El Supremo transmite que excarcelará a Junqueras y los consellers si se acogen a la ‘vía Forcadell’

Oriol Junqueras
Oriol Junqueras en una imagen de archivo. (Foto: Francisco Toledo)

El Tribunal Supremo está por la labor de cambiar la situación de prisión incondicional del ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras y del resto de ex consejeros que actualmente se encuentran en la cárcel de Estremera. En caso de que decidan acogerse a lo que ya se conoce como la vía Forcadell, el Supremo está dispuesto a retirar la incondicionalidad y permitir una fianza con la que puedan abandonar la prisión. Los abogados de los acusados ya han accedido extraoficialmente al mensaje de que la puesta en libertad de sus clientes podría ocurrir, con esta condición, tras la llegada del caso al Supremo y en un plazo de entre dos y tres semanas.

La denominada vía Forcadell consiste en imitar la declaración que realizó la ex presidenta del parlamento catalán recientemente ante el Tribunal Supremo. En esa declaración, Carme Forcadell aseguró, pese a todos los hechos que avalan que ha sido protagonista de excepción de la preparación, desarrollo y materialización del golpe de estado, que no tiene intención de volver a realizar ningún acto político de desacato a la Constitución Española.

Tras esa declaración, el juez del TS optó por desoír la exigencia de la Fiscalía General del Estado de aplicar la prisión incondicional y sustituyó esta medida cautelar por una prisión bajo fianza de tan solo 150.000 euros. De hecho, la fianza fue satisfecha en aproximadamente 24 horas y Carme Forcadell pudo abandonar la prisión.

Para el resto de ex miembros de la Mesa del Parlamento catalán, que también aseguraron estar dispuestos a acatar la Constitución Española en todas las decisiones políticas futuras que puedan adoptar, las fianzas fueron aún más reducida. De tan sólo 25.000 euros.

La decisión de excarcelar a Junqueras y los ex consejeros depuestos por su protagonismo y liderazgo en el golpe de estado se produciría, por tanto, antes de las elecciones del 21 de diciembre. En esa fecha es cuando Cataluña deberá decidir su nuevo Parlamento electo y, como consecuencia, su nuevo presidente autonómico.

De este modo, la puesta en libertad de Junqueras y del resto de golpistas coincidiría con la opción considerada como más favorable por parte del Gobierno. Y es que, como adelantó OKDIARIO, el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, no considera que sea beneficioso para el resultado electoral de los partidos constitucionalistas el hecho de que los golpistas permanezcan en prisión en el momento en el que el pueblo catalán tiene que votar en sus elecciones regionales. En una conversación ante parte de su equipo en el Consejo de Ministros, el presidente del Gobierno afirmó que la permanencia en prisión de todos ellos en esa cita podía exacerbar el voto separatista y, por lo tanto, dificultar un cambio de tendencia política en Cataluña.

Este diario, de hecho, ya adelantó también que el Tribunal Supremo estaba discutiendo la posibilidad de alterar la prisión incondicional debido a que, según sus explicaciones, no es doctrina habitual de esta corte de justicia. Algunos de los miembros de este tribunal son favorables a alterar la medida cautelar impuesta por la Audiencia Nacional y solicitada desde el primer momento por la Fiscalía General del Estado.

El Tribunal Supremo ha admitido ya la fianza para salir de prisión en el caso de Forcadell pese a haber afirmado en el auto que ella fue parte “modular” y “principal” del golpe de estado y que forma parte del equipo impulsor desde su etapa como presidenta de la Asamblea Nacional Catalana. Pese a todo ello y a ratificar los tipos delictivos de rebelión, sedición y malversación, el juez del Supremo prefirió optar por esa fianza que le ha permitido estar ya en la calle.

Lo último en España

Últimas noticias