Exhumación de Franco

Sánchez encarga el traslado de Franco a una unidad de veteranos de Afganistán

Helicópteros diseñados específicamente para rescates en condiciones extremas, veteranos pilotos bregados en escenarios como Afganistán, cuyas misiones incluso inspiraron una película… El Ala 48 será la unidad que se hará cargo del transporte de los restos de Franco desde el Valle de los Caídos hasta el cementerio de El Pardo-Mingorubio.

El Ala 48 ha recibido el encargo de Moncloa de hacerse cargo del traslado del ataúd de Franco hasta su nueva ubicación. El Ala 48 se compone de dos Escuadrones: el 402, que se ocupa de los transportes VIP de Gobierno y Casa Real, y el 803, una unidad especializada en rescate. Los helicópteros VIP tienen una configuración de asientos de cuero que no deja sitio para un bulto del tamaño de un ataúd. A no ser que Moncloa dé orden de desmontar parte del interior para introducir el féretro, "lo lógico" -explican fuentes del Aire- es que sean aparatos del 803 ya listos para este tipo de misión los que realicen el traslado.

Siguiendo esta lógica, una de las opciones para el traslado pasa por utilizar un helicóptero AS-332 Super Puma del 803 Escuadrón para efectuar el traslado del ataúd de Franco desde la explanada del Valle de los Caídos. La otra opción es que sea un Cougar del Ala 48, de los que utiliza habitualmente Sánchez para viajar, el que asuma el traslado. Aunque sería necesario efectuar cambios técnicos en la disposición del aparato.

El féretro viajará en el aparato de la aeronave que, según fuentes militares, tiene espacio de sobra para cargar el ataúd y a más de media docena de pasajeros. Cada vez que estos aparatos salen de misión llevan a bordo una tripulación formada por dos pilotos, un mecánico de vuelo y operador de grúa, dos rescatadores y un enfermero.

Los pilotos de la unidad, que está integrada en el Ala 48 del Ejército del Aire, está especializada en misiones ‘SAR‘: las siglas en inglés de búsqueda y rescate. Su principal cometido es desplegarse en caso de accidente aéreo o marítimo para buscar supervivientes y realizar una evacuación médica en caso necesario. Casi siempre operan en territorio peninsular: Canarias y Baleares son responsabilidad de las unidades ‘hermanas’, los escuadrones 801 y 802 respectivamente.

Antes de servir en la unidad de transporte VIP de Sánchez, todo los pilotos (todos oficiales del Ejército del Aire) deben acumular años de experiencia en misiones de rescate con el 803 Escuadrón (y con otras unidades). En España y en todo el mundo.

Los duros años de Afganistán

Los pilotos y aeronaves de la 803 acumulan en sus espaldas horas de misiones de vuelo en escenarios realmente complejos como Somalia, en el marco de la Operación Atalanta contra la piratería, o Afganistán. Helicópteros de esta unidad estuvieron desplegados en la zona de Herat, donde se encontraba la base militar española.

Su misión en Afganistán fue evacuar a los heridos de atentados, ya fuese militares españoles, americanos o italianos, así como miembros de la milicia afgana. Fuentes militares explican a OKDIARIO las difíciles condiciones en las que la unidad volaban en esa zona, con el indicativo de la ISAF (OTAN) rotulado en el fuselaje, bajo la amenaza de un derribo por parte de la insurgencia, con condiciones meteorológicas extremas y sobre una orografía "de locos". Fueron, explican, "años muy duros, donde cualquier EVASAN (misiones para rescatar a heridos) era jugarse el pellejo".

El ‘Black Hawk’ español

La tripulación de uno de los Super Puma del 803 Escuadrón, de hecho, vivió momentos difíciles en Afganistán. Ocurrió a principios de agosto de 2012 en la inhóspita zona de Bala Murghab, donde los españoles habían acudido a rescatar a unos soldados estadounidenses que habían sufrido una emboscada. Un mal movimiento provocó que el helicóptero volcase y quedase inutilizado. Estos pilotos son expertos en aterrizar y despegar en las peores condiciones y en cualquier terreno, pero un talud de polvo que parecía firme confundió al piloto y provocó que el

Mientras la tripulación del helicóptero accidentado esperaba durante horas a que la rescatasen, la insurgencia afgana atacó a los militares españoles durante toda una noche con lanzagranadas y ametralladoras. Un suceso que fue bautizado como el ‘Black Hawk Derribado’ español y del que incluso se hizo una película: "En zona hostil".

Base en Cuatro Vientos

El Ala 48 tiene su base en Cuatro Vientos (Madrid), desde donde operan los helicópteros del 803 Escuadrón y de la otra unidad adscrita a este Ala: la 402. De esta última dependen los helicópteros de transporte para VIPs que utilizan Casa Real, Presidencia, Vicepresidencia y Ministerios. El fuselaje de los aparatos es blanco, a diferencia del gris característico de las aeronaves militares, y lleva rotulado ‘Reino de España’ junto a las hélices.

En esta unidad sirven los helicópteros Cougar de transporte que utiliza el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para trasladarse desde Moncloa a Torrejón de Ardoz antes de volar en el Falcon 900 del Ejército del Aire. O el que utilizó para desplazarse hasta La Rioja a la boda de su cuñado o el que le llevó a Quintos de Mora a su ‘retiro’ a finales de 2019. El coste de una hora de vuelo ronda los 6.000 euros.

El Ala 48 fue fundada como tal en 1992 durante la reestructuración del Aeródromo Militar de Cuatro Vientos. En 2017, cuando el Ala cumplió 25 años de existencia, había realizado cerca de 95.000 horas vuelo. En total, hay unos 300 militares destinados en este Ala 48, que el próximo jueves llevará a cabo una de las misiones más significativas de su historia.

Lo último en España

Últimas noticias