Crisis del coronavirus

Sánchez quiere dar cerrojazo al Congreso y sólo abrirlo para los ‘decretazos’ frente al coronavirus

La propia Batet lo deslizó el martes en un acalorado debate en la reunión de la Mesa y la Junta de Portavoces

El Gobierno reconoce que horas antes del 8M sabía que el coronavirus se había disparado en Madrid

Sigue en directo la última hora del coronavirus en España

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pretende dar un cerrojazo al Congreso de los Diputados para no celebrar Plenos de control por su controvertida gestión ante la epidemia del coronavirus. Tal es así que la presidenta de la Cámara, la socialista Meritxell Batet, ya lo deslizó el martes en la reunión a puerta cerrada que mantuvieron miembros de la Mesa del Congreso y la Junta de Portavoces, donde hubo un acalorado debate entre la propia Batet —y los socios del PSOE— por un lado, y la oposición por otro, según fuentes parlamentarias consultadas por OKDIARIO.

Una vez había consenso en suspender la actividad esta semana por la ausencia del grupo de Vox —tercera fuerza del hemiciclo— a raíz del positivo de su diputado Javier Ortega Smith, Batet llegó a plantear que el Pleno del Congreso sólo se convocara en las próximas semanas para acoger la votación de medidas de urgencia y carácter extraordinario, esto es, los ‘decretazos’ que ha empezado a aprobar el Ejecutivo socialcomunista para recuperar el tiempo perdido en esta crisis.

Las fuentes antes citadas apuntaron que la portavoz del grupo parlamentario del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, se opuso con contundencia a tales pretensiones, insistiendo en que Sánchez debe rendir cuentas ante la Cámara. «La democracia no se pone en cuarentena. El Congreso no se cierra ni en guerra», dijo después Álvarez de Toledo en rueda de prensa.

Otro prueba más de que Sánchez no quiere someterse al control de las Cortes, sede de la soberanía nacional, por la tardanza en la adopción de medidas restrictivas frente al coronavirus es la propuesta que él mismo ha trasladado a Batet —de la cual Moncloa informó en la mañana de ayer miércoles— para celebrar «una reunión» con el «conjunto de la oposición» el próximo lunes en dependencias de la Cámara baja.

PP y Ciudadanos

Ante esta maniobra y sabiendo ya de las intenciones de los socialistas y sus socios —que salvo el PDeCAT están a favor de esconder a Sánchez—, PP y Ciudadanos presentaron ayer una petición de comparencia urgente de Sánchez en el Pleno del Congreso o en la Comisión Constitucional para «informar sobre las medidas adoptadas por el Gobierno para hacer frente al coronavirus, la situación actual de transmisión del mismo y las previsiones existentes sobre su impacto económico y social». El texto, con la firma de Álvarez de Toledo y del portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, fue registrado en el Congreso justo a la misma hora en que Moncloa informaba del plan de Sánchez de organizar una reunión con la oposición el lunes en dicha Cámara.

Este jueves estaba previsto que se convalidaran varios decretos previos del Gobierno pero no será posible por la suspensión de la actividad. Según el reglamento de la Cámara baja, «el debate y votación sobre la convalidación o derogación de un Real Decreto-ley se realizará en el Pleno de la Cámara o de la Diputación Permanente, antes de transcurridos los treinta días siguientes a su promulgación, de conformidad con lo establecido en el artículo 86.2 de la Constitución».

Plan de choque

El Consejo de Ministros aprobó el martes su primer real decreto-ley frente al coronavirus, hoy adoptará en sesión extraordinaria nuevas medidas en este sentido y vendrán más a tenor de las últimas declaraciones de Sánchez en Moncloa sobre su ‘plan de choque’. En concreto, el primero de estos decretazos ómnibus en ver la luz ha sido el Real Decreto-ley 6/2020, de 10 de marzo, por el que se «adoptan determinadas medidas urgentes en el ámbito económico y para la protección de la salud pública». Un texto que deberá ser sometido a convalidación del Congreso antes de 30 días. En el caso de que el Ejecutivo de Sánchez decretara el estado de alarma, recogido en la Constitución para las crisis sanitarias, tal decreto no requeriría convalidación, pero sí debe ser expuesto al Pleno del Congreso, «convocado al efecto si no estuviese reunido, incluso en el período entre sesiones».

Para este jueves hay convocadas sendas reuniones de la Mesa del Congreso y de la Junta de Portavoces a fin de abordar la actividad de la próxima semana. También comparecerá el ministro de Sanidad, Salvador Illa, pero lo hará en Comisión (no en el Pleno) para responder a los grupos de la oposición sobre la crisis del coronavirus. Esta excepción se acordó por la Mesa y la Junta en sus deliberaciones del martes.

Lo último en España

Últimas noticias