El PP exige ya incautar las cintas del ‘Delcygate’ para acelerar el caso y evitar manipulaciones

Delcy Rodríguez Delcygate
Delcy Rodríguez. (Foto: AFP)

El PP ha trasladado a la Justicia la petición de, no sólo asegurar y conservar las grabaciones de las cámaras de seguridad que filmaron el ‘Delcygate’ – como se ha bautizado al suceso referente a la entrada de Delcy Rodríguez en España-, sino también de incautarlas para que queden ya en poder de la Justicia o la Policía y no del gestor de los aeropuertos AENA, empresa pública dependiente del Ministerio de Transportes de José Luis Ábalos.

La medida pretende acelerar el envío y visionado de esas imágenes, ante la evidencia de que las versiones lanzadas por el Gobierno no han dejado de negar lo declarado ante notario por el principal testigo del caso. Ese testigo, tal y como publicó OKDIARIO, afirmó que en esas imágenes se verá al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, cruzar el arco fronterizo con la mano derecha del dictador Nicolás Maduro hasta entrar en territorio español y sin exigirla, ni tan siquiera, presentar el pasaporte. E, incluso, se apreciará como dos carros repletos de maletas fueron introducidos en España sin control. Esos carros fueron posteriormente recogidos por personal enviado por la Embajada de Venezuela en España y salieron del aeropuerto camino de Madrid.

El PP sigue, de este modo, peleando por esclarecer lo ocurrido en el ‘Delcygate’, el encuentro entre la vicepresidenta de la dictadura venezolana y el ministro José Luis Ábalos. Y peleando para que las grabaciones que pueden convertirse en la principal prueba del caso no sean manipuladas. Los populares reclamaron inicialmente por burofax y con constancia judicial las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad del aeropuerto de Barajas para evitar que «se proceda al borrado de las grabaciones y registros».

El escrito del PP, dirigido a la gestora de los aeropuertos AENA, revelaba ya el miedo reinante a que las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad fueran borradas para evitar que se confirme el testimonio vertido ya por un testigo ante notario –y publicado por OKDIARIO– que afirmaba que el pasaje venezolano encabezado por Delcy Rodríguez cruzó la frontera española y se alojó durante la noche en las salas VIP de la Terminal Ejecutiva violando, por lo tanto, las sanciones de la UE a la mano derecha de Nicolás Maduro.

Testigo clave

El testigo añadió en su testimonio que Delcy Rodríguez cruzó sin que la Policía controlase su pasaporte, violando las exigencias de la legislación en materia de extranjería y, además, cruzando dos carros enteros de maletas sin el más mínimo control. Maletas de las que, en estos momentos, se desconoce su situación y el contenido que portaban.

La versión del testigo choca frontalmente con las distintas e infinitas versiones dadas por el Gobierno sobre el ‘Delcygate’ que ya ha generado un importante roce diplomático con Estados Unidos. Según el ministro de Fomento, el pasaje venezolano no pisó suelo español. Y según el ministro del Interior y responsable final del comportamiento de la Policía Nacional, Fernando Grande-Marlaska, los policías no permitieron la entrada en territorio Schengen.

El testigo, por el contrario, narra con todo tipo de detalles y minuto por minuto que sí se violó territorio Schengen, que sí entraron en España, que se hizo sin control, y que la Policía no lo impidió ante la presencia directa de altos mandos del Cuerpo que exigieron a los agentes ese trato a los sancionados por la UE.

Ante esta situación las imágenes del ‘Delcygate’ pueden determinar con toda claridad si miente el testigo -que ha dejado su testimonio por escrito, firmado y ante notario, y no tiene ningún problema en acudir a declarar en sede judicial- o si mienten los miembros del Gobierno.

Por eso, el PP reclamó la conservación y garantía de las grabaciones de las cámaras de seguridad “de conformidad con los dispuesto en el artículo 105 de la Constitución y el artículo 17 de la Ley de Transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno”. Y ahora pide directamente que se incauten y se permita ya el acceso a esas grabaciones y registros “correspondientes al referido vuelo, tanto de la pista de aterrizaje donde estuvo estacionado el avión, como de todas las dependencias del aeropuerto en las que se haya registrado el tránsito, permanencia o estancia de todos o alguno de los pasajeros y tripulantes del avión, y de las demás personas que hayan mantenido relación con cualquiera de ellos durante el tiempo que duró su permanencia en el aeropuerto”.

Lo último en España

Últimas noticias