Inmigración

Los policías se querellan contra el CIE de Aluche por la agresión de los inmigrantes en el motín

Los policías se querellan contra el CIE de Aluche por la agresión de los inmigrantes en el motín
Los policías se querellan contra el CIE de Aluche por las agresiones a los agentes en el motín del 19 de octubre.

Los agredidos en el motín del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Madrid aseguran que no cuentan con un Plan de Emergencias o de Prevención de riesgos para hacer frente a nuevos intentos de fuga de los inmigrantes que se encuentran internos por una situación irregular.

El sindicato de la Policía Nacional JUPOL ha presentado un querella criminal ejerciendo como acusación popular contra el director del Centro de Internamiento de Extranjeros (C.I.E) de Madrid y los responsables a nivel nacional, por el motín ocurrido el pasado 19 de octubre donde resultaron heridos 13 policías y una enfermera que trabajaba en el centro.

OKDIARIO ha tenido acceso a la denuncia presentada por este sindicato en el que se exige que se inicie una investigación sobre los hechos ocurridos durante el intento de fuga de un grupo de inmigrante recluidos en el CIE de Aluche (Madrid), y acusa a los responsables de cometer un delito de infracción de las normas de prevención de riesgos laborales (penado en los artículos 316 y 318 del Código Penal); delitos de lesiones graves (previsto en el artículo 147 del mismo reglamente) y delito de encubrimiento (penado en el artículo 451 de dicha Ley).

En el escrito presentado en el Juzgado de Plaza de Castilla, las fuentes testimoniales que presenciaron el motín del pasado 19 de octubre narran cómo vivieron los hechos.

Motín en el CIE

"Eran las 21:00 horas aproximadamente y un numeroso grupo de internos -alrededor de unos 60- comenzaron a correr encapuchados, portando objetos contundentes y punzantes (punzones, cepillos de dientes afilados, cinturones, barras, etc.), hacia la puerta del módulo donde se encontraban dos policías junto a la enfermera del centro, que estaba distribuyendo la medicación nocturna" explican.

"Para acceder a la enfermera y obtener la medicación los internos pasan de uno en uno -debido a la ausencia de policías en los turnos-. Al sacar a uno de ellos éste hizo el ademán de querer escaparse y el policía que estaba al otro lado de la puerta trató de cerrarla. Pero le fue imposible, pues de pronto aparecieron unos 40 internos que se hallaban escondidos al otro lado de dicha puerta, empujaron a los dos agentes allí presentes propinándoles una brutal paliza con múltiples golpes y patadas”.

"Nos pegaron con nuestras propias armas de defensa" cuenta uno de los testigos.

Uno de los presentes cuenta: "Llegaron a quitarnos el arma de defensa para golpear a compañeros”. Aseguran que a otro agente le arrastraron al interior de una celda para retenerle a modo de rehén. Los internos amotinados "estaban encapuchados y sólo se les podían ver los ojos desorbitados" mientras apaleaban a los agentes de policía.

Con estas duras declaraciones los agredidos denuncian que no supieron cómo reaccionar al no contar con un Plan de Emergencias o de Prevención de riesgos para poder solventar la situación. Tampoco cuentan con una dotación suficiente de agentes de policías ni material de protección para cada turno (hay doce policías por turnos y solo diez equipos completos).

Este centro situado en el barrio madrileño de Aluche ya ha contabilizado más de treinta motines y once intentos de fuga. El último, cuyas imágenes fueron difundidas en exclusiva por OKDIARIO, 66 internos amotinados causaron múltiples lesiones y daños a trece policías y una enfermera, la mayoría de ellos se encuentran actualmente de baja laboral.

Últimas noticias