El Parlamento aragonés reprueba a Garzón y pide su dimisión con el apoyo de un socio de Sánchez

Alberto Garzón
El ministro de Consumo, Alberto Garzón.

El Parlamento aragonés ha aprobado este jueves pedir la dimisión de ministro de Consumo, Alberto Garzón, a quien también ha reprobado por las declaraciones que este hizo sobre las macrogranjas hace ya más de un mes a un diario inglés. Esta reprobación ha salido adelante gracias a la iniciativa del PP y Ciudadanos y a las que se ha unido el Partido Aragonés, socio del PSOE y de Unidas Podemos en el cuatripartito aragonés.

Esta tarde se debatían en el primer pleno de este periodo de sesiones cuatro iniciativas relacionadas con aquellas palabras del ministro sobre las macrogranjas y sus productos, que consideró de peor calidad que los de la ganadería intensiva y que generaron gran revuelo, con la reacción inmediata del presidente aragonés, Javier Lambán, que pidió la dimisión del ministro y consideró «desgraciadas e insensatas» sus declaraciones.

El PP aragonés recogió textualmente estas consideraciones que Lambán publicó en un tuit, para incluirlas en la proposición no de ley que este jueves ha sometido al pleno de la Cámara y que el diputado popular Ramón Celma ha blandido para exigir al PSOE respaldo a las palabras que su líder expresó «de manera clara» y «sin rodeos». «¿Nos van a engañar otra vez?», ha preguntado a los diputados socialistas.

La iniciativa ha salido adelante gracias a los votos de Ciudadanos y Vox y a que el PAR, que gobierna en coalición con PSOE, Unidas Podemos y Chunta Aragonesista en la comunidad, ha votado a favor, esgrimiendo el argumento, según la diputada Esther Peirat, de que el sector primario es fundamental y «fabrica una carne de excelente calidad».

Por su parte, Ciudadanos ha defendido otra propuesta para reprobar al ministro, que también ha salido adelante con los mismos apoyos y el rechazo de PSOE, Unidas Podemos, CHA e Izquierda Unida.

Sin embargo, Álvaro Sanz, de IU, el mismo partido que el ministro Garzón, ha defendido con vehemencia las palabras de Garzón después de «un mes de mentiras y bulos» de «las derechas».

El mismo ha defendido una iniciativa de apoyo al modelo familiar frente a las macrogranjas, un modelo que, según ha dicho, «expulsa» a muchos pequeños productores de la actividad ganadera, propuesta que no ha salido adelante puesto que solo la han apoyado Unidas Podemos y CHA.

La socialista Silvia Gimeno también ha echado en cara a los tres partidos de la derecha que «su único objetivo» es «mantener viva la polémica y echar leña a un fuego al que apenas le quedan rescoldos».

Lo último en España

Últimas noticias