Comunidad Valenciana

Puig gastará 4 millones más en altos cargos tras meter a Podemos en el Gobierno valenciano

El presidente valenciano multiplica los cargos públicos: dos consejeros y 13 secretarios autonómicos más

Puig toma posesión reclamando una mayor financiación para la Comunidad Valenciana

Ximo Puig
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, la vicepresidenta primera, Mónica Oltra, y el vicepresidente segundo, Rubén Dalmau (i). (Foto: Efe)
  • Agustín de Grado y Gonzaga Durán

Ximo Puig, presidente socialista de la Comunidad Valenciana, ha tenido que multiplicar los cargos públicos para dar entrada a Podemos en su nuevo Gobierno de coalición. El coste para los valencianos se traducirá en 4 millones de euros durante la legislatura que ahora comienza. Incremento del gasto que se produce a la vez que Puig reivindica ante el Gobierno de España la necesidad de dotar a la Generalitat de mayor financiación.

Para alcanzar un reparto proporcional del poder entre el PSOE, Compromís y Podemos, el tripartito que gobernará la Generalitat Valenciana los próximos cuatros años ha creado dos nuevas Consejerías, hasta llegar a 12. Son las de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, que gestionará el podemita Rubén Martínez, e Innovación y Universidades, que corresponderá socialista Carolina Pascual. Estas dos nuevas unidades administrativas conllevan un aumento del gasto público en forma de asesores, secretarios autonómicos y directores generales. Así, por ejemplo, las 18 Secretarías Autonómicas con las que el presidente valenciano comenzó su gestión se han multiplicado hasta 31.

Este aumento del organigrama de la Generalitat se traduce en un coste inmediato en sueldos. Los dos nuevos consejeros costarán 119.568 euros al año y los 13 nuevos secretarios autonómicos se repartirán 780.000 euros en sueldos al año. De tal forma que, a la espera de saber cuántos directores generales y asesores les acompañarán, los nuevos cargos supondrán a las arcas públicas casi un millón de euros al año, cuatro a lo largo del nuevo mandato.

El coste total de los 12 consejeros y los 31 secretarios autonómicos supondrá 2,5 millones anuales y más de 10 en cuatro años, un incremento de casi el 40 por ciento respecto al organigrama de la Generalitat hasta las elecciones del 28-A, ahora inflado para dar cabida a Podemos en el Gobierno de coalición que Puig mantenía con Compromís desde 2015.

Los de Pablo Iglesias no aceptaron entrar en el Gobierno hasta conseguir una vicepresidencia de nuevo cuño. Ximo Puig vuelve a gobernar con Mónica Oltra (Compromís) como vicepresidenta primera, pero ha tenido que conceder a Rubén Martínez (Podemos) el cargo de vicepresidente segundo.

La normativa autonómica establece en 74 el número máximo de "coordinadores-asesores" que la Generalitat puede tener en todo su organigrama. Sus salarios oscilan entre los los 29.115 euros y los 48.570 euros anuales.

Esta misma semana, el jefe del Govern valenciano se ha pronunciado sobre el aumento de los cargos públicos en su organigrama: "No es un problema para la economía de ningún país". "¿Alguien sensato piensa que este aumento es un problema?", añadió Puig durante un desayuno informativo por la Cadena Ser.

Mayor financiación

En su toma de posesión de la semana pasada, Ximo Puig reclamó una mayor financiación para la Comunidad Valenciana, a pesar de haber multiplicado los cargos públicos en su ejecutivo. El presidente socialista calificó esta petición de "irrenunciable, inaplazable e imprescindible", al tiempo que prometía su cargo en valenciano y con una mano sobre la Constitución.

Ximo Puig le reclamó al Ejecutivo de Pedro Sánchez abordar la "financiación justa" para su región, alegando que quiere "privilegios" sino "justicia". "Nuestro mensaje es claro: lo que es bueno para la Comunidad Valenciana es bueno para España", añadió el líder del ejecutivo valenciano.

Lo último en España

Últimas noticias