Otegi pide a Podemos que se una “a los procesos constituyentes de las naciones” vasca y catalana

Otegi
Otegi, junto a Rufi Etxeberria y, a la izquierda, Pernando Barena. (EFE)

El etarra convicto Arnaldo Otegi no ha ocultado su llamamiento a Podemos en su discurso, abundando en la deslegitimación de las instituciones y en la negación de la democracia “en España y Francia”. En su opinión, y en su grandilocuencia, tras su excarcelación se abren dos caminos: “Los independentistas vascos estamos dispuestos a colaborar en la democratización del Estado, que es una de las opciones, una democratización que nos reconozca el derecho a decidir como pueblo“.

El otro camino es consecuencia de que “no creemos que eso sea posible. Por ello, desde “el máximo de los respetos y en justa reciprocidad”, ha pedido a “esos sectores populares que hoy articulan la nueva izquierda española que sean honestos” y se unan a la izquierda abertzale en la construcción de un Estado vasco independiente.

“En España es imposible la democratización. Abramos un nuevo frente independentista al Estado cuanto antes”

Los argumentos de Artur Mas

Otegi ha utilizado en su discurso la crisis institucional surgida a causa de ls incesantes casos de corrupción que asuelan la vida pública en España para hacer el caldo gordo con sus exigencias de independencia: “No sólo los pueblos tienen derecho a la autodeterminación, los pueblos también tienen derecho a vivir en un Estado decente“. Arrancando los aplausos de los suyos, no ha dudado en utilizar la misma argumentación que ha defendido el ex president de la Generalitat Artur Mas en los últimos años, que ha defendido siempre que “en una Cataluña independiente no habría corrupción”.

Y es que Otegi, con el movimiento abertzale hundido y sin ánimos, quiere aprovechar la fuerza del independentismo catalán y de Podemos para “poner en marcha un proceso independentista en Euskal Herria y abrir un nuevo frente al estado” en el País Vasco “cuanto antes”. Así, ha reclamado a “la nueva izquierda española” a sumarse para poner en marcha “procesos constituyentes en las naciones del Estado” cuando comprueben que en España “es imposible la democratización”.

“El camino es la independencia”

El acto estaba previsto para las 17.30 horas de este sábado. Pero su inicio se demoró por la masiva afluencia de simpatizantes independententistas, abertzales y proetarras al velódromo municipal de Anoeta. Eran 10.000 los que aguardaban dentro del recinto (además de 5.000 que se quedaron fuera) ondeando ikurriñas y banderas esteladas por la independencia catalana, además de pancartas en honor del etarra convicto al que homenajeaban.

Otras banderolas exigían la liberación de los presos de ETA y una enorme bandera vasca presidía el velódromo.

Tras un paseíllo de honor por el centro del pabellón, entre vítores y aplausos, Arnaldo Otegi, secuestrador etarra y ex dirigente de Batasuna, recién salido de la cárcel tras seis años y medio de condena por colaboración con banda armada, al tratar de reconstruir el partido político ilegalizado por ser parte de una organización terrorista, ha subido al escenario y comenzado su alocución.

“No nos pararán hasta la independencia… ¡ganaremos!”, ha gritado a sus seguidores. Jaleado por éstos, Otegi ha continuado su mitin, revitalizador de una lánguida izquierda abertzale después de que sus bases los abandonaran en las últimas elecciones municipales y generales, tras el surgimiento de Podemos en el País Vasco, “¡el mejor lehendakari es el pueblo!”.

Todo el acto ha estado presidido por la reivindicación de la “amnistía” para los presos terroristas, simbolizados en un enorme cartel con el número de Otegi en la cárcel, el 8719600510, en retorcido paralelismo al simbolismo del número de preso de Nelson Mandela. Nada que ver el líder que integro y reconcilió a la Sudáfrica posterior al Apartheid con este terrorista que insiste en sus arengas: “¡el único camino es la independencia!”.

Antes de dar comienzo al acto se ha parodiado sobre el proscenio al delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, quien había pedido a la Guardia Civil y a la Policía Nacional (no así a la Ertzaintza) la vigilancia sobre todos los actos de homenaje a Otegi, en previsión de que hubiera algún tipo de enaltecimiento del terrorismo o de humillación a las víctimas.

Este viernes, la televisión pública vasca emitió una entrevista con el ex dirigente de Batasuna. En ella, Otegi que sale de la cárcel siendo una “persona más humana” y, sin reconocer el daño causad ni pedir perdón, mucho más lejos aún de condenar el terrorismo, apunta a que “en conciencia”, cree que “la lucha armada debió terminar antes de lo que lo hizo”.

Últimas noticias