El referéndum catalán divide a Podemos: sin consenso sobre si deben exigírselo a Sánchez para apoyarle

Iglesias diluye la propuesta del referéndum y opta por 'maquillarla' en la estrategia de negociación con el PSOE.

Vídeo: OKDIARIO

El referéndum fue la principal medida defendida siempre por Podemos para afrontar la crisis separatista en Cataluña. Ahora, en cambio, la propuesta incomoda al partido y genera fricciones en cómo encajarla dentro de la propuesta negociadora con el PSOE.

Desde el núcleo duro de Pablo Iglesias se ha tratado de dar un perfil bajo a esa iniciativa, que ni siquiera figura en el último documento enviado a los socialistas. Las referencias a Cataluña se resumen en apenas dos párrafos, y la principal apuesta, en este caso, es una ‘Mesa de Diálogo multilateral’ cuya "propuesta de composición" será "previamente desarrollada y acordada con el Parlament de Cataluña".

Se trataría de un órgano al margen del debate parlamentario y con la labor fundamental de promover "el acercamiento institucional entre la Administración catalana y la estatal en la búsqueda de soluciones y diagnósticos comunes al conflicto territorial", según se apunta en el documento. El órgano "debe ser entendido", según Podemos, "como un espacio que ayude a impulsar una vía de diálogo que permita desjudicializar el conflicto político que se vive en Cataluña".

Poco después de revelarse ese documento, el líder de los ‘comunes’, Jaume Asens -integrante también del equipo de negociación- aseveró que su formación seguía defendiendo un referéndum pactado con el Gobierno y atribuyó a un "error de comunicación" que en el texto enviado se hablase de una Mesa de diálogo sin detallar qué propuestas se tratarían en la misma. "En nuestro caso, nuestra propuesta sigue siendo la misma, la ley de claridad del referéndum", añadió.

No es la primera vez que Asens ha salido a matizar que el referéndum es irrenunciable. Lo hizo por ejemplo pocos días antes de la investidura fracasada, cuando -en una entrevista en Catalunya Radio– advirtió a Sánchez: "Una de las cosas que tendremos que hablar es del referéndum de autodeterminación".

"No renunciamos al referéndum porque creemos que es la fórmula para salir de la situación en la que estamos", añadió Asens, que también avisó que "Cataluña merece un Gobierno en España que la reconozca y la respete". La respuesta venía a ser también un aviso al propio núcleo duro de Iglesias, quien prefiere mantener la cuestión en un ‘perfil bajo’.

Carta a la militancia

Que no se mencione no significa que se renuncie, pero en la estrategia negociadora se trata, sobre todo, de que no sea tan explícita como para torpedear ya de entrada las conversaciones.

En una carta enviada por Podemos a su militancia, este jueves, la posición oficial del partido sigue maquillando la propuesta. "Pese a nuestra apuesta decidida por una salida plebiscitaria a la crisis abierta en Catalunya, asumimos el liderazgo del PSOE en esta cuestión y aceptamos lealmente su llamada al diálogo", aseguran. Una postura que va en la línea de lo expresado con insistencia por Pablo Iglesias: que será "leal" a Sánchez y a la política del Gobierno en relación con el tema catalán.

El líder de Podemos es consciente de que Cataluña es la cuestión que embarra las relaciones con el Gobierno. Y que Sánchez utilizará hábilmente para avalar la "desconfianza" hacia su partido y conducir a unas elecciones.

El PSOE intenta ya resaltar esas "importantes diferencias" en cuestiones de Estado como "la crisis de convivencia en Cataluña". "La propuesta del PSOE es conocida: diálogo dentro de la legalidad, respeto a la Constitución y fortalecimiento del Estado Autonómico", recordó el partido de Gobierno en en el comunicado en que rechazaban la propuesta de Iglesias.

Este miércoles, Carmen Calvo también subrayó que en Podemos "llegaron a decir que con ellos no habría un 155, pero la Constitución sigue vigente", avisó la vicepresidenta en funciones.

Lo último en España

Últimas noticias