ASÍ DESPILFARRA SÁNCHEZ EN PLENA CRISIS

Sánchez aumenta un 32% los gastos anuales de La Moncloa con España en crisis

gastos Moncloa
Pedro Sánchez, en su despacho de La Moncloa.

Pedro Sánchez ha disparado el gasto de La Moncloa con los españoles sufriendo una de sus peores crisis económicas. Desde su llegada al poder, su oficina en la Presidencia del Gobierno cuesta 10,2 millones más. O dicho de otra forma, en apenas cuatro años, el incremento ha sido del 32%, según los datos de ejecución presupuestaria del Ministerio de Hacienda.

Así, el gasto ejecutado (obligaciones reconocidas netas) ascendió en 2021 a 42.753.881 euros, según los datos a los que ha tenido acceso OKDIARIO. En 2017, el último año completo de Mariano Rajoy en La Moncloa, esa misma partida fue de 32.418.599 euros. Si atendemos a la previsión presupuestaria, Sánchez reservó el año pasado 47.443.960 euros para sus gastos presidenciales.

En este apartado se incluyen todos aquellos gastos relativos al funcionamiento ordinario del presidente del Gobierno. Así, por ejemplo, Sánchez gastó 5.503.109 euros en pluses de «productividad» para sus funcionarios; 743.357 euros para pagar la factura de la luz de Moncloa; 50.700 euros en vestuario; 109.348 en «reuniones y conferencias»; 222.408 euros en «estudios y trabajos técnicos» ; 1.317.154 euros en «dietas» y 571.137 euros en «medios de locomoción», es decir, en sus desplazamientos. No obstante, la mayor parte del gasto se la llevan las nóminas del personal, que suponen hasta 34.571.725 euros. El Gobierno de Sánchez, cabe recordar, bate récords en el número de asesores.

En 2017, el presupuesto disponible para la Presidencia del Gobierno ascendió 35,2 millones aunque se gastaron 32,4. Un año después, se presupuestaron 35,9 millones y se ejecutaron 33,8. Sánchez accedió ese año al poder vía moción de censura.

Desde entonces, el desembolso de Presidencia no ha dejado de crecer. A ello hay que añadir el gasto en la «cobertura informativa» de Moncloa, que el año pasado ascendió a 72.828.295 euros frente a los 54.181.304 de 2017. Para este ejercicio, la previsión llega a los 79.285.780 millones.

Y ello, mientras los españoles sufren las consecuencias de la crisis económica, con el IPC disparado (9,8% en marzo) y el precio de la luz y los combustibles en máximos.

Aún así, Sánchez rechaza acometer una bajada de impuestos, como le reclama el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, y que permitiría aliviar la subida de los precios.

Altos cargos y asesores

El presidente socialista también ha evitado meter la tijera en sus altos cargos y asesores, cuya cifra no ha dejado de aumentar, con el consiguiente incremento de gasto.

El Gobierno socialcomunista, con 22 ministerios, gastó 6.529.000 euros en febrero para pagar esas nóminas, un incremento del 32% con respecto al último de Mariano Rajoy.

El Ejecutivo gastó el año pasado 140.183.000 euros para mantener a sus cargos a dedo, cuyo número se ha ido incrementando exponencialmente. Sánchez supera así sus propios récords. En 2020, por ejemplo, esa cifra fue de 130.609.000 euros. En 2019, antes por tanto de la formación del Gobierno de coalición con Podemos, los socialistas gastaron 121.709.000 euros. Y en 2018, año en que Sánchez llegó al poder a través de la moción de censura, 112.052.000 euros.

Con Mariano Rajoy, el gasto fue siempre inferior -en 2017, por ejemplo, se gastaron 107 millones- y también con José Luis Rodríguez Zapatero. Aunque el ex presidente socialista también acumuló cifras elevadas -124 millones en 2009- nunca como las actuales. En sólo una década, el desembolso en altos cargos y asesores ha aumentado en 42 millones. El dato actual es el más alto desde que existen registros históricos, en 2005.

En lo que va de año, el Gobierno socialcomunista ha acumulado un gasto de 26.827.000 euros en estas nóminas. Más incluso que en 2021, cuando fue de 25.895.000 euros.

El despilfarro en gasto público es, precisamente, uno de los puntos destacados de la propuesta anticrisis que Feijóo ha presentado a Sánchez. En este contexto, los populares cifran en 60.000 millones el gasto ineficiente que podría ser destinado a las familias.

Lo último en España

Últimas noticias