El juez archiva la pieza sobre Corinna y no la interrogará porque no hay delito

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha decidido cerrar la pieza separada número 5 del caso Tándem

Asuntos Internos entrega al juez una transcripción sesgada del diálogo entre Villarejo y Corinna según las cintas

  • Manuel Cerdán y Teresa Gómez

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha decidido cerrar la pieza separada número 5 del caso Tándem, denominada Carol, en la que se investigan las cintas de Corinna Sayn Wittgenstein grabadas subrepticiamente por el comisario jubilado José Manuel Villarejo, al entender que no existe el delito de cohecho en un supuesto encargo que, según los agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía (UAI), había realizado la princesa alemana al comisario. El instructor aclara que no existe este presunto hecho delictivo porque el comisario no se encontraba en activo en dicha fecha.

El magistrado imputó a la amiga íntima del Rey Emérito Juan Carlos, al empresario Juan Villalonga que acompañó a Villarejo en sus encuentros con la princesa alemana en Londres, y también a Villarejo y su socio Rafael Redondo tras recibir nuevos informes de los investigadores sobre un segundo encuentro mantenido en octubre de 2016.

Las grabaciones, que han permanecido en un cajón durante casi tres años, fueron aportadas por la Policía al Juzgado el 31 de enero de 2019. Los archivos denominados ‘Corin 16.10.7’ y ‘16.10.7-a’, que corresponden a las grabaciones en el domicilio de Corinna y en el restaurante londinense Santini provocaron la reapertura de la pieza después de que OKDIARIO las publicara.

Corinna Sayn-Wittgenstein

Sin embargo, una vez examinada la información que la Policía facilitó al magistrado y una vez comparada con la transcripción de la cinta se puede deducir que los agentes de la UAI no mostraron ningún respeto por la literalidad de los diálogos. «De la conversación mantenida entre Villarejo y la señora Larsen podemos destacar como que ésta le expone a aquel sus inquietudes respecto a una asistenta personal española, quien pudiera estar filtrando información referente a su vida privada. Villarejo le recomienda a Corinna chequear las llamadas y mensajes de la asistenta para saber con quién habla o a quién escribe, pidiéndole que le facilite su número de teléfono en España y afirmando que él se encarga de chequearlo en España, a lo que Corinna responde que perfecto, que eso es ‘muy importante’».

Pero la conversación, a la que tuvo acceso este periódico, presenta otros matices que no son recogidos por los transcriptores de la Policía. Sobre todo, el motivo por el que Corinna se preocupa por los contactos de su criada. Está preocupada por los contactos que ha mantenido Noelia Muñoz con Vicente García Mochales, el jefe de Seguridad del Rey Emérito, y con el propio Juan Carlos I. Para Corinna su trabajadora hace de espía de Mochales y de Juan Carlos I. Esta cuidadora trabajó para la princesa alemana durante más de 12 años. Ella fue la que se encargó del cuidado de su hijo Alexander cuando sólo tenía tres años y llegó a mantener una buena relación con Juan Carlos I hasta el punto de que la invitó a comer en Madrid.

En lo que sí acertaron los agentes en su informe es en la insistencia de Villarejo en ofrecerle a la princesa alemana sus servicios, pero ella en ningún momento de la conversación admite unas pautas contractuales. Las ofertas del ex comisario se mueven más en el campo de los favores.

No hay delito

El juez expresó en el auto por el cual decretó la reapertura de la pieza que se había producido «un posible encargo efectuado por Corinna a un funcionario en activo», pero cuando Villarejo trata con Corinna el asunto de su asistenta, el 7 de octubre de 2016, llevaba ya retirado del Cuerpo Nacional de Policía desde hacía tres meses. En la propia grabación queda acreditada tal condición de jubilado. Villarejo le dice a Corinna: «Me he retirado de la Policía pero sigo asesorando al Ministerio».

El ex comisario no le miente porque sigue ayudando a sus ex compañeros del Cuerpo Nacional de Policía, pero desde su despacho de la empresa Cenyt. Sobre todo, coopera con ellos en asuntos relacionados con el yihadismo, del que conserva varias fuentes, y en casos relacionados con la corrupción política, pero Villarejo exagera cuando utiliza la categoría de asesor del Ministerio.

Por este motivo, el magistrado ha dictado ahora el archivo, en línea con la Fiscalía Anticorrupción, de la pieza separada número 5 al entender que no existe el delito de cohecho. La reapertura de esta pieza tuvo lugar en julio a partir de los informes sesgados presentados por la Unidad de Asuntos Internos. La pieza Carol se encontraba sobreseída desde finales de 2018 por decisión del entonces juez de refuerzo de García-Castellón, Diego De Egea.

De esta manera, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional no tendrá que viajar a Londres para interrogar a Corinna. Una declaración que se había pospuesto ‘sine die’ debido a la saturación de los Juzgados londinenses provocada por la pandemia mundial del SARS-cOV-2.

El magistrado había emitido una Orden de Investigación Europea (OEI) para interrogar a Corinna en un tribunal en lugar de realizarse en la embajada de España en el Reino Unido con el objetivo de respetar los derechos fundamentales de la amiga íntima del Emérito. Asimismo, el instructor también había solicitado ser exonerado del aislamiento de 14 días impuesto por este país a los ciudadanos extranjeros para poder tomar declaración en persona a la amiga del Rey.

Lo último en España

Últimas noticias