Cómo blanquear los dientes con limón

blanquear los dientes
Cómo blanquear los dientes con limón de forma natural

Los dientes amarillean con mucha facilidad, especialmente cuando no los cuidas como deberías. Conseguir que estén más blancos es posible con algunos trucos naturales, además de con tratamientos profesionales. ¿Quieres saber cómo blanquear los dientes con limón? Sigue leyendo y haz que tu sonrisa sea más bonita.

Limón para blanquear los dientes

El limón tiene muchos beneficios para el organismo ya que es antioxidante, antiséptico, antibacteriano, diurético y un desintoxicante natural. Además, para el blanqueo de los dientes tiene también mucha eficacia ya que es un potente aclarador natural.

Con este cítrico puedes tratar tu dentadura para eliminar las manchas oscuras, lo que sin duda permitirá que las piezas recuperen su color original. Favorece también la elminación del sarro acumulado y previene tanto el mal aliento como la acumulación de placa bacteriana.

Pasos para blanquear los dientes con limón

  1. Limón y agua: con este enjuague bucal casero de limón que vamos a recomendarte podrás conseguir muy buenos resultados.Hierve un poco de agua con el jugo de un limón en un cazo. Retira del fuego a los 5 minutos y espera a que se enfríe. Cuando se haya enfriado, cepilla tus dientes como haces habitualmente y utiliza la mezcla del agua con limón para enjuagarte la boca.
  2. Piel de limón: también puedes frotar la dentadura con la parte interna de la piel del limón. Esta opción es válida tanto hacer después del enjuague como en su lugar.
  3. Limón y bicarbonato: otro buen truco para blanquear los dientes con limón es mezclar una cucharada de bicarbonato con el jugo de medio limón. Con esa pasta te cepillas los dientes durante dos minutos, y después enjuaga la boca con abundante agua tibia para eliminar cualquier resto. Haz esto únicamente dos veces por semana.
  4. Limón y sal: si tus dientes tienen manchas o están muy amarillos, este remedio es perfecto. Mezcla una cucharadita de sal con una cucharada de jugo de limón, que esté recién exprimido. Cepíllate los dientes con esa pasta, suavemente y durante 30 segundos, no te pases de ese tiempo. No repitas el tratamiento antes de 20 días ya que realizado con frecuencia puede dañar el esmalte.

Blanqueamiento dental

Por supuesto, la mejor opción para poder blanquear los dientes de forma efectiva y saludable es acudir a tu dentista. Los remedios caseros son buenos pero cada caso es particular y lo que es bueno para uno quizás sea perjudicial para otro. Mal utilizado, o en exceso, el limón puede causar daños en el esmalte dental, por lo que es recomendable que consultes con tu dentista primero.

¿Conoces algún otro tratamiento para blanquear los dientes con limón?

Temas

Lo último en How To