Crisis migratoria

La Policía detecta ‘chivatos’ que avisan de la llegada de pateras antes de que sean llevadas a puerto

Se reactiva el tráfico ilegal de inmigrantes en Canarias con una trágica semana en la que han llegado 186 personas más.

Policía pateras
Algunos avisos de llegadas de pateras se producen apenas han comenzado su travesía a Canarias.

Los agentes de la Policía encargados de atender a los inmigrantes y los coordinadores de los rescates han vuelto a detectar comunicaciones de las llegadas de pateras mucho antes de que sean llevadas a puerto. Lo atribuyen a un modus operandi de las mafias de trata de seres humanos. Que la inmigración ilegal es un drama y que en los últimos días ese drama se ha agravado en Canarias con la reactivación de la llegada de personas de manera irregular hasta el archipiélago es un hecho irrefutable. Que detrás de esas llegadas que lamentablemente a veces acaban de forma dramática hay mafias que se valen de determinadas personas para mantener activo su negocio también lo es.

Fuentes policiales de la lucha contra las mafias de tráfico de personas han querido compartir con OKDIARIO un hecho que se repite de forma recurrente en todos los lugares del mundo en los que detrás de la inmigración ilegal hay un negocio ilícito dominado por las mafias. El martes día 16 a media tarde una usuaria de una red social colgaba un mensaje que hemos reproducido en este artículo salvaguardando la identidad de la persona en cuestión. El texto, escrito en francés, avisaba de una embarcación en travesía con 36 personas a bordo de las que 18 eran mujeres y 4 niños con destino Gran Canaria. El texto anunciaba además que uno de los hombres que la ocupaban había caído al mar.

La publicación en cuestión no era ni una denuncia ni una reflexión sobre hechos consumados, era un anuncio que ponía en alerta a Salvamento Marítimo en Canarias para rastrear las rutas de llegadas de pateras y tratar de localizar a la embarcación, porque a la hora de la publicación esa patera estaba todavía a cientos de kilómetros de Canarias. La fuente de OKDIARIO muestra su asombro: «¿Cómo es posible que esta persona conozca el detalle del pasaje de esa patera si cuando lo ha contado el barco de Salvamento estaba aquí?» Ese ‘aquí’ se ilustra con la captura de un mapa que refleja la situación exacta de las unidades de Salvamento. De hecho, en las últimas horas las 186 personas que han llegado de manera ilegal a Canarias lo han hecho a bordo de cuatro embarcaciones. El mensaje publicado el martes se refiere a una patera que llegó a Canarias 36 horas después de avisarlo, el miércoles por la noche.

Víctimas de segunda

Fuentes policiales han confirmado a este periódico que todos los inmigrantes ilegales llegados esta semana a Canarias en esas pateras son subsaharianos, y ese factor es determinante. ¿Por qué? Porque las mafias de transporte ilegal de personas siguen siendo en su mayoría de origen marroquí, y por muy duro que suene, esas mafias tratan de un modo distinto a sus nacionales y a los inmigrantes ilegales subsaharianos.

«Los hacinan, apenas les dan agua, hay travesías que los que están en proa no reciben ni una gota de agua. Se deshidratan, se desmayan, caen al agua inconscientes o se tiran al agua desesperados», explican nuestras fuentes. Pero el drama humanitario no puede ser una excusa en la lucha contra las mafias de inmigración ilegal.

«Ellos (los mafiosos) no avisan por motivos humanitarios, es una mera cuestión de marketing, forma parte del producto que venden. Es como cuando los magrebíes, sólo lo hacen ellos, se graban siendo interceptados por Salvamento Marítimo. Lanzan un mensaje a futuros ‘clientes’ que las mafias distribuyen: si me pagas te llevo a Europa y gestiono tu rescate», explican las fuentes consultadas.

Por eso, los que luchan contra las mafias de tráfico de personas, quieren denunciar esos ‘chivatazos’ de personas que creen que están ayudando al rescate de personas en alta mar y lo que están haciendo al fin y al cabo es ayudar a una mafia a que se lucre con este negocio. «Pueden hacerlo con la mejor de las voluntades, o no, nosotros no entramos en eso, pero ayudarían mucho más si nos dijeran con la misma antelación desde qué punto exacto de qué costa va a salir una patera, porque así pasaríamos de salvar a los ocupantes de una embarcación a salvar a todas las víctimas potenciales de tráfico de personas del delincuente que la está lanzando al mar».

Para que a nadie se le nuble la mirada con imágenes durísimas como las de los niños y mujeres llegados esta semana a Canarias y luego pase a otra cosa, los expertos en la lucha contra estas mafias atribuyen a cada ‘pasaje’ de una patera un precio medio de entre 2.000 y 2.500 euros. Los que creen que transmitir los mensajes sobre la llegada de pateras tienen alguna utilidad más allá que ayudar a los mafiosos a vender su producto que piensen que esta semana unos desalmados al otro lado del mar se han embolsado más de 370.000 euros traficando con personas para mandarlos en pateras a jugarse la vida. La Policía sólo espera que el próximo mensaje sea para delatarlos a ellos.

Lo último en España

Últimas noticias