Elecciones Galicia 2020

Feijóo tiene al alcance de la mano igualar el récord histórico de escaños de Fraga mientras Podemos se hunde

El PP rondará el 50% de los votos gracias a la robusta fidelidad de sus votantes

El PSOE subirá tres escaños, pero no conseguirá absorber el hundimiento de Podemos

Encuesta de Hamalgama Métrica. Elecciones Galicia 2020

Alberto Núñez Feijóo (Orense, 1961) revalidará su mayoría absoluta en las elecciones gallegas del próximo domingo e igualará el récord de Manuel Fraga de cuatro reelecciones consecutivas con mayoría incontestable. OKDIARIO publica la última encuesta de las elecciones gallegas a un minuto de que se cumpla el plazo oficial. El sondeo de Hamalgama Métrica le otorga 42 escaños, a uno sólo de igualar el mejor registro del de Villalba, que en 1993 se disparó hasta los 43, la mayor cifra alcanzada nunca por cualquier presidente de la Xunta.

El PSdG-PSOE recuperará la segunda posición (pasará de 14 a 17 escaños) gracias al hundimiento de Galicia en Común, la marca gallega de Podemos, que caerá desde los 14 a los 3 escaños. Vox y Ciudadanos seguirán fuera del Parlamento gallego. La abstención crecerá respecto a 2016 y rozará el 50% en una cita marcada por los rebrotes del coronavirus.

El candidato del PP, sin necesidad de apoyarse en las siglas del partido, rechazando una coalición con Ciudadanos desde el primer día y tras haber convertido su segundo apellido en una marca electoral, alcanzará el 48% de los votos, lo que le reportarán 42 escaños, cuatro por encima de la mayoría absoluta y uno más de los que consiguió en 2016. Feijóo conseguirá en su cuarta aventura electoral el mejor de todos sus resultados, pues en 2009 se quedó en 38 escaños y llegó a 41 en 2012 y 2016.

La gestión de la pandemia del coronavirus, de la que Galicia fue la primera región española en salir del confinamiento, y un ejercicio del poder caracterizado por la moderación y la transversalidad, reportarán a Feijóo un triunfo histórico en una España donde las mayorías absolutas son ya cosa del pasado.

El éxito de Alberto Núñez Feijóo se fundamenta además en una sólida fidelidad del voto del centroderecha hacia el PP, que conservará el 86,9% de sus votantes de 2016, con apenas una fuga del 4,1% a Vox y el 8,4% a la abstención. Por el contrario, el 35% de los nuevos votantes o abstencionistas de 2016 que ahora acudirán a las urnas lo harán para depositar la papeleta del PP.

Sin necesidad de apoyarse en las siglas del PP, rechazando la coalición con Ciudadanos y con su segundo apellido convertido en marca electoral, Feijóo rondará el 50% de los votos

A 25 escaños del PP quedará el PSdeG-PSOE. Los socialistas aumentan su representación en 3 diputados respecto a 2016. Sin embargo, la formación liderada por Gonzalo Caballero no logra capitalizar el hundimiento de Podemos, que perderá hasta 11 escaños y pasará a ser la cuarta fuerza política en Galicia. Sólo el 13,4% de los votos que recibirán los socialistas procederán de la marca de Pablo Iglesias en la región. Y no llegan al 20% los nuevos votantes o abstencionistas de 2016 que, decididos ahora a votar, apostarán por el PSOE.

La fidelidad de los votantes socialistas no es tan robusta como la del PP. Un 2% de quienes confiaron en el PSOE en 2016 votarán el domingo a Feijóo (un trasvase de votos que no se produce a la inversa), un 5,5% a los independentistas del Bloque Nacionalista Gallego (BNG) y el 12,2% se irá a la abstención, que en toda Galicia subirá dos puntos respecto a la de hace cuatro años.

Los independentistas del BNG serán, junto al PP de Alberto Núñez Feijóo, los grandes triunfadores de la cita electoral. Pasarán de 6 a 13 escaños, entre otras razones, porque, a diferencia de los socialistas, la candidatura encabezada por Ana Pontón sí absorbe el desencanto de los gallegos con Podemos. El 32,4% de los votos del BNG procederán el domingo de Galicia en Común. Los independentistas recibirán también el 26,2% de los nuevos votantes o de abstencionistas de 2016 que el domingo sí acudirán a las urnas.

El domingo dejará malas noticias, muy malas, para Pablo Iglesias. Podemos no rentabilizará su participación en el Gobierno de España: perderá 177.000 de los 273.000 votos conseguidos hace cuatro años y 11 de los 14 escaños. Sólo una tercera parte de los votantes podemitas permanecerán fieles cuatro años después, ya que el 25,6% emigrará al BNG, el 13,9% al PSOE y el 22,9% a la abstención. Sólo el 9,7% de los nuevos votantes acudirán a votar seducidos por Podemos.

El Parlamento gallego que saldrá de las urnas estará formado por cuatro fuerzas, tres de ellas de izquierdas, ya que Ciudadanos y Vox se quedarán sin representación. Los de Inés Arrimadas perderán 30.000 de los 48.553 votos cosechados en 2016 y serán superados por los de Santiago Abascal, que sumarán 41.000 papeletas en su primera concurrencia a las elecciones gallegas. Sin embargo, el 3% no servirá a Vox para alcanzar al menos un escaño y Galicia, como ha venido reiterando Feijóo, seguirá siendo un territorio vedado a la formación conservadora.

Feijóo tiene al alcance de la mano igualar el récord histórico de escaños de Fraga mientras Podemos se hunde

Lo último en España

Últimas noticias