Mascotas

Cómo cuidar a un perro Teckel paso a paso

Cuidar a un perro Teckel paso a paso
Pasos para cuidar a un perro Teckel paso a paso

Cuidar a un perro Teckel es una tarea que requiere toda nuestra atención. Esta mascota se convertirá en nuestro mejor amigo, amor y responsabilidad por nuestra parte es lo que más necesitará. Toma nota de estos consejos para conseguir que este tipo de perro sea inmensamente feliz en nuestra familia.

Un perro Teckel o salchicha es una raza muy especial que se convertirá en el eje central de cualquier hogar. Tener un perro como mascota nos aporta una serie de responsabilidades y de alegrías por partes iguales. Nuestro mejor amigo de cuatro patas puede ser un perro con nombre propio, un Teckel. Los amantes de este tipo de perros que, suele pesar entre 7 y 10 kilos, son aquellos que necesitan una mascota activa y repleta de energía. Detrás de ese aspecto divertido se esconde un corazón enorme que necesitará de una serie de cuidados y de pautas que te mostramos en estas líneas.

Pasos para cuidar a un perro Teckel

  1. Este perro está considerado de raza pequeña, de cuerpo alargado y patas cortas posee un carácter que lo convierte en un líder nato. Es muy territorial y quiere ser siempre el centro de atención. Debemos tener especial cuidado en sus fases de dominio, puede atacar a perros más grandes o intentar imponerse a cualquier precio. Puede ser un líder de la manada demasiado intenso, desde pequeño deberemos marcarle el camino para que no sea asó.
  2. Para quemar esa energía enorme que posee, es importante darle lo que necesita, largos paseos diarios. Enfundarse las zapatillas de deporte y recorrer el espacio necesario para cansar a este perro es algo imprescindible. Esta raza es ideal para pequeños que tienen la energía y las ganas de jugar con una mascota a la que nunca se le acaban las ganas de pasarlo bien.Cómo cuidar a un perro Teckel paso a paso
  3. Es una de las razas de perros más inteligentes que existen. Suele estar muy atento a cada una de las correcciones de sus propietarios. A medida que se va haciendo mayor conoce a la perfección las directrices de sus propietarios, se queda en seguida con sus acciones y no comete errores reiterativos. Es muy obediente y atento.
  4. Para poder tener un Teckel bien educado es necesario invertir tiempo desde pequeño. Entrenar con él y mostrarle el comportamiento que queremos que tenga en nuestra casa. Repetir y corregir son las dos pautas que nos conducirán hasta el éxito más absoluto con un animal nacido para convivir y entender todo lo que se le pide.
  5. Necesita una comida equilibrada, especifico para este tipo de animales. Se acostumbra muy rápidamente a todo tipo de alimentos, si hacemos la gracia de darle comida humana, puede que volver al pienso sea un problema.

Con estos pasos y un buen cepillado de su pelaje conseguiremos tener a un perro feliz que será una mascota perfecta. Incorpora un Teckel a tu vida, no te arrepentirás.

Últimas noticias