La Presidencia de Murcia para el PP está en el aire en pleno día de investidura por el veto de C’s a Vox

Todo estaba preparado para que Fernando López Miras repitiera como presidente de Murcia. Todo, hasta que Ciudadanos afirmó que no estamparía su rúbrica en el documento presentado por Vox en la Comunidad de Murcia. La misma historia de Madrid, pero con un agravante en el caso de Murcia: que los de Albert Rivera sí suman en Murcia con el PSOE como para formar Gobierno regional y ya ha avisado de que puede hacerlo en caso de romper definitivamente el acuerdo con el PP.

Vox no quiere cargos en el Ejecutivo regional. Quiere que Ciudadanos y PP firmen el documento que incluye, como programa de Gobierno, una fuerte rebaja de impuestos, un aumento de la libertad de elección de centro educativo por parte de los padres; la posibilidad de rechazar adoctrinamiento sexual, político o de cualquier tipo en los colegios; y un esquema de control de la inmigración ilegal a través del sistema sanitario.

Ciudadanos sí quiere los cargos. Y, además, está dispuesto a negociarlos con el PSOE. Pero, lo que no quiere es firmar nada conjuntamente con Vox. Resultado: como el PP de Fernando López Miras necesita de ambos partidos, se puede quedar sin la Presidencia regional por la falta de acuerdo.
La votación de investidura será este martes a las 19.00 horas. Y todo el día transcurrirá en una tensa jornada de negociación in extremis.

Tensa sesión de investidura

Porque lo cierto es que este lunes ha finalizado sin acuerdo entre las tres formaciones. Desde las filas populares señalan que “es posible llegar a un acuerdo de programa, porque no son tan distantes las posturas de las tres formaciones como se hace ver en ocasiones”. Pero, pese a ello, las posiciones este lunes no se movían.Y la gobernabilidad, por lo tanto, se ponía en situación de alto riesgo para el popular López Miras.

La primera sesión del debate de investidura, que se ha celebrado este lunes, ha servido para constatar que ni Vox ni C’s estaban dispuestos a dar su brazo a torcer. Los equipos del partido de Albert Rivera se niegan, de hecho, incluso a mantener cualquier contacto o diálogo con los de Santiago Abascal, lo que dificulta pasar al fondo del texto de forma evidente y restringe los intentos de acercamiento entre las dos por parte del PP a una mediación estéril.

López Miras, había conseguido ya cerrar un acuerdo con Ciudadanos. Lo logró la semana pasada. De hecho, incluso había repartido ya los cargos y áreas del Ejecutivo entre las dos formaciones. Pero la negativa de los naranjas a firmar el documento de Vox se ha cruzado bloqueando el avance final del acuerdo.

Ciudadanos tiene seis diputados en Murcia. Pero seis decisivos porque valen hacia un lado y hacia el otro. El PP tiene 16 escaños; Vox 4; Podemos 2; y el PSOE, que es la clave, 17.

La mayoría absoluta se alcanza con 23 y eso significa que los 6 naranjas, unidos a los 17 del PSOE dan la suma de la mayoría absoluta. Por eso Ciudadanos puede sacar pecho y llevar la negociación hasta el último minuto. O más lejos aún.

Lo último en España

Últimas noticias