PGE 2021

Vox denuncia que Sánchez no dota de más personal al Consejo de Transparencia para tapar sus escándalos

La formación de Abascal critica que el Gobierno sólo contemple el "incremento de una sola persona" para 2021

La Justicia pide explicaciones al Ejecutivo por el uso privado que Sánchez hace del Falcon

Memoria histórica
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. (Foto: EP)

El Grupo Parlamentario de Vox en el Congreso de los Diputados denuncia que el Ejecutivo socialcomunista de Pedro Sánchez no dota de más recursos al Consejo de Transparencia y Buen Gobierno para tapar así sus escándalos justo cuando aumentan las cifras de reclamaciones.

Así lo ha hecho la formación de Santiago Abascal en una batería de preguntas parlamentarias, a las que ha tenido acceso OKDIARIO, dirigidas al Ejecutivo en el marco del debate sobre el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2021. De igual modo, han sido registradas después del reciente nombramiento de José Luis Rodríguez Álvarez como nuevo presidente del Consejo de Transparencia, un puesto que ha estado vacante casi tres años por el fallecimiento en noviembre de 2017 de Esther Arizmendi, que estuvo al frente de este organismo desde su creación en 2014.

En las iniciativas presentadas por Vox, que llevan la firma de la portavoz adjunta, Macarena Olona, y otros seis diputados, la formación de Santiago Abascal señala que «el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno viene reclamando una garantía de medios materiales y personales para poder atender con prontitud, precisión y buenas prácticas las demandas de transparencia de personas físicas y jurídicas de la sociedad española».

En este sentido, desde Vox remarcan que el Consejo, entidad adscrita a la Secretaría de Estado de Función Pública y Política Territorial del Ministerio que dirige Carolina Darias, ha experimentado un «insignificante incremento» en su gasto de personal del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el año 2021 «en comparación con los prorrogados PGE para el año 2020».

Apenas 27 trabajadores

Así, explica Vox en estas iniciativas, de los 60 empleados que, a ojos del CTBG, se requieren para poder poner a pleno rendimiento los trabajos de la entidad, sólo se prevé contar con un total de 27 trabajadores en plantilla. «Un incremento en una sola persona respecto a los prorrogados PGE para el año 2020», denuncia la formación de Abascal, al tiempo que recuerda que el propio Consejo destacó en febrero de 2020 que a lo largo de 2019 aumentaron en un 33% el número de reclamaciones.

«La suficiencia de medios es fundamental para el correcto desempeño de responsabilidades y funciones por parte de las Administraciones Públicas», subraya el grupo de Vox. «Sin una efectiva proyección del personal necesario, de las herramientas e instrumentos apropiados para desplegar las tareas a llevar a cabo de acuerdo con el ordenamiento jurídico, es prácticamente inviable ejercer las potestades que la legislación confiere a las Administraciones y, por ende, facilitar a los españoles sus relaciones con las mismas», añade la tercera fuerza del hemiciclo.

Para Vox, «una desatención de los menesteres ineludibles para el correcto funcionamiento de la entidad pondría en cuarentena los compromisos del Gobierno en el ámbito de la transparencia y la buena gobernanza». Tanto es así que la formación de Abascal lamenta que «abandonar al Consejo de Transparencia a su suerte después de recientes resoluciones que critican la falta de transparencia en el Ministerio de Sanidad durante esta pandemia en lo referente al acceso a información pública denota la falta de compromiso de este Gobierno».

Por todo ello, Vox emplaza al Ejecutivo de Pedro Sánchez a pronunciarse sobre «qué motivos justifican para el Gobierno la falta de dotación presupuestaria al Consejo de Transparencia». Además, insta a Moncloa a manifestar si «considera suficiente la dotación de personal y, en definitiva, presupuestaria, con que pretende dotar al Consejo en los Presupuestos». En última instancia, requiere una contestación del Gobierno sobre los «efectos que tendrá la falta de dotación presupuestaria sobre la eficiencia y eficacia de las funciones» que tiene encomendadas dicho órgano.

Alto cargo con Zapatero

Se da la circunstancia de que el nuevo presidente del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, José Luis Rodríguez Álvarez, fue alto cargo del Ejecutivo socialista de Zapatero desde abril de 2004, como director del Gabinete del secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, entonces Francisco Caamaño.

En abril del año 2008, Rodríguez Álvarez pasó a ser director general de Coordinación Jurídica en el Ministerio de la Presidencia, cargo que ocupó hasta febrero de 2009, cuando Francisco Caamaño fue nombrado ministro de Justicia y lo designó como director de su gabinete.

En junio de 2011, todavía bajo mandato de Zapatero, se convirtió en director de la Agencia de Protección de Datos en junio de 2011, cargo en el continuó hasta 2015 dentro del Gobierno de Mariano Rajoy (PP), que no podía decretar su relevo hasta cumplir su mandato de cuatro años.

Tanto Vox como PP han expresado su malestar por el nombramiento de Rodríguez Álvarez al frente del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno. Para los de Abascal, su «plena independencia» está en entredicho por su «clara vinculación con el PSOE».

Por su parte, los populares sostienen que «hay que tener mucha fe para creer que no Rodríguez Alvarez va a actuar como comisario político del señor Pedro Sánchez».

Lo último en España

Últimas noticias