Vehículos

Cómo instalar una alarma para el coche

Instalar una alarma para el coche

Instalar una alarma para el coche es algo imprescindible para poder preservar la integridad de esta pieza clave de nuestro día a día en determinadas zonas.

Instalar una alarma para el coche aumentará la seguridad de nuestro vehículo. Determinadas zonas son más propicias a los robos y a los incidentes. Es indispensable disponer de los sistemas de seguridad necesarios para evitar robos o daños recurrentes a nuestro vehículo. Ponerle una alarma es una solución perfecta para dichos casos, la mayoría de estos sistemas son fáciles de instalar y disponen de todo lo necesario para avisar en caso de cualquier incidencia. La parte más complicada una vez nos hayamos decidido a dar el paso, será escoger la alarma que más nos guste, después solo tendremos que seguir estas instrucciones.

Materiales para instalar una alarma para el coche

  • La alarma nueva
  • El manual con las instrucciones
  • Una caja de herramientas

Pasos para instalar una alarma para el coche

  1. El primer paso antes de colocar la nueva alarma es hacernos con el diseño y los diagramas del cableado del coche. Cada uno de los modelos dispone de uno propio o sufre ligeras variaciones, al ser un sistema que va directamente unido a ciertas partes es mejor tenerlo a vistas.
  2. Quitamos la cubierta de los paneles interiores de nuestro vehículo. En la parte inferior del capo suele haber el sistema de sirenas instalado. La mayoría de las alarmas alertan de cualquier movimiento utilizando las propias sirenas del vehículo.
  3. Montaremos el sistema de alarma en esa zona. Es preferible que este hecho no se desarrolle en medio de una calle transitada o en un lugar visible, la idea de este tipo de alarmas es que nadie conozca su instalación o ubicación exacta.Cómo instalar una alarma para el coche
  4. La alarma debe ir conectada a la batería de nuestro coche, de esta manera contará con la energía necesaria para poder activarse y utilizarse en caso de robo o de cualquier emergencia. Conectaremos también los fusibles al cable central de alimentación para disponer de la potencia esencial para cumplir sus funciones.
  5. Desmontaremos el detector de impactos para poder instalar el propio detector que llevan todas las alarmas, mucho más sensible que uno convencional, preparado para alertar ante cualquier movimiento. Este paso puede ser un poco más costoso dependiendo del vehículo.
  6. Seguimos con el cableado de la cerradura de la puerta, porque suele estar conectado a él en caso de intentar forzar este elemento también se activaría. Al igual que el cableado de arranque, la pieza final que también necesitará estar conectada a nuestra alarma.

Siguiendo estos pasos y con un poco de paciencia iremos identificando los cables que debemos conectar a la alarma para el coche. Ganaremos en seguridad y obtendremos todo lo necesario para tener el vehículo en perfectas condiciones.

Últimas noticias