El Parlament impide la votación excluyendo el voto negativo contra Iceta como pedía el PSC

Parlament
Pleno en el Parlament de Cataluña. Foto: Europa Press

La Mesa del Parlament ha decidido denegar la petición que ha realizado el PSC este miércoles. Los socialistas pretendían imponer una votación con papeleta, de esta manera, ningún grupo podría votar negativamente contra la designación de Miquel Iceta como senador autonómico. El Parlament mantendrá el voto electrónico y secreto.

El PSC había pedido votar en papeleta porque entendía que en este caso este sistema no "permite el voto negativo", sino que solo permite escribir el nombre del candidato en cuestión, Miquel Iceta, o dejar el papel en blanco.

Con este sistema de votación, los socialistas se hubieran garantizado la designación de Iceta, y entendían que era pertinente votar así para evitar que hubiera partidos que impulsaran "fórmulas de bloqueo" a que el socialista sea senador, paso previo indispensable para que luego pueda presidir el Senado.

Así, el Parlament votará si designa o no Iceta a través del mecanismo habitual: los diputados apretarán el botón de ‘sí’, ‘no’ o ‘abstención’ desde sus escaños, y la pantalla del Parlament emitirá el resultado final, pero al ser secreta, no mostrará el sentido de voto de los parlamentarios.

Fuentes parlamentarias han explicado que han sido los cuatro votos en la Mesa de JxCat y ERC los que han denegado la petición del PSC; los dos miembros de Cs se han abstenido y el representante del PSC se ha quedado solo votando a favor –el resto de grupos no tienen voto en este órgano–.

Igual desde 2010

La mayoría independentista ha alegado que desde 2010 "siempre" se han votado lo senadores por designación autonómica de forma electrónica y secreta, por lo que no veían el sentido a cambiar de sistema, además de considerar poco democrático que no se pudiera votar que ‘no’.

El PSC ha presentado un recurso para que el Parlament reconsidere su negativa, pero deberá resolverlo este jueves antes del pleno la propia Mesa, por lo que es de prever que JxCat y ERC vuelvan a tumbar la iniciativa de los socialistas.

Lo último en España