Podemos justifica el golpe de Estado de Maduro en Venezuela

Podemos justifica el golpe de Estado de Maduro en Venezuela
Los diputados de Podemos, en el Congreso.

Mientras la comunidad internacional exige que se restituyan las libertades en Venezuela, Podemos es el único partido político español que se niega a condenar el golpe de Estado de Nicolás Maduro.

Siguiendo las instrucciones de Maduro, el Tribunal Supremo presidido por Maikel Moreno (un ex presidiario que cumplió dos años de cárcel por el asesinato de una mujer) ha inhabilitado a la Asamblea de Venezuela, en la que tienen mayoría los partidos de la oposición, y ha asumido sus funciones.

Mientras tanto, los líderes de Podemos miran hacia otro lado. Pablo Iglesias se ha quitado de en medio, mientras que sus compañeros Irene Montero, Rafa Mayoral y Miguel Urbán, que este viernes participaban en unas jornadas sobre paraísos fiscales, se han negado a responder a las preguntas de los periodistas sobre lo ocurrido en Venezuela.

También el portavoz de exteriores de Podemos, Pablo Bustinduy, se negaba esta misma semana a responder cualquier pregunta sobre el régimen chavista durante una entrevista concedida a TVE.

Por su parte, Juan Carlos Monedero, que trabajó durante cinco años como asesor personal de Hugo Chávez en el Palacio de Miraflores, ha defendido la original tesis de que en realidad son los partidos de la oposición elegidos democráticamente los que pretenden dar un golpe de Estado contra el Gobierno.

Como ha informado OKDIARIO, el ex ministro de Finanzas de Venezuela Rafael Isea confirmó ante la Policía española, en una declaración jurada, que Hugo Chávez ordenó pagar 6,7 millones de dólares a la Fundación CEPS, de la que entonces formaban parte los principales líderes actuales de Podemos. Entre ellos, Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, Alberto Montero y Luis Alegre. Estos últimos han sido purgados en la dirección de Podemos tras la segunda asamblea de Vistalegre.

De todos ellos, el que ha mantenido ahora una posición más cínica es Juan Carlos Monedero. En un artículo publicado este viernes, sostiene que la intención de los partidos de la oposición es provocar una guerra civil en Venezuela que nos llevaría a "un escenario terrible como los que ha creado la OTAN y las potencias occidentales en Oriente Medio".

Según Monedero, lo ocurrido en Venezuela tiene una explicación muy clara: "Cuando la Asamblea decidió desconocer el poder legítimo del Presidente se estaba poniendo al margen de la Constitución. Se colocaron por voluntad propia en desacato".

Monedero justifica el golpe

Y a continuación, mezcla el golpe de Estado de Maduro con las leyes antiinmigración de Donald Trump, la financiación irregular del PP de Madrid, Pinochet, la trama Gürtel, la Púnica, el asesinato de periodistas en México, los fondos buitre, Pablo Casado, Aznar, Ana Botella, sus hijos, Luis de Guindos, Rato, Esperanza Aguirre y "toda esa tropa de malos españoles donde también se ha colado algún socialista como Felipe González". Aparentemente, todos ellos tienen la culpa de que Maduro haya decidido dar un golpe de Estado.

Es la peculiar forma de Monedero de explicar lo ocurrido en Venezuela. Todo, para no condenar el golpe de Estado del régimen chavista que ha financiado a los principales líderes de Podemos. Además de trabajar durante como asesor de Hugo Chávez en Caracas, Juan Carlos Monedero intentó defraudar a Hacienda en 2014 con los 425.000 euros que cobró del Banco Alba controlado por Chávez.

Mientras tanto, la comunidad internacional exige que se restablezca la soberanía del Parlamento venezolano. Incluso la fiscal general de Venezuela, la chavista Luisa Ortega, ha reconocido que la maniobra de Maduro supone "una ruptura del orden constitucional".

Crisis humanitaria en Venezuela

El Departamento de Estado de EE.UU. emitía este jueves un comunicado en el que recuerda que "las democracias del Hemisferio Occidental, reunidas esta semana en el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos, pidieron a Venezuela que respete sus instituciones democráticas".

Pocas horas antes, el Senado de Estados Unidos había aprobado una resolución en la que advierte de la grave crisis política y humanitaria que atraviesa Venezuela, exige al Gobierno de Maduro que restablezca el orden constitucional y ponga en libertad a los líderes de la oposición encarcelados.

En España, todas las formaciones políticas han condenado el golpe de Estado de Nicolás Maduro salvo Podemos, el partido cuyos principales líderes han recibido financiación del régimen chavista mientras el pueblo venezolano se veía privado de sus libertades y arrastrado a la miseria.

Lo último en España