Animales

Cómo cuidar un caballo

cuidar un caballo
Los caballos necesitan cuidados para poder estar bien

Quien tiene un caballo tiene un tesoro, ya que tenerlo proporciona muchos beneficios, incluso para tu propia salud. Es muy importante saber cómo cuidarlo para que esté siempre en las mejores condiciones posibles. ¿Quieres saber cómo cuidar un caballo? Sigue leyendo y toma nota de las recomendaciones más importantes.

Claves para cuidar un caballo:

  1. Descanso: es indispensable que tu caballo pueda descansar bien, de forma totalmente óptima. Necesita un lugar en el que poder hacerlo, por ejemplo un granero, un establo, una cuadra… Debe haber suficiente espacio como para que pueda moverse cómodamente, tanto de pie como acostado.
  2. Cama: aunque los caballos pueden dormir de pie perfectamente, prefieren hacerlo acostados ya que es mucho más cómodo y el sueño más productivo. Puede ser una superficie dura, pero no demasiado ya que podría tener lesiones. Lo ideal es que sea una cama a base de paja, cáñamo o virutas de madera. El material debes cambiarlo semanalmente y removerlo a diario para que no se apelmace.
  3. Comedero: tanto su comedero como su bebedero debes limpiarlos un par de veces a la semana para eliminar totalmente cualquier resto de comida.
  4. Estiércol: quítalo varias veces al día, si no lo haces hay riesgo de que el caballo coja alguna infección.
  5. Alimentación: a la hora de cuidar un caballo sin duda es básico poder darle la alimentación más adecuada y que varía en función de su peso, tamaño, edad o raza, entre otros. Su dieta suele contener básicamente heno, pero de vez en cuando puede tener alfalfa, césped, avena o pienso dulce. Nunca le des heno en mal estado ya que podría sentarle realmente mal. Respeta siempre los horarios de las comidas, que sea una rutina con los mismos Evita que coma justo antes o despué de hacer ejercicio físico y dale de comer 2-3 veces al día. Un caballo de tamaño medio suele comer unos 9-10 kilos de comida al día.
  6. Bebida: todos los caballos necesitan beber mucha cantidad de agua cada día, entre 25 y 55 litros dependiendo de su edad y tamaño. También influye el calor que haga.
  7. Pelaje: otro aspecto muy importante, especialmente por estética, es cuidar su pelaje para que luzca siempre bonito y perfecto. Retira los restos de hierba, barro o cualquier suciedad con un cepillo de raíces o rascadera y cepíllalo a diario para que se vea bonito y saludable. Termina siempre con un cepillo de crin para darle suavidad. Si está muy enredado, utiliza los dedos con suavidad para desenredarlo.
  8. Cascos: en cuanto a los cascos, hay que prestar mucha atención ya que es una zona muy sesible y puede tener infecciones si no se cuida bien. Revísalos una vez al día para eliminar cualquier suciedad. Si pasa mucho tiempo en barro debes buscar hongos para eliminarlos cuanto antes, lo cual puede suceder únicamente dejando al caballo en una zona seca.
  9. Veterinario: no cabe duda de que debes tener bien a mano el teléfono de un veterinario de tu confianza al que acudir cuando veas algún síntoma o mala señal en tu caballo.
  10. Ejercicio: ya sabemos que el ejercicio es muy importante en las personas para tener una vida saludable, y en el caso de los animales también lo es. Deberá hacer más o menos dependiendo de su edad y raza, pero lo habitual es como mínimo una hora diaria, cuatro veces a la semana. Empieza siempre caminando 10 minutos para que no haya riesgo de lesión.

Si cuidas bien a tu caballo, podrás ayudarle a disfrutar de una vida plena y feliz a tu lado.

Lo último en How To

Últimas noticias