Los gastos del Gobierno

Sánchez bate el récord de gasto en altos cargos y asesores: un 32% más con los precios disparados

gasto Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El Gobierno de Pedro Sánchez suma y sigue en lo que se refiere al gasto de asesores y altos cargos de sus 22 ministerios. Ni el IPC en máximos ni la difícil situación económica que atraviesan los españoles disuade al Ejecutivo socialcomunista de seguir engordando las nóminas de sus cargos nombrados a dedo. Según los datos actualizados de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), a los que ha tenido acceso OKDIARIO, ese gasto ascendió a 6.529.000 euros en febrero, el mes hasta ahora más crítico para el bolsillo de los españoles y con la inflación en el 7,6%, la cifra más alta de los últimos 35 años. Si se compara ese dato con el último febrero del Gobierno de Mariano Rajoy, el incremento es del 32%.

Si se mira con más perspectiva, ningún Gobierno ha supuesto un desembolso mayor. El Ejecutivo gastó el año pasado 140.183.000 euros para mantener a sus cargos a dedo, cuyo número se ha ido incrementando exponencialmente. Sánchez supera así sus propios récords. En 2020, por ejemplo, esa cifra fue de 130.609.000 euros. En 2019, antes por tanto de la formación del Gobierno de coalición con Podemos, los socialistas gastaron 121.709.000 euros. Y en 2018, año en que Sánchez llegó al poder a través de la moción de censura, 112.052.000 euros.

Con Mariano Rajoy, el gasto fue siempre inferior -en 2017, por ejemplo, se gastaron 107 millones- y también con José Luis Rodríguez Zapatero. Aunque el ex presidente socialista también acumuló cifras elevadas -124 millones en 2009- nunca como las actuales. En sólo una década, el desembolso en altos cargos y asesores ha aumentado en 42 millones. El dato actual es el más alto desde que existen registros históricos, en 2005.

En lo que va de año, el Gobierno socialcomunista ha acumulado un gasto de 26.827.000 euros en estas nóminas. Más incluso que en 2021, cuando fue de 25.895.000 euros. Y todo ello, mientras Sánchez se niega a bajar los impuestos para aliviar la factura energética a los españoles.

Críticas

Este gasto ha sido motivo habitual de las críticas de la oposición. No obstante, el presidente socialista siempre ha rechazado acometer un recorte en sus carteras. De hecho, el Ejecutivo ha dado las excusas más variopintas para tratar de justificar su mastodóntica estructura, desde defender que el organigrama «replica en su composición las grandes prioridades de transformación que precisa la sociedad española» a que es necesario por «eficacia y eficiencia» para desarrollar la acción del Ejecutivo. Incluso afirmó que la actual situación requiere de un Gobierno «robusto» o que la «presión mediática» lo hacía necesario.

Recientemente, Sánchez rechazó una enmienda a los Presupuestos Generales en la que el Partido Popular reclamaba un recorte drástico de los ministerios y destinar el dinero liberado a paliar los efectos de la crisis económica en las familias y, especialmente, en los niños.

Los populares cifraban el ahorro, al menos, en 108 millones, únicamente en altos cargos al reducir la estructura del Gobierno a una vicepresidencia y 12 ministerios como máximo.

Luz Sela
Periodista política. En OKDIARIO desde 2016. Cubriendo la información del Congreso de los Diputados. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela. Antes, en COPE, ABC Punto Radio y Libertad Digital.

Lo último en España

Últimas noticias