Comunidad Foral de Navarra

El PSOE renuncia a «dignificar los símbolos de Navarra» en su pacto con los nacionalistas

PSOE Navarra
La cesión de María Chivite a los nacionalistas sobre los símbolos de Navarra

Los socialistas renuncian a impulsar una ley que "dignifique" los símbolos propios "frente a la dejación del Gobierno nacionalista de Navarra". Era una de las promesas del programa electoral del PSN-PSOE y se ha convertido en uno de los peajes que María Chivite ha tenido que pagar para alcanzar la presidencia de Navarra en un pacto con los nacionalistas de Geroa Bai que necesita de la bendición de EH Bildu.

El programa electoral de los socialistas, bajo el título de ‘Imagina Navarra’, prometía que "mantendremos un compromiso inequívoco con los símbolos de la Comunidad Foral, impulsando de nuevo una normativa que lo dignifique frente a la dejación del Gobierno nacionalista de Navarra".

Ahora, los miembros de ese Gobierno nacionalista al que criticaban (formado desde 2015 por Geroa Bai, Podemos, Ezkerra y EH Bildu), se han convertido en socios de los socialistas tras firmar un pacto al que sólo le falta el consentimiento de los bildutarras para que Chivite se convierta en la próxima presidenta de Navarra.

En ese acuerdo de Gobierno de coalición, los socialistas han tenido que renunciar a la mitad de su promesa. Se mantiene el "compromiso inequívoco con los símbolos propios de la Comunidad Foral", pero desaparece el compromiso para impulsar una nueva norma que los dignifique "frente a la dejación del Gobierno nacionalista de Navarra".

Los símbolos es una de las batallas que permanentemente dan los peneuvistas de Geroa Bai y los proetarras de Bildu, ambos partidarias de la euskaldunización de Navarra. La semana pasada, una concejala de Navarra Suma impidió por primera vez en 40 años que la ikurriña ondeara en el Ayuntamiento de Pamplona, como pretendían las dos formaciones de las que ahora depende que la socialista Chivite presida la Comunidad Foral.

Navarra Suma, la coalición de UPN, PP y C’s, ganó las elecciones con 20 escaños. Los socialistas necesitan al menos la abstención de EH Bildu para que sus 11 escaños, sumados a los 9 de Geroa Bai, los 2 de Podemos y el único de Ezkerra, puedan convertir a su candidata en presidenta.

Lo último en España

Últimas noticias