Torra homenajea en Cambrils a las víctimas de los atentados yihadistas del 17-A

Quim Torra, presidente de la Generalitat, ha participado en un acto de homenaje en Cambrils (Tarragona) a las víctimas de los ataques yihadistas del verano de 2017 de los que este sábado y domingo se cumplen dos años.

Ha sido una ceremonia sobria y breve en la que el separatista Torra ha llevado a cabo una ofrenda floral en el Memorial por la Paz de Cambrils, ubicado en el paseo Miramar, lugar en el que ocurrieron los hechos, y donde, además, numerosas personas han depositado este fin de semana flores, velas y mensajes como "No tenemos miedo".

"En recuerdo a las víctimas del atentado de hoy hace dos años en Cambrils y de sus familias, en agradecimiento a todos los servidores públicos y los servicios de emergencias, mi sentido homenaje", ha señalado el dirigente a través de Twitter, tras depositar las flores y guardar un minuto de silencio.

El pasado viernes, coincidiendo con la víspera de los atentados yihadistas, el Ayuntamiento de Cambrils publicó un manifiesto en conmemoración del segundo aniversario, en el que se enfatizaba que la ciudad "siempre mantendrá vivo el recuerdo de las víctimas".

Torra participó este sábado igualmente en la ofrenda por las víctimas de la Rambla en el mosaico de Joan Miró, un homenaje del 17-A en el que también participaron el ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Un homenaje que, además, resultó polémico porque el dirigente de la Generalitat, así como Pere Aragonés y Roger Torrent, acudieron con lazos amarillos a los actos de homenaje, un gesto que fue denunciado por VOX, C’s y PP. Las tres formaciones criticaron que se politizara un acto en el que el objetivo es rendir homenaje a las víctimas del terrorismo.

En los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils del 17 y el 18 de agosto de 2017 murieron 16 personas y otras 137 resultaron heridas. 

Lo último en España