. Pasado ese tiempo, saca la bandeja y lávala con agua y jabón, la suciedad se quitará fácilmente.

Agua oxigenada y bicarbonato

Este truco es especialmente recomendable cuando la bandeja está quemada, y consiste en cubrir la bandeja con una capa de bicarbonato, otra de agua oxigenada y otra más de bicarbonato. Deja que actúe durante un par de horas, pasa una esponja y enjuaga con agua y jabón. Quedará reluciente.

Lo último en How To

Últimas noticias