Hogar

Cómo limpiar un aire acondicionado fácilmente

Con un poco de aire, paños limpios y algo de desinfectante, te será muy fácil limpiar y dejar a punto el aire acondicionado para este verano.

como limpiar aire acondicionado
Guía de pasos para saber cómo limpiar el aire acondicionado de forma fácil

Con la llegada del verano a la vuelta de la esquina, es importante que nuestro aparato del aire acondicionado esté a punto para que podamos utilizarlo sin problema, de modo que vamos a guiarte a continuación, para que sepas Cómo limpiar un aire acondicionado fácilmente.

El aparato del aire acondicionado suele ser receptor de todo tipo de partículas y de polvo a lo largo del año y mientras no lo estamos usando. Por ello, si queremos un aire limpio y puro al encenderlo en verano, debemos saber cómo limpiar nuestro aire acondicionado de manera correcta, sin olvidarnos de su desinfección.

Pasos para limpiar un aire acondicionado fácilmente

  1. Antes de iniciar cualquier maniobra, recuerda desconectar el enchufe de la fuente de alimentación para evitar riesgos. Una vez que se haya interrumpido la corriente del aire acondicionado debes subirte a una escalera y retirar la cubierta exterior del aparato y eliminar la suciedad más notable con un aspirador.
  2. Una vez hayas sacado la primera capa de polvo, coge un trapo o una esponja de microfibra con la que debes limpiar todas las partes que veas sucias del aparato.
  3. Si quieres estar  100% seguro de hacer una limpieza y desinfección adecuada, puedes rociar unas gotas de limpiador germicida en el paño y de este desinfectar todo lo que vayas limpiando.
  4. Una vez hemos limpiado la parte interna del aire acondicionado de forma general, pasamos a la limpieza del filtro . Si tu aparato de aire acondicionado tiene filtros de carbón activado en el interior , debes sacar los que no estén agotados y lavarlos con un poco de agua tibia. 
  5. Si tienes filtros equipados con una red de nylon, tienes que retirarlos con cuidado y eliminar el polvo de la superficie soplando sobre él con un compresor . Después de esto puedes lavarlo a mano con agua tibia y un jabón suave. Después de enjuagarlo varias veces, colócalos al aire libre , alejado de la luz solar directa.
  6. Una vez que los filtros estén secos rocía un desengrasante en un cepillo y pasa de manera uniforme sobre toda la superficie de tu filtro.
  7. A continuación debemos limpiar todas las salidas de ventilación y los conductos del aparato de aire acondicionado. Hazlo con cuidado o tu trabajo estará incompleto.
  8. Solo cuando todo esté seco y brillante, vuelve a insertar los filtros dentro del aparato . Después de haber limpiado a fondo cada elemento interno del aire acondicionado, enciéndelo para asegurarte de que funciona perfectamente y que el aire sale de manera uniforme.
  9. Para realizar un trabajo aún más preciso, tómate un tiempo para desinfectar la unidad externa de tu aire acondicionado, ya que también puede estar obstruida con polen, humo y polvo. Desconecta la energía incluso en este caso y con un compresor, elimina toda la suciedad de la superficie y luego pasa un paño húmedo con un producto específico que elimine todos los gérmenes y bacterias presentes.
  10. Por último será bueno añadir que siempre es aconsejable comprobar que las tuberías externas no estén dañadas, de lo contrario tendrás que hacer que un profesional las reemplace y sobre todo, recuerda cubrir tu aparato de aire acondicionado que está  al aire libre durante los meses fríos del año: una funda especial lo puede proteger contra los agentes atmosféricos y la suciedad, y notarás la diferencia cuando vuelvas a encender el aire en verano.

Lo último en How To

Últimas noticias