El secretario de Comunicación de Podemos vendía guillotinas porque «hacían falta recortes […], con amor»

El secretario de comunicación de Podemos, Juanma del Olmo.
El secretario de comunicación de Podemos, Juanma del Olmo.

El secretario de Comunicación de Podemos, Juanma del Olmo, fue el impulsor de la venta de guillotinas en su tienda. Él se sentía muy orgulloso de ese hito porque, según decía, era “la primera tienda de guillotinas en Europa”. Hoy, la tienda y la marca que él fundó está comandada por su hermano y por Eduardo Garrido.

La salida -al menos oficial- de Juanma del Olmo del negocio ha hecho que aquel orgullo por las guillotinas se haya debilitado. Porque el impulsor era  el actual secretario de Comunicación de Pablo Iglesias. Y él era el que hizo que en su web se anunciara que “decidimos fabricar guillotinas, de dos metros de alto y madera de pino maciza. Hacían falta recortes, eso estaba claro, montamos en Malasaña la primera tienda de guillotinas de Europa. Desde Madrid, con amor”.

En su época, la web de su tienda recogía el siguiente texto: “Volvamos a aquel Diciembre de 2012, con el panorama más dantesco laboralmente hablando que uno pueda imaginar. Decenas de chavales nacidos en los 80 cogían las maletas diciendo aquello de ‘No nos vamos, nos echan'".

Podemos
Guillotinas de la tienda de Del Olmo

Añadían también un ataque directo a las grandes empresas del país, asegurando que "mientras tanto, en los consejos de dirección del IBEX 35 el asunto era cómo hacer para que el gobierno obligase a pagar la ronda a los trabajadores. Nos dolió, nos dolió tanto que decidimos fabricar guillotinas".

El gusto por las guillotinas no es algo exclusivo de Juanma del Olmo. Su idea de vender guillotinas de verdad agradaría con creces a su secretario general, Pablo Iglesias. El líder podemita demostró en un tuit su pasión por el artefacto que se hizo famoso durante la Revolución francesa. "La guillotina es la madre de la democracia", aseguraba Iglesias.

Ataque a los medios

Del Olmo es ahora el responsable de otra materia, también con mucho “amor”: marca la estrategia de acoso y derribo por parte de Podemos a los medios. El análisis de Del Olmo, responsable de iniciativas como el Tramabús –nada innovador, un calco de Hazte Oír–, es que la situación de Podemos es crítica y necesita “ruido” y presión sobre los medios de comunicación.

El principal argumento, a través de su libro ‘La política por otros medios’, prologado por Juan Carlos Monedero, es que los medios de comunicación están en manos del gran capital y de los enemigos del ‘cambio’ (representado, claro, por Podemos). Esta ‘Biblia mediática’ del podemismo insiste en la presión sobre los medios, una de las obsesiones de los fundadores de Podemos desde los tiempos de ‘La Tuerka’, y en los golpes de efecto.

A esto hay que sumar el pánico en el partido morado, que no es capaz de contrarrestar la sensación de caída libre. Del Olmo marca la estrategia y luego el resto de su tropa en Twitter ejecuta. El ejemplo más palpable fue el de los tuits de Echenique sobre el silencio de los informativos.

Así si un medio no sigue sus deseos con rectitud, se encuentra con un tuit del estilo del siguiente: “Los dueños de Antena3, La Sexta y Onda Cero son el fondo Invesco Limited, que a su vez es dueño de CaixaBank. Y también la familia Lara”. U otras como: “El dueño de @A3Noticias es el fondo Invesco, dueño de CaixaBank. De @informativost5 es Invesco y Blackrock, dueño de BBVA y Santander”. Hoy, su antigua marca, 198, y la empresa Revolt Clothing SL, es gestionada por Eduardo Garrido y Eduardo del Olmo, su hermano.

Lo último en España

Últimas noticias