Gobierno de Cataluña

Puigdemont busca un perfil radical para sustituir a la moderada Artadi en Presidencia

Elsa Artadi
Elsa Artadi. (Foto: EFE)

La salida de Elsa Artadi del gabinete de Quim Torra se producirá antes de acabar este mes de enero y aunque de momento nadie ha dicho 'sí' a sustituirle, Meritxell Budó se erige como gran favorita

La consejera de Presidencia de la Generalitat, Elsa Artadi, está de salida. En los próximos días, antes de acabar este mes de enero, la número tres del Govern abandonará sus responsabilidades en la Plaza Sant Jaume para preparar su candidatura junto al preso Quim Forn que le permita cruzar en mayo la plaza convirtiéndose en concejala del ayuntamiento de Barcelona. Pero para que Artadi salga falta que alguien entre, y de momento, nadie ha querido sustituir a la consejera.

El ex presidente Carles Puigdemont y el actual Quim Torra buscan un perfil más radical que el de Elsa Artadi para ocupar una consejería clave en la acción política del Govern. La moderación que ha adoptado Artadi en los últimos meses, alineada con el vicepresidente Pere Aragonès, han dejado al jefe del ejecutivo en minoría en el núcleo duro de las decisiones cuando estas afectan a la relación con el Gobierno o a la unilateralidad. Cabe recordar que Aragonès y Artadi han encabezado el diálogo secreto y sin agenda pública con la Moncloa, con numerosas reuniones en Barcelona y Madrid, de las que algunas no tenía conocimiento ni el propio President.

Para tener un mayor control sobre la consejería de la Presidencia -algo que Puigdemont contaba tener poniendo a Artadi- tanto el ex presidente catalán como Torra buscan dentro el Partit Demòcrata -a quién le tocaría esta responsabilidad- una persona con la suficiente astucia para camelar a Aragonès y con la radicalidad con la que los dos dirigentes quieren impregnar el Govern durante los próximos meses que durará el juicio por el referéndum ilegal del 1 de octubre y ante un posible avance electoral.

Torra quiere tener a su lado en el Palau de la Generalitat, como ya explicó este periódico, a la actual consejera de Cultura Laura Borràs, uno de los perfiles más radicales del ejecutivo, pero no es del PDeCAT. Junts per Catalunya apuesta por el actual consejero de Territorio, Damià Calvet -que sí lo es- pero que no cuenta con el apoyo explícito ni de su partido ni de Puigdemont y Torra. Es por eso que el cásting ha llegado hasta las filas del grupo parlamentario en el Congreso.

En la cárcel de Lledoners, hace unos días, sondearon a la diputada Lourdes Ciuró que tal como avanzó OKDIARIO rechazó incorporarse al Govern. Fuentes de los demócratas apuntan a este medio que ahora el cásting se centra en el mundo municipal. La actual alcaldesa de La Garriga, Meritxell Budó -muy próxima a Puigdemont y íntima amiga de Ciuró y la vicepresidenta del PDeCAT Míriam Nogueras, que sería la última opción-, es una de las que ganan enteros para trasladarse al Palau, aunque aún no habría dado el sí definitivo, según indican estas mismas fuentes.

Lo último en España

Últimas noticias