Rajoy recibe el respaldo de Macron que se desmarca del referéndum: "Mi socio es España en su conjunto"

Mariano Rajoy
Mariano Rajoy y Emmanuel Macron. (Foto: AFP)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha recibido el apoyo del presidente francés, Emmanuel Macron, ratificando la colaboración bilateral en todos los ámbitos y, de forma especial, en su compromiso común por el futuro de la Unión Europea.

El presidente galo se ha desmarcado claramente, y ante una pregunta de la prensa, del desafío secesionista en Cataluña señalando que "seré simple, claro y directo: se trata de un tema interno de España y no tengo nada que decir al respecto. Tengo un interlocutor a mi lado que se llama Mariano Rajoy y el resto no me concierne".

El presidente del Gobierno felicitó a Macron por su victoria en la primera votación de las elecciones legislativas asegurando que su triunfo constituye un mensaje "de moderación, europeísmo, estabilidad y confianza para Europa".

Rajoy calificó a Francia como un "socio indispensable" y anunció que ambos mandatarios coincidieron en las políticas que se deben de aplicar para mejorar el futuro de la Unión Europea así como para avanzar con las relaciones bilaterales entre ambos países. El presidente del Gobierno destacó la lucha contra el terrorismo que "es hoy una prioridad básica de la UE. Vamos a intentar mejorar la cooperación entre los servicios de información para derrotar al terrorismo".

Rajoy también acordó con Macron objetivos comunes sobre la directiva de los desplazados con la creación de equipos de trabajo; sobre las interconexiones eléctricas a través de los Pirineos y la cooperación cultural lingüística y universitaria que, según explicó Macron, serán objeto de la próxima cumbre franco-española que se celebrará en Francia a principios de 2018.

Ambos mandatarios también trataron el tema de asilo y la inmigración para exponer de manera conjunta en Bruselas. "Tenemos que dar pasos decididos por el futuro de Europa para que haya mayor integración", señaló Rajoy. Así, explicó como metas a largo plazo para la UE: reforzar la seguridad y la defensa, continuar con la unión bancaria y empezar a trazar la unión fiscal.

El presidente del Gobierno anunció a los periodistas en rueda de prensa que hizo entrega al presidente galo de una invitación del Rey Felipe VI "para que haga una visita de Estado a España muy pronto".

Rajoy calificó el almuerzo de trabajo de "muy provechoso" y desde el Gobierno aportaron datos con los principales temas que trataron:

Lucha antiterrorista

En el plano bilateral España y Francia mantienen una excelente cooperación en materia de interior, especialmente visible en la lucha contra ETA. Durante la XXV Cumbre Hispano-Francesa del pasado 20 de febrero se firmó la Declaración de Intenciones para la entrega de los efectos y de documentación incautada a ETA y en posesión de las autoridades francesas. Su entrega podría contribuir decisivamente a resolver algunos de los crímenes de la banda terrorista.

Inmigración

España y Francia cooperan en la lucha contra la inmigración irregular, colaborando en el control de los flujos migratorios en la fachada atlántica y del Estrecho de Gibraltar y en los perímetros fronterizos de Ceuta y Melilla, a través de equipos conjuntos de análisis e investigación y de patrullas mixtas.

Energía

El 4 de marzo de 2015 tuvo lugar en Madrid la Cumbre sobre interconexiones energéticas en la que participaron los Jefes de Estado o de Gobierno de Francia, Portugal y España, además del Presidente de la Comisión, el Comisario de Acción por el Clima y Energía y el Presidente del Banco Europeo de Inversiones. El resultado fue la Declaración de Madrid que marca la estrategia para conectar la península con el mercado interior de la energía.

Los tres gobiernos también identificaron una serie de proyectos de interconexión prioritarios y establecieron un nuevo Grupo de Alto Nivel del Suroeste de Europa sobre interconexiones. Además, Macron ha incluido en su programa electoral trabajar para alcanzar el mercado único de la energía.

Relaciones comerciales

Francia es el primer cliente de España y el segundo mayor proveedor. Es el cuarto inversor con un stock de inversión cercano a 40.000 millones de euros, y el decimotercer país receptor de inversiones españolas con un stock de 10.000 millones de euros. Los intercambios comerciales ascienden a 68.872 millones de euros y España recibe 11,4 millones de turistas franceses anualmente.

Lo último en España