Todos a Colón

María San Gil anima a manifestarse en Colón: «Los indultos son síntoma de la debilidad de Sánchez»

Ver vídeo
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

María San Gil ha desarrollado su labor política en el País Vasco, donde fue presidenta del PP. Ahora forma parte de la plataforma Unión 78, la asociación que convoca la manifestación de este domingo en Colón, y es vicepresidenta de la Fundación Cisneros.

PREGUNTA.- ¿Qué esperáis de la manifestación del domingo?

RESPUESTA.- Esperamos que haya una afluencia masiva de españoles que lo que quieren es reivindicar la libertad y la justicia. Esperamos que las calles de Madrid y la plaza de Colón se llenen de españoles. Los indultos son una injusticia y queremos denunciarlo.

P.-¿Estamos en el peor momento del nacionalismo desde que ETA dejó de matar?

R.- La historia del nacionalismo es como la historia interminable. Hay que recordar, por ejemplo, el Plan Ibarretxe. Fue un intento de separar el País Vasco del resto de España. Me acuerdo de que en ese momento en Cataluña gobernaba Artur Mas y siempre nos decían que los nacionalistas catalanes eran más moderados y cívicos y no buscaban la independencia. Ahora, han cambiado las tornas y el nacionalismo radical es el catalán, mientras que de Urkullu se dice que es un hombre sosegado que lucha por el progreso económico y no por la independencia. Esto no es verdad. El nacionalismo siempre es el mismo. Incluso el balear y el valenciano.

Este primer paso de los indultos que Sánchez va a dar es síntoma de la debilidad que tiene. Está absolutamente sometido al voto de sus socios de Gobierno y les tiene que compensar con algo. Es un paso más hacia la autodeterminación.

Cuando decimos que el objetivo del nacionalismo es romper España nos dicen que somos alarmistas. Pero el apoyo de Sánchez es el de aquellos partidos que no creen en la Constitución ni en la democracia como tal. Esto nos lleva a la situación actual.

P.- ¿Cómo afectarán los indultos a los españoles?

R.- Han pasado tres años desde la moción de censura que llevó a Sánchez a La Moncloa y desde entonces vemos cosas cada vez más impacientes. No quiero que los españoles nos acostumbremos y nos parezcan casi normales las leyes que el Gobierno está poniendo encima de la mesa. Están pasando cosas muy graves y no podemos encogernos de hombros como si nada. La concentración del domingo es la oportunidad que tenemos los españoles para levantar la voz contra todo esto.

P.-¿Qué opinas sobre el mensaje de Oriol Junqueras y la opción de la llamada vía escocesa? ¿Te lo crees?

R.-No. Hace tiempo que no me creo a los nacionalistas. Me sorprende que haya gente de una ingenuidad que raye lo increíble. Creen que cuando los nacionalistas se ponen la piel de cordero dejan de ser lobos y es mentira. La carta de Junqueras es lo que necesitaba Sánchez esta semana porque necesitaba un gesto. Hay que dejar de ser ingenuos.

P.-Viviste la época más dura del nacionalismo vasco. ¿Cómo sienta ver que Sánchez tiene esos socios de Gobierno?

R.- Hay que seguir denunciándolo. En la Fundación Villacisneros estamos volcados en intentar que se resuelvan los asesinatos sin resolver. A nosotros nos importan los homenajes que se hacen a los etarras cuando vuelven a sus casas y que se haya aparcado el dolor de las víctimas. Marlaska ha sido una decepción, por ejemplo. Está mucho más pendiente de los verdugos que de las víctimas. Es ofensivo y duele muchísimo, pero no nos vamos a callar. No podemos pasar página.

Lo último en España

Últimas noticias