Elecciones Galicia 2020

SuperFeijóo logra su cuarta mayoría absoluta, el BNG ‘sorpassa’ al PSOE y Podemos desaparece en Galicia

Feijóo reedita la mayoría absoluta sin necesidad de pactar con Ciudadanos y plantando cara a Vox

Los votantes de Podemos huyen al independentismo y Pablo Iglesias pierde sus 14 diputados

Alberto Núñez Fejóo (Orense, 1961) hace historia en Galicia. Logra su cuarta mayoría absoluta consecutiva con el mejor de sus resultados (41 escaños, tres más que en 2009) e iguala el récord de Manuel Fraga. El hombre que renunció al liderazgo del PP tras la marcha de Mariano Rajoy en 2018 («Ser presidente de Galicia es la mayor de mis aspiraciones políticas») ha triturado a sus rivales políticos. Ni siquiera la resurrección del independentismo del BNG, que con 19 escaños emerge de nuevo como segunda fuerza política por delante del PSOE (14 escaños), será noticia en un Parlamento gallego que el PP controlará a su antojo. Y si Feijóo es la cara del 12-J, la cruz la encarna Pablo Iglesias cuya marca en Galicia desaparece de la Cámara autonómica al perder sus 14 diputados.

El PP mantiene el dominio incontestable en Galicia que impuso desde la segunda legislatura autonómica, allá por el año 1989. Sólo en 2005 el PP perdió la Presidencia de la Xunta al quedarse Fraga a un escaño de la mayoría absoluta que permitió al socialista Emilio Pérez Touriño gobernar con los separatistas de Anxo Quintana. Fue la única experiencia de los gallegos con un Gobierno ajeno al PP en tres décadas. Feijóo recuperó la Presidencia de la Xunta en su primera carrera electoral y este domingo ha firmado su cuarta victoria consecutiva, todas por mayoría absoluta, pues no hay otra forma de que el PP gobierne en Galicia.

El joven que en 1991 arrancó su carrera institucional como secretario general técnico de la Consejería de Agricultura de la Xunta, se trasladó en 1996 para formar parte de la administración del primer Gobierno de Aznar como presidente del Insalud y después de Correos, y regresó en 2003 a Galicia ya como consejero de Política Territorial, culmina con su cuarta reelección una carrera en la que ha evolucionado de tecnócrata a gestor eficaz: 38 escaños en 2009, 41 en 2012 y 2016 y otros 41 ahora, en 2020.

Casado y padre de un hijo de 3 años, Alberto Núñez Feijóo no quiso aspirar al liderazgo del PP tras la dimisión de Mariano Rajoy, pero su voz siempre se ha hecho notar en el partido. Tanto que una de las batallas preelectorales que tuvo que dar frente a la dirección nacional fue la de negarse a formar una coalición electoral con Ciudadanos, a semejanza de la que este domingo ha fracasado en el País Vasco. “No seré rehén de ningún partido, ni siquiera del mío”, proclamó Feijóo para zanjar la cuestión.

Feijóo culmina con su cuarta reelección una carrera en la que ha evolucionado de tecnócrata a gestor eficaz

Y así, sin la necesidad de pactar con un Ciudadanos que ha vuelto a quedarse sin escaño, ni de apoyarse siquiera en las siglas de su propio partido, a las que prácticamente renunció en campaña, plantando cara a Vox también (“Está contra Galicia”), pero siempre con un discurso sin estridencias, favorable a los pactos transversales («No me encuentro cómodo en la agitación política que está viviendo España») y un galleguismo moderado, Feijóo ha conseguido convertir su segundo apellido en una marca propia identificada con Galicia. Es la única Comunidad autónoma en la que el PP puede presumir de mayoría absoluta.

El BNG supera al PSOE

La segunda ‘vencedora’ que dejan las urnas es Ana Pontón (Lugo, 1977), una joven veterana -llevaba 16 años en el Parlamento gallego- que ha vuelto a convertir al BNG en las segunda opción política de los gallegos y, pasando por delante de los socialistas, ha triplicado los escaños de la formación independentistas de 6 a 19.

Licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Santiago y militante del comunista Unión del Pueblo Gallego, a ella encomendó el BNG el liderazgo en 2012, cuando el debate sobre cómo responder políticamente a la crisis económica rompió al Bloque, el histórico Xosé Manuel Beirás fundó Anova, confluyó con Podemos y dejó a la formación nacionalista al borde de la extinción. Pontón salvó los muebles con 6 escaños que ahora ha multiplicado hasta 19 a costa de Podemos.

Podemos desaparece

El batacazo de Antonio Gómez-Reino al frente de la coalición Galicia en Común-Anova Mareas no es una mala noticia para Pablo Iglesias. Es una noticia nefasta. Significa que Podemos desaparece del Parlamento gallego tras pasar de 14 a cero diputados. Una derrota más en la colección que el líder de Podemos acumula en las urnas desde el año pasado, cuando los morados perdieron la mitad de su representación en el Congreso de los Diputados, un alto porcentaje de los autodenominados ‘Ayuntamientos del cambio’ y decenas de diputados en todos los parlamentos autonómicos. Todo los votantes morados en 2016 se han marchado a la formación separatista.

Lo último en España

Últimas noticias