Congreso

PSOE y Podemos frenan una iniciativa de Vox contra el apoyo de Zapatero a la narcodictadura de Maduro

Socialistas y comunistas tumban en la Mesa del Congreso esta proposición pese al informe favorable de los letrados

Vox denuncia que el ex presidente "parece empeñado en enriquecerse" a costa de "destruir el prestigio" de España

Venezuela
Pablo Iglesias y José Luis Rodríguez Zapatero. (Foto: Podemos)

PSOE y Podemos no quieren que se hable lo más mínimo de las relaciones ocultas de José Luis Rodríguez Zapatero con la narcodictadura de Nicolás Maduro más allá de su rol como supuesto mediador. De este modo, los dos partidos del Gobierno de coalición, con mayoría en la Mesa del Congreso, rechazaron este miércoles la calificación de una proposición no de ley de Vox destinada a condenar el apoyo de Zapatero al régimen «totalitario» de Venezuela.

Socialistas y comunistas, que suman más miembros que PP y Vox en la Mesa de la Cámara baja, tumbaron dicha iniciativa para que ni siquiera fuera calificada y posteriormente debatida en el Parlamento. Y lo hicieron incluso desoyendo el informe favorable de los letrados de la Cámara, que avalaron su tramitación. Según fuentes parlamentarias, tras la defensa de la misma por parte del vicepresidente cuarto del Congreso y diputado de Vox, Ignacio Gil Lázaro, intervino el vicepresidente primero de la Cámara, el socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, quien calificó de «inaceptable» el enunciado de la PNL al hablar de «condena de la actuaciones públicas de Zapatero» en relación con el régimen chavista. Acto seguido se produjo la votación y PSOE y Podemos impidieron su calificación.

A tenor de los hechos, fuentes de la dirección del grupo parlamentario de Vox entienden este gesto del PSOE como un «regalo» o «recompensa» a Unidas Podemos después de que los socialistas rechazaran su comisión de investigación sobre las presuntas tarjetas opacas de Juan Carlos I, punto que se debatió justo antes. Además de amparar a Zapatero, el PSOE ayudó así a su socio para que la relación del líder de Podemos y vicepresidente  segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, con el ex presidente socialista y la narcodictadura de Venezuela no volviera ser objeto de los focos en el Parlamento. Los socialistas sí condenaron el pasado septiembre en la Comisión de Exteriores las «violaciones de derechos humanos» en Venezuela.

En concreto, el texto de la PNL presentada por la formación de Santiago Abascal, al que ha tenido acceso OKDIARIO, emplaza al Congreso, en su parte dispositiva, a «condenar enérgicamente los vínculos, actuaciones, gestiones y declaraciones de ex presidente del Gobierno, señor Rodríguez Zapatero, en favor y apoyo del régimen totalitario venezolano, las cuales van en detrimento del prestigio de España, su imagen y marca y su legado como nación civilizadora y defensora de la libertad y la democracia».

Además, la tercera fuerza del hemiciclo insta a la Cámara baja a «reivindicar el papel histórico de España en la defensa de los derechos de los ciudadanos del mundo y, en especial, de los de aquellas ‘naciones de su comunidad histórica’, una entre las cuales es la venezolana».

Derechos humanos

Junto a ello, Vox también reclama al Parlamento «declarar que una parte fundamental de la acción exterior de la Nación española, a la que deben contribuir los ex presidentes del Gobierno, es la defensa de la democracia y de los derechos humanos, en particular respecto de aquellos Estados tan unidos a España por lazos culturales, sociales, históricos y de hermandad como los hispanoamericanos».

Asimismo, el partido de Abascal demanda a la Cámara baja que emplazara al Ejecutivo de Pedro Sánchez a «manifestar expresamente», en los correspondientes foros internacionales, que el ex presidente Zapatero «no conserva influencia alguna en el Gobierno de la Nación, no expresa la posición de España en ninguna de las materias ni asuntos en los que interviene y no tiene atribuidas funciones de representación ni capacidad de vincular internacionalmente a España, actuando siempre a título estrictamente individual y privado».

En la exposición de motivos de la PNL, Vox recuerda que las prácticas totalitarias de la narcodictadura venezolana han sido condenadas por la Organización de Naciones (ONU), por la Organización de los Estados Americanos (OEA), por la Unión Europea, por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, por más de 30 países y por un amplio número de organizaciones internacionales.

De igual, la proposición no de ley hace referencia a la resolución del Parlamento europeo de 18 de julio de 2019 que hace hincapié «en la responsabilidad directa de Nicolás Maduro, así como de las fuerzas armadas las unidades de inteligencia al servicio de su régimen ilegítimo, por el uso indiscriminado de la violencia para reprimir el proceso de transición democrática y la reinstauración del Estado de Derecho en Venezuela».

«Enriquecerse»

Por todo ello, Vox considera que resulta «muy preocupante» para la consideración internacional de España como país garante de los principios democráticos y constitucionales que «un ex presidente del Gobierno legitime y avale, en contra de la comunidad internacional, a una dictadura y a unas elecciones rechazadas y condenadas ambas casi de manera global», en alusión a los comicios fraudulentos en Venezuela del pasado 6 de diciembre.

De esta manera, los de Abascal entienden que «las instituciones de nuestro país deben condenar estas actitudes y distanciar a la democracia española de uno de sus más aciagos dirigentes, que bien parece empeñado en enriquecerse a costa de destruir el prestigio internacional de la Nación».

Lo último en España

Últimas noticias