El PP lanza una ofensiva en Europa por el ataque de Garzón al sector cárnico español

Alberto Garzón
Pablo Casado, en un encuentro con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

El Partido Popular ha elevado a la Unión Europea las críticas del ministro de Consumo, Alberto Garzón, al sector ganadero español. El partido de Pablo Casado está dispuesto a que este ataque, de indudable impacto para el sector, reciba una respuesta por parte de las autoridades europeas.

Así, el eurodiputado popular y portavoz de Agricultura del Partido Popular Europeo, Juan Ignacio Zoido, ha reclamado este lunes al comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Janusz Wojciechowski, que siga apoyando al sector ganadero español ante las declaraciones de Garzón, en las que aseguraba que España exporta carne «de mala calidad». 

En la primera reunión del año de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, Zoido ha destacado que los ganaderos españoles «cumplen con toda la legislación europea y son un ejemplo de buenas prácticas». «La carne española y europea es la de mayor calidad del mundo”, ha subrayado. 

«Las declaraciones del señor Garzón están haciendo mucho daño al sector cárnico español”, ya que «España es uno de los mayores exportadores de carne a nivel mundial, y este éxito depende de la reputación de nuestra carne en los mercados internacionales», ha advertido. 

«Le pido que continúe apoyando a los ganaderos españoles, y que la Comisión refuerce la inversión en campañas de promoción de la carne española para compensar el daño que ha hecho el ministro Garzón», ha añadido.

«Pedimos a la Comisión Europea reforzar las campañas de promoción de carne española. Sí, carne de calidad. Nuestros ganaderos merecen todo el apoyo de las instituciones. Ya está bien de atacar a un sector que da trabajo a miles de familias y es clave para nuestra economía», ha reclamado también la portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat.

«La cría extensiva es una forma de ganadería medioambientalmente sostenible y que tiene mucho peso en zonas de España como Asturias, partes de Castilla y León, Andalucía y Extremadura (…) Lo que no lo es en absoluto son las macrogranjas (…) Encuentran un pueblo en una parte despoblada de España y ponen 4.000, o 5.000, o 10.000 cabezas de ganado. Contaminan el suelo, contaminan el agua y luego exportan esta carne de mala calidad de animales maltratados», afirmó Alberto Garzón en una entrevista en el diario británico The Guardian. Unas declaraciones que han levantado a las asociaciones de ganaderos.

En estos días, el Partido Popular ha exigido reclamaciones a Pedro Sánchez, a quien ha exigido que destituya a Garzón por «el ataque a agricultores y ganaderos».

El líder del PP, Pablo Casado, ha advertido al presidente socialista que «lo que quita el sueño a los ganaderos españoles» son sus ministros y ha defendido al sector ganadero recordando que supone 15.000 millones de euros en producción, 9.000 millones en exportaciones y que da trabajo indirectamente a dos millones de personas. «La carne española es la mejor del mundo, tanto la carne que se lleva directamente a la carnicería como los productos famosos en el mundo entero», ha aseverado el dirigente popular.

Este lunes, Sánchez ha afirmado que «lamenta muchísimo» la polémica, aunque ha descartado pedir responsabilidades al ministro.

Cabe recordar, no obstante, que, como reveló OKDIARIO, el presidente socialista avala un informe -La insostenible huella de la carne en España, de Greenpeace- en el que se ofrece un pésimo retrato del modelo cárnico en el país, con un uso «abusivo» de antibióticos que pueden llegar a suponer «un peligro para la salud pública». Dicho informe figura en los anexos del Plan España 2050, que Sánchez presentó en mayo del año pasado.

Lo último en España

Últimas noticias